Según la web Eurovision-spain.com Soraya confiesa ahora "la tortura que sufrió" en Eurovisión

La cantante denuncia que "TVE me quitó a mi coreógrafa y a mis bailarines"

El certamen de Eurovisión es, un año más, centro de polémica. Tras la representación de Rodolfo Chiquilicuatre hace dos años y la polémica candidatura de esta edición personalizada en Karmele Marchante (artísticamente autodenominada "Popstar Queen"), la actuación de 2009 sigue dando que hablar.

Soraya Arnelas, la última representante española, ha realizado unas duras declaraciones recogidas por la web oficial de Eurovisión en España.

Soraya fue la invitada estrella hace unos días en el XVIII Congreso de la Asociación Cultural de Eurovisivos de España (AEV), que se celebró en Alcalá de Henares. La artista, nombrada socia de honor, se sinceró y relató con todo lujo de detalles la historia de su paso por el festival de Moscú.

"Voy a ser muy franca y clara con lo que voy a contar. Ni voy a exagerar ni me voy a quedar corta. Le guste o le pese a quien quiera". Esta fue la declaración de intenciones que Soraya hizo ante los congresistas momentos antes de iniciar su relato.

"Ya me habían planteado antes presentarme y dije no"

Soraya se remontó a cuando cayó en sus manos la maqueta de "La noche es para mí" y el empujón que muchos eurofans le dieron para presentarse a la preselección de TVE. "Cuando me presentaron la maqueta de La noche es para mí, veía el tema muy eurovisivo."

"Antes incluso que yo, hubo mucha gente que apostó por esa canción. Para mí fue una sorpresa y me ayudó muchísimo a dar el paso. Si no hubiera sido por esos eurofans que hicieron campaña en Internet, no me hubiera presentado. Y no me arrepiento. Ya me lo plantearon otros años y dije que no".

La eurovisiva recordó la final de la preselección española en el Teatro del Poble Nou. "Aquella noche fui la persona más feliz del mundo. Le dije al equipo de TVE que iba a trabajar, que iba a hacer una gran promoción y la gente de mi discográfica estaban muy contentos. Pedí una gira y una promoción por Europa. Era algo que teníamos que hacer".

"TVE me quitó a mi coreógrafa y me impuso otra"

"Al día siguiente -continuó Soraya- cuando hicimos la primera reunión, me quitan a mi coreógrafa y me imponen a otra que yo no quería, porque no la conocía y no sabía de su carrera. Puede ser una gran profesional pero yo quería que para el sueño de Eurovisión estuviera Miriam Benedited, mi coreógrafa de cinco años, que me preparó las coreografías de la semifinal y la final.

No sólo me quitan a mi coreógrafa sino también a mis bailarines, ya que yo avisé que quería ir con bailarines masculinos. Me fueron quitando cosas".

"Si yo hubiese tenido la capacidad de hacer lo que quisiera, hubiera ido con Miriam Benedited y los bailarines, porque se merecían estar en Moscú, se lo habían currado. Si TVE me quita a mis bailarines y coreógrafa, me tengo que adaptar", insistió Soraya".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba