Polémica El Supremo rechaza suspender el debate Zapatero-Rajoy

Solicitado por IU, PNV y CiU, que alegaron vulneración de pluralidad

La Sección Séptima de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha rechazado suspender el debate previsto para esta noche entre los candidatos a la presidencia del Gobierno por el PSOE y el PP, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, tal y como le fue solicitado a primera tarde por IU, PNV y CiU, que alegaron vulneración de los principios de pluralidad y neutralidad en los medios de comunicación.

La suspensión del cara a cara fue solicitada a la Sala Tercera del Supremo al filo de las dos y media de esta tarde, como medida cautelar previa al recurso-contencioso administrativo que los tres partidos políticos citados tiene previsto interponer tras la desestimación de sus anteriores recursos ante la Junta Electoral Central.

En el escrito remitido hoy al alto tribunal, los abogados Ricardo Sanz Cebrián y Enrique López Cáceres solicitaban además que todos los espacios televisivos que promocionan este debate y el ya celebrado el pasado lunes, así como los tiempos de tertulia y análisis derivados del cara a cara "se computen como tiempos de información electoral de las formaciones que se benefician, PSOE y PP".

Subir "el nivel plurilateral" 

Para el caso de que no se suspendiera el debate, como ha ocurrido, los recurrentes solicitaban la presencia de Rodríguez Zapatero, Rajoy y de los respectivos candidatos a presidente de Gobierno en el segundo debate 'plurilateral' que se emitirá en Televisión Española el próximo miércoles, día 5.

El alto tribunal también ha rechazado estas dos últimas pretensiones, en un auto firmado por el presidente de la Sala de lo Contencioso, Ramón Trillo, el presidente de la Sección Séptima, Juan José Gonzalez Rivas, y el magistrado Pablo Lucas, que ha sido el ponente de la resolución.

El recurso de IU, CiU y PNV argumentaba que la no aplicación de las medidas cautelares solicitadas podría redundar en una pérdida de las garantías de pluralismo político y neutralidad informativa ante las Elecciones del próximo domingo, a lo que se sumaría la pérdida de toda efectividad del recurso contencioso-administrativo que se interpondrá en los próximos días contra las decisiones de la Junta Electoral Central. Añadía que dicha Junta no ha comunicado a los tres partidos acuerdo alguno en relación con sus recursos contra el debate Zapatero-Rajoy.

La suspensión del cara a cara no hubiera supuesto ninguna perturbación grave de los intereses generales, ni siquiera de los del PSOE y el PP, según esta parte, que destacaba en su recurso que las citadas formaciones "ya se han visto sobradamente beneficiadas, con grave discriminación de reto de las fuerzas políticas que concurren a estas elecciones generales, con la celebración del anterior debate a dos, y su promoción directa e indirecta, previa y posterior a su celebración".

No basta, entiende IU, CiU y PNV, con las 'medidas compensatorias' como la celebración de un debate entre las fuerzas políticas con representación parlamentaria, "sino garantizar que se emite de forma que se compense de forma real y efectiva el desequilibrio producido por la celebración de los debates bilaterales y excluyentes".

Para ello, reclaman que el resto de fuerzas políticas puedan expresar su opinión "en un formato similar de debate o entrevista, y en la misma franja horaria, de forma que se preserven los principios de pluralismo y neutralidad que establece tanto la normativa electoral como las reiteradas decisiones de esta Junta Electoral Central, y se evite toda desigualad irrazonable y arbitraria".

Zapatero abre hoy el segundo cara a cara con Rajoy

Todo vuelve a estar preparado para el debate entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy que tendrá lugar hoy a las 22.00 horas organizado por la Academia de Televisión y que tendrá como una de las escasas novedades la presencia de una moderadora distinta, la periodista Olga Viza, que toma el relevo de Manuel Campo Vidal.

Esta vez, será el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno quien abra el debate, puesto que en la primera edición lo hizo el candidato del PP. También Zapatero será el primero en llegar al Pabellón Municipal Juan Carlos I, sede de esta segunda edición y donde ayer tuvoá lugar un ensayo general para que todo quede previsto antes del directo de hoy.

El presidente de la Academia, Campo Vidal, aseguró el sábado que ni el PSOE ni el PP les han trasladado "imposiciones" para la emisión y que tras el primer programa, el pasado lunes día 25 de febrero, ambos partidos han confirmado su confianza en la institución televisiva.

"No hay nuevas imposiciones y quiero decir que no había tales imposiciones antes. Es verdad que los asesores desarrollaron un documento largo, pero no me parece relevante, no es determinante la altura de la mesa o de las sillas", manifestó el periodista, que llegó a dar su "palabra de honor" de que esto es así.

Pese a esta buena relación con los partidos políticos, estos volverán a tener hoy a una persona en la unidad móvil desde la que se realizará el debate, un representante que estará en contacto con el equipo de su candidato por si considerasen necesario dar alguna indicación sobre planos o tiempos.

Fernando Navarrete, codirector de los debates, aseguraba esta semana en una entrevista concedida a Europa Press que ambos emisarios pasaron desapercibidos para los realizadores en el primer debate y que no se escuchó de ellos "ni una palabra".

También se ha mantenido la condición de que el número máximo de personas que acompañarán a cada candidato no pase de seis. No se ha confirmado por quién optará el candidato del PP, mientras que fuentes socialistas sí aseguraron que Rodríguez Zapatero se rodeará del mismo grupo: el secretario de Organización y coordinador de campaña, José Blanco; su jefe de gabinete, José Enrique Serrano; el director de comunicación del PSOE, Carlos Hernández; el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda; el director del Departamento de Asuntos Institucionales de su gabinete, José Miguel Vidal, y la directora general de Coordinación Informativa de Moncloa, Angélica Rubio.

Nueva moderadora

No habrá cambios, por tanto, en la realización, como no los ha habido en el escenario gris plata y blanco, ni en el contenido del programa. Zapatero y Rajoy tendrán una intervención inicial respectiva de tres minutos, a las que les seguirán cinco bloques de temas con tres turnos de intervención de dos minutos cada uno y un minuto adicional de resumen. Los asuntos volverán a ser los mismos: economía y empleo, política social, política exterior y terrorismo, política institucional y retos de futuro. Para concluir, sendas intervenciones de otros tres minutos.

La misma mesa, aunque con varios cronómetros más en el centro para facilitar que los candidatos supervisen la cuenta atrás; las mismas sillas fijas, el mismo decorado de fondo, desmontado de IFEMA el mismo lunes del primer debate e instalado en el Pabellón Juan Carlos I. Sólo cambiará el periodista que moderará el encuentro: Olga Viza, relevo de Manuel Campo Vidal.

"Les espero más relajados, dentro de la enorme tensión que tendrán seguro, pero no sé cómo se va a traducir eso", explicaba el sábado la periodista sentada en la mesa donde tendrá lugar el debate. "He participado en retransmisiones de enorme expectación --agregó, en referencia por ejemplo a la apertura de los Juegos Olímpicos--, pero esto no tiene nada que ver".

Otro capítulo nuevo en la emisión de hoy será la señal que la Academia va a preparar específicamente para personas sordas, una emisión en la que aparecerán en segundo término los candidatos para que sean protagonistas los intérpretes de la lengua de signos, elegidos del Congreso de los Diputados por estar habituados al lenguaje y debate políticos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba