Entrevista Susanna Griso: "Al principio no me creí lo de la Campos"

La presentadora de Antena 3 nos cuenta cómo ve la guerra matinal

 Susanna Griso cumplirá en diciembre dos años al frente de “Espejo público”, el magacín informativo que Antena 3 emite de lunes a viernes a las 09:00 horas.

La periodista estrenó este lunes la tercera temporada del programa, que en esta ocasión se medirá contra una competencia que se ha reforzado, ya que ahora tiene como rivales a María Teresa Campos y Ana Rosa Quintana en Telecinco; y a  Pepa Bueno en La 1.

“La competencia nos hace mejores a todos”, asegura la periodista catalana a Vertele.com ante el nuevo panorama de las mañanas. 

TITULARES DE SUSANNA GRISO

- “En televisión no te puedes acomodar”

- “Pensé que lo de Mª Teresa Campos sólo era un rumor de verano”

- “Me sorprende que seamos tantas personas en las mañanas”

- “Las cadenas se juegan en la mañana el prestigio más que la audiencia”

- “Un programa diario funciona si le das tiempo”

- “Cuando llegué a ‘Espejo’, la mañana era la franja maldita de Antena 3”

- “Aún no me he acostumbrado a levantarme a las 5 de la mañana”

- “A veces me veo en ‘Sé lo que hicisteis’ y me llevo las manos a la cabeza”

Comienza una nueva temporada con más competencia, ¿cómo la afronta?

Lo veo con respeto. En televisión no te puedes acomodar, porque siempre se producen cambios, aunque eso siempre es bueno para todos.

¿Qué pensó cuando le dijeron que iba a competir contra María Teresa Campos?

Me lo comunicó un amigo y no le di mucha importancia porque pensaba que era un simple rumor de verano. Al rato, estando en la playa, tenía diez mensajes diciéndome lo mismo. En ese momento ya pensé que era verdad. Me sorprendió.

¿Conocía anteriormente a María Teresa Campos?

Había hablado alguna vez con ella y me consta que le apetecía hacer un programa informativo, y me parece bien. Pienso que para ella también es la posibilidad de hacer algo distinto, aunque tiene ya mucha experiencia en tertulias políticas.

Coincidimos en los premios de la ATV que se celebraron en Sevilla el año pasado y me decía que era muy duro levantarse todas las mañanas y desayunar con las audiencias. En este tiempo me he acordado mucho de sus palabras, porque el examen diario es realmente duro. En las mañanas hay poca audiencia y es curioso que estemos tantas personas repartiéndonos un pastel tan pequeño.

¿Cree que su programa ha revitalizado esa franja y ha influido para que el resto de cadenas entren a competir en ella?

Teniendo en cuenta los movimientos de todas las televisiones, creo que a esas horas las cadenas se juegan el prestigio y su orgullo de ser líderes más que la audiencia, porque el dato de esa franja no influye tanto en la media diaria.

Su llegada a “Espejo público” hace casi dos años fue un revulsivo para ese horario en Antena 3

Yo llegué en un momento complicado porque todos decían que la mañana para Antena 3 era la franja maldita. El hecho de que el programa funcione me gusta porque nos ha dado energías a todos y nos permite pensar que no hay horas gafes y que todo es posible. Además, cuando a los productos les das tiempo –y eso sí que se lo agradezco a Antena 3- los programas diarios pueden funcionar.

Lo cierto es que casi nadie daba un duro por un magacín tan informativo…

Mikel Lejarza tuvo claro que Antena 3 tenía que tener ventana abierta a la información a esas horas y a mí me convenció de esa forma. Me decía que el programa tenía que perdurar al margen del director o la presentadora. Yo pensé que en ese momento iba a abrir un hueco, pero no sabía si al cabo de un año yo iba a seguir ahí o no. En realidad, yo estaba muy bien, era líder con el informativo de las 3 de la tarde, pero quise dar el paso porque vi que la cadena confiaba mucho en el proyecto.

Ahora cumple diez años en la cadena, ¿se siente orgullosa de la trayectoria que ha seguido en ella?

Me siento muy feliz. Estos diez años han sido muy intensos, he estado en tres ediciones de informativos y he podido narrar todos los acontecimientos de la última década.

¿Se acuerda de Ernesto Sáenz de Buruaga, responsable de su llegada a Antena 3?

Sí, porque además en esta profesión hay que ser agradecido. Él apostó por mí cuando fichó por Antena 3 para dirigir los informativos.

Después de año y medio, ¿se ha acostumbrado ya a madrugar a las 5 de la mañana?

No, porque eso nunca se lleva bien (risas). Aún no he encontrado la fórmula y me resulta muy duro. Intento ser muy rutinaria y exigente con las horas. A las 10 de la noche me meto en la cama, pero a veces es imposible.

En ese caso, imaginamos que lleva el mismo horario que sus hijos…

A veces estoy en la cama y mis hijos están aún despiertos, lo cual es muy deprimente (risas).

En verano, suponemos, aprovechará para descansar…

Sí, claro, en verano he intentado dormir. He viajado a Japón y me ha servido para distanciarme de todo. Además, procuro no ver nada de televisión en verano, porque cuando estaba en informativos seguía las noticias de Antena 3 y era como mirar la oficina desde casa (risas). Necesitaba distanciarme y ahora procuro hacer lo mismo, aunque sigo atenta a la prensa.

¿Cree que su programa anima a la gente a madrugar más para seguir las noticias de la mañaña?

No lo sé, pero sí me encuentro con personas que solían escuchar la radio por las mañanas y que han cambiado sus hábitos. Muchas personas nos escuchan, y cuando algo les interesa mucho se sientan a vernos.

En este tiempo le hemos visto hacer en su programa alguna “locura” que no habría sido posible si siguiera presentando informativos, ¿hay algo que no haría?

(Risas) Es cierto que he hecho muchas locuras, pero la culpa la tiene Ramón, que me coge dormida por las mañanas y me engaña y luego me veo en “Sé lo que hicisteis” y me llevo las manos a la cabeza (risas).

¿Ha habido algún día de emisión que recuerde especialmente?

Los programas más duros son los más satisfactorios. Los días en que hemos roto la escaleta son los que más agradezco porque es cuando te sientes periodista. Me incorporé a trabajar el miércoles coincidiendo con el accidente de avión de Barajas y estaba deseando ponerme frente a las cámaras para relatarlo, y estuve haciendo dos programas especiales.

En “Espejo” abordan temas muy diversos, ¿en cuáles se siente más cómoda?

Yo me siento muy bien en la parte política del programa, porque me gusta esa información, pero agradezco en un programa tan largo esa otra parte donde hablamos de la crónica rosa, que no es que me interese menos, sino que la desconozco más y actúo un poco como oyente.

De hecho, a mucha gente le sorprendió en su momento verla hablar de noticias del corazón con periodistas como Jesús Mariñas…

Es verdad que somos periodistas muy distintos, pero hay algo que me ha gustado mucho de él, y es que en lo suyo es un buen profesional, porque se trabaja muy bien los temas que trae.

¿Cuál es su gran reto para esta temporada?

Traer a Zapatero es una asignatura pendiente que tenemos. A ver si se deja el Presidente. Es un llamamiento que hago aprovechando esta entrevista (risas).

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba