Entrevista Susanna Griso: "Al final hemos hincado el diente a la mañana"

Hablamos con la periodista, que ha cumplido dos años con su "Espejo"

Susanna Griso celebra hoy el segundo aniversario de "Espejo público", el magacín de Antena 3 que ha conseguido hacerse un hueco en la complicada franja matinal y plantar cara al "Programa de Ana Rosa" en Telecinco, con el que ya se reparte el liderazgo.

La periodista catalana hace balance con Vertele.com de los 400 programas de "Espejo público" que ya ha sobrepasado y analiza su trayectoria en la cadena de Planeta, a la que se incorporó hace ahora una década como presentadora de Informativos.

¿Imagina que hace dos años le hubieran dicho que iba a cumplir 400 programas de “Espejo público”?

No, porque entonces hubiera dado el salto a este programa de manera mucho más decidida a como lo hice. Era un riesgo que asumí, todo el mundo me lo decía aunque yo le quitaba importancia. En ese momento yo era líder en el informativo de las 15 horas y hubo muchas personas que consideraron que no era lógico arriesgar tanto.

¿Poca gente le daba mucho tiempo en “Espejo público”?

Desde periodistas a mis propios compañeros. Nadie era muy optimista (risas).

Pero quien no arriesga no gana, ¿no?

Efectivamente. Yo me obligo a no acomodarme en un mismo sitio. Además, es cierto que era un reto atractivo, se trataba de un informativo que me permitía abordar muchos más géneros, como el debate, la entrevista, el análisis… Era algo nuevo.

De todas formas, “Espejo público” es uno de esos ejemplos que demuestran que un programa necesita asentarse en el tiempo…

Eso se lo tengo que agradecer a Mikel Lejarza, que insistió en que quería un programa así a primera hora de la mañana. Pensé que por ese motivo tendrían paciencia y creo que esa es la clave del éxito para muchos programas. Más si se tiene en cuenta que las mañanas estaban muy repartidas y era difícil hincar el diente.

Y vaya si lo ha hincado… muchos días es la líder de las mañanas…

(Risas) La verdad es que sí. Era difícil hincar el diente pero al final nos hemos llevado un buen pastel.

¿Cómo valora los buenos datos de audiencia?

La audiencia que estamos teniendo me permite vivir un momento dulce por la estabilidad profesional que nos da a todo el quipo. Nos permite trabajar con un margen de actuación amplio y eso es un lujo en televisión. Hacemos el programa que queremos.

¿Qué secciones son las que más audiencia tienen?

Tienen mucho interés los temas sociales, relacionados con los jóvenes, los niños, las familias…

¿Cuál cree que es la clave del éxito de “Espejo público”?

En el programa no renunciamos a tratar ningún tema. Hemos hablado mucho de economía, porque ahora se demanda eso. Antes era menos digerible que ahora. Yo me suelo guiar mucho de los mensajes que nos manda el público para medir sus gustos. Además, también tratamos otros temas más relajados. La clave está en el equilibrio.

¿Cuáles son las líneas que distinguen a su programa de otros?

“Espejo público” es un programa variado, equilibrado y también frenético, que está muy pegado a la actualidad. Queremos ser muy ambiciosos y hemos demostrados que ante cualquier gran noticia sabemos improvisar, romper la escaleta y hacer casi un programa nuevo.

También cuenta con un plantel de colaboradores muy extenso…

Es otra de las claves del éxito, porque son muy representativos. Tenemos a lo mejor de cada casa.

El comienzo de esta temporada estaba marcado por el morbo que despertaba su enfrentamiento en términos de audiencia con María Teresa Campos, ¿cómo valora estos tres meses?

Lo que había era, precisamente, eso, morbo e interés informativo. Lo que más me gusta de esto es que las cadenas hayan descubierto las mañanas y apuesten fuerte por esta franja.

Y usted ha salido victoriosa de esa competencia…

Es verdad que nos está yendo muy bien. Cada mes que pasa hemos aumentado la audiencia de nuestro programa, y esto es gracias a que hay gente muy buena trabajando detrás de las cámaras. Estoy muy satisfecha, aunque pienso que hay que ser bastante humilde.

¿Ya se puede decir esa frase tan mítica de que usted es la “reina de las mañanas”?

(Risas) Es que a mí no me gusta nada ese concepto porque va asociado a un determinado público. El nuestro es muy heterogéneo, tenemos espectadores de todos sexos y edades.

“El programa de Ana Rosa” es otro de sus rivales más directos, ¿qué cree que les diferencia?

Nuestra apuesta es puramente informativa aunque tengamos apartados para otros espacios de entretenimiento. No damos cabida a los concursantes de realities, etc.

Además de buena audiencia, han conseguido escapar a las bromas de programas como “Sé lo que hicisteis”…

Les envío un beso públicamente a Patricia Conde y Ángel Martín, porque es verdad que nos tratan muy bien.

¿Cómo lo consigue?

(Risas) No lo sé, pero es que es cierto que “Espejo público” nació con mucho respeto y apoyo por parte de los medios de comunicación. Creo que es el reconocimiento al trabajo duro. Podíamos haber optado por atajos, pero no, siempre hemos seguido una misma línea de actuación hasta llegar aquí.

EL TEST DE VERTELE

Un programa o serie de televisión que le guste:

Los informativos de Antena 3, “Sé lo que hicisteis” –que no me deja echarme la siesta-, y series como “El Internado”, aunque las suelo ver grabadas, porque a las horas que se emiten yo ya estoy durmiendo.

Un programa o serie de televisión que no le guste:

No suelo ver realities. Sólo vi la primera edición de “Gran Hermano” y reconozco que el éxito del programa se debe a Mercedes Milá, que es una auténtica maestra de ceremonias.

Algo que no haría en televisión:

Creo que no podría presentar un concurso, es un género que no sigo mucho. Y no todo el mundo vale para todo.

Algún trabajo de televisión del que guarde especial recuerdo:

Las retransmisiones especiales que presenté con Matías Prats, como las elecciones generales, etc.

¿Tiene manías antes de rodar?

No sé si es una manía o una mala costumbre, pero siempre apuro demasiado antes de empezar. A falta de 30 segundos, sigo haciendo cosas, y eso desquicia a mi equipo.

Un presentador/a al que admire:

Matías Prats, Roberto Arce –que son mis ex parejas de informativos- y Olga Viza.

Un directivo de televisión que haya marcado un punto de inflexión en su carrera:

Mikel Lejarza, que fue quien me propuso presentar “Espejo público” y Ernesto Sáenz de Buruaga, que me trajo de Barcelona para presentar los informativos de Antena 3.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba