Opiniones La TDT es un "mal negocio" publicitario, según los expertos

Eduardo García Matilla, presidente de Corporación Multimedia, opina que es necesario alcanzar un parque de dos millones de descodificadores para que los anunciantes empiecen a ver rentabilidad

La nueva oferta multicanal en abierto a través de TDT va a ser inicialmente un mal negocio que los operadores, tanto analógicos como exclusivamente digitales, no podrán costear mediante la publicidad, fórmula natural de financiación de la televisión en abierto, según coinciden expertos en audiencias.

Asi, Eduardo García Matilla, presidente de Corporación Multimedia, opina que el modelo inicial tendrá poca repercusión en el mercado publicitario, "puesto que pocos acceden a la TDT, menos la ven, y menos aún engrosarán el 'share' de cada canal". Además, el mercado de la publicidad se enfrenta a un futuro inmediato muy complejo, derivado de dos nuevas cadenas en abierto (Cuatro y La Sexta), y el dinero no sobrará.

En su opinión, será necesario alcanzar un parque de dos millones de descodificadores, algo similar al número de abonados de Digital +, para que los anunciantes empiecen a ver rentable aparecer en TDT, auqnue no sería aconsejable programar grandres bloques publicitarios,

porque el efecto serían 'shares' residuales.

Según dijo a Europa Press García Matilla, no se espera que más allá del 15 por ciento del tiempo de consumo de televisión en los hogares con descodificador sea destinado a TDT, y además la guía electrónica de programación facilitará sintonizar el programa elegido a la hora exacta de su inicio, evitando asi la publicidad.

Por su parte, Eduardo Madinaveitia, director de Recursos Estratégicos de Zenith Media, se muestra escéptico sobre la posibilidad de que la TDT atraiga de momento publicidad debido a su baja penetración y la segmentación de la oferta.

SE ANTEPONE EL NEGOCIO ANALOGICO

Asimismo, Madinaveitia dijo a Europa Press que el progreso en audiencia de la TDT puede ser similar al que ocurrió con el lanzamiento de los canales temáticos a principios de los noventa, "que tardaron ocho o nueve años en tener una audiencia suficientemente relevante como para empezar a atraer publicidad".

Madinaveitia criticó que después de siete años de anunciar el apagón analógico para 2012 y de adelantar éste en dos años no se haya hecho realmente nada para incentivar la venta de descodificadores, en comparación con países como Reino Unido o Italia.

Además, afirmó que "la peor manera" de conseguir programación original que genere audiencia y, por tanto, publicidad, es dar los canales de TDT a los operadores ya existentes, "que por encima de todo seguirán apostando por sus ya seguros negocios analógicos".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba