Primera entrega Todo sobre la TDT: esa gran desconocida

Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la televisión digital terrestre

Comenzamos por las preguntas más generales que suelen plantearse sobre la TDT. En próximas entregas abordaremos cuestiones más concretas. Si tiene alguna duda, formúlela en el cuestionario de opiniones y Vertele tratará de resolverla.

¿Qué es la TDT (Televisión Digital Terrestre)?

Una nueva forma de emisión que utiliza la misma red de repetidores de televisión actuales, pero que difunden la señal en formato digital en lugar de analógico. La tecnología digital permite una optimización del uso del espectro radioeléctrico. Es el mismo sistema que utilizaba la desaparecida plataforma QuieroTV.

¿En qué se diferencia de la TV digital por satélite o por cable?

La TDT se transmite de la misma manera que la televisión analógica convencional, es decir, mediante ondas electromagnéticas terrestres, y es recibida a través de las antenas convencionales, mientras que la televisión digital vía satélite o por cable utilizan antenas parabólicas o cables.

¿Cuándo llegará a España?

La TDT ya se emite de forma conjunta a la analógica desde el año 2002, pero dentro de 6 años toda la televisión será digital, según el polémico plan aprobado por el Gobierno en febrero (y rechazado por las cadenas privadas de televisión), que adelanta a 2010 el “apagón analógico” para las TV nacionales y a 2008 para las locales.

¿Qué se puede ver ya?

Desde el pasado 1 de enero, las cadenas autonómicas están obligadas a emitir en digital la misma programación que en analógico, sumándose así a La Primera, La 2, Antena 3, Telecinco y Canal+, además de las dos concesiones de emisión exclusiva digital (Net TV y Veo TV) y algunos canales autonómicos que emiten también exclusivamente en formato digital.

¿Hay que cambiar la antena?

Si es una vivienda unifamiliar es muy probable que no necesite realizar ningún tipo de modificación en la antena de su casa, ya que la señal llegará con potencia suficiente a la televisión. Si se trata de una antena colectiva, desde el año 1998 todos los edificios de nueva construcción están obligados por ley a instalar los amplificadores y el equipo necesario para captar la emisión de televisión digital. Muchos edificios que se construyeron antes de esa fecha están también preparados, ya que actualizaron hace años la antena para captar la emisión de QuieroTV. Pero si no fuera así, el instalador tendrá que colocar en la antena un pequeño amplificador, que cuesta entre 50 y 60 euros para cada edificio.

¿Cuánto me costará la TDT?

Hasta la fecha, sólo los televisores de más alta gama incluyen entre sus prestaciones el sintonizador de TDT incorporado, imprescindible para poder sintonizar las emisiones en esta tecnología que ofrecen tanto los canales públicos y privados analógicos, como las privadas Net y Veo TV. Por este motivo, el sintonizador externo es imprescindible para que estos nuevos canales puedan ser recibidos con un televisor convencional. Estos aparatos cuestan entre 80 y 200 euros, están disponibles en muchos establecimientos y grandes superficies, y son compatibles con cualquier televisor.

El coste medio por hogar para cambiar a la televisión digital, incluyendo cambios en la antena, el sintonizador y cualquier otro extra se sitúa, según Asimelec, entre los 200 y 300 euros, dependiendo del número de vecinos en la comunidad y del sintonizador escogido.

¿Qué ventajas aporta la TDT?

- Más calidad de imagen y sonido, ya que la señal en formato digital no se degrada al alejarse de la estación de emisión y no sufre interferencias. En las zonas en las que la señal de televisión llega de forma débil las imágenes se ven igual de bien que en las áreas con mejor cobertura. La resolución de las imágenes y la calidad del sonido es la misma que la de un DVD comercial —sistema de compresión MPEG-2 para el vídeo y sonido multicanal y envolvente—.

- La TV se convierte en un home cinema. Una película emitida a través de TDT se puede escuchar en estéreo, en versión original con subtítulos o dobladas a cualquier idioma y a través de un conjunto de cinco altavoces. En concreto, algunos canales se podrán preparar para transmitir en formato “16:9” en lugar de formato “4:3”, aproximándose al formato empleado en las proyecciones cinematográficas.

- Más canales y programación más diversificada. El mejor aprovechamiento del espectro lleva implícita la posibilidad de incrementar el número de programas y una disminución de los costes de distribución, ya que con las actuales técnicas de comprensión digital se puede difundir varios programas de televisión sobre el mismo canal de 8Mh.

- Servicios interactivos. Con la ayuda de otras infraestructuras de telecomunicación, como los canales de retorno (cable, red de telefonía básica, redes de telefonía móvil, redes xDSL…) la TDT permite además la interactividad plena del usuario o televidente, abriendo así una amplia gama de posibilidades: servicios de TV interactiva, servicios de datos, pago por visión, publicidad interactiva, web TV, webcasting…

- Adiós al vídeo doméstico. Las señales de vídeo y audio podrán además ser grabadas en formato digital por los usuarios, que dispondrán para ello de nuevos equipos (como el DVD-grabador, o el PVR —Personal Video Recorder—, un disco duro en el que se almacenarán los programas digitales de forma similar a como se guarda un fichero en un PC). Estos equipos ofrecerán prestaciones superiores a la de los actuales aparatos de vídeo doméstico, en especial en lo que respecta a la sencillez de uso y la capacidad de acceder a la información grabada.

- Disminuyen los costes de distribución. Aunque al principio los operadores tengan que asumir el coste de modernizar sus equipos, a la larga la transmisión con tecnología digital resulta menos costosa, ya que, entre otras razones, permite un uso más eficiente de la potencia de emisión de los transmisores. No obstante, la recepción de la televisión digital implicará una serie de costes, que habrán de ser sufragados por los usuarios y/o subvencionados por terceros, tales como los operadores de televisión digital.

- Recepción portátil y móvil de la señal de televisión. La TDT, a diferencia de la televisión digital por cable o por satélite, permite la recepción portátil y móvil. La recepción portátil implica que la señal puede ser recibida directamente por un aparato de televisión con una simple antena telescópica, siempre que esté situado dentro de la zona de cobertura de servicio. La recepción móvil supone que la televisión no sólo puede ser recibida en cualquier lugar, sino incluso en
movimiento (como, por ejemplo, en un autobús o en un tren).

¿Qué servicios interactivos aportará?

Muchos. Algunos de estos nuevos servicios estarán asociados a las emisiones televisivas (por ejemplo, la posibilidad de participar telemáticamente en concursos o en encuestas televisivas, o de acceder a estadísticas de un partido de fútbol), y otros serán independientes de los programas de televisión, que convierten al televisor en una puerta de acceso a servicios de Internet (telebanca, telecompra, juegos interactivos, correo electrónico, información, etc.).

En el caso de la publicidad, por ejemplo, supone que los telespectadores podrán acceder a información complementaria sobre los productos o servicios publicitados que les resulten de interés, e incluso podrán proceder a su compra on-line. En los programas, se podrá, por ejemplo, votar en un concurso, o apostar sobre quién ganará un partido, o elegir el final de una serie de ficción.

¿Cuántos canales de TDT se recibirán?

La TDT permitirá multiplicar por cuatro la capacidad de emisión y cada operador tendrá dos canales de difusión de contenidos (en total la oferta puede llegar a estar conformada por 22 canales). Para el año 2010 se espera que haya más de una docena de canales disponibles a través de la TDT. Un estudio realizado por la Federación de Instaladores de Telecomunicaciones, Fenitel, asegura que una docena de canales serían una oferta atractiva para los consumidores.

¿La TDT será totalmente gratuita o de pago?

No habrá que pagar por recibir la señal digital ni por la inmensa mayoría de los canales que se reciban, incluidos los analógicos que se conocen actualmente y transformarán su señal a digital. Pero sí habrá contenidos concretos de pago, como películas de estreno y partidos de fútbol. Los sistemas de pago aún no están claros, pero es posible que se creen smart cards tarjetas inteligentes con las que adquirir un número determinado de contenidos.

* Elaboración propia con información de diversas fuentes como las cadenas, la revista Carta de Ajuste, El Mundo, El Correo, entre otras.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba