Líder del sector TV Guide, sumida en crisis profunda, se vende por un dólar

Ha cambiado de dueños tras caer de 20 a 3 millones de ejemplares

TV Guide es una referencia imprescindible para todos los que se dedican al negocio de la televisión. Nacida en 1953 en Estados Unidos, tiene casi los mismos años que la televisión, y tuvo su momento de máximo esplendor en 1980 cuando contaba con una difusión de 20 millones de ejemplares convirtiéndose en una de las expresiones de la cultura americana. Era un poder fáctico, tan importante como las grandes networks norteamericanos.

Fue en el año 1988 cuando el magnate Rupert Murdoch y su grupo News Corporation decidieron comprarla por la friolera de 3 mil millones de dólares, para deshacerse de ella doce años más tarde, en el 2000, por más de 9 mil millones. A partir de ese momento, el declive no hizo más que empezar y profundizarse: la semana pasada cambió de manos por el precio de uno de sus ejemplares, un simple dólar.

El símbolo del declive de la industria editorial

Los problemas de TV Guide ejemplifican, mas que los de cualquier otra revista, los problemas que sufre la prensa escrita y, especialmente, la semanal. El comprador en esta ocasión ha sido un fondo de capital riesgo, OpenGate, que asume al mismo tiempo las deudas del grupo, alrededor de 100 millones de dólares, excluyendo la web www.TVGuide.com que no forma parte de la transacción. Aunque lo parezca, no es un precio barato. Más allá del dólar simbólico que ha pagado por la revista el nuevo propietario, éste asume una importante deuda, además de asumir la obligación de invertir para modernizar la publicación y reflotarla.

OpenGate, que no es propietario de ninguna otra revista, asegura que esperan rentabilizar pronto su compra. Están dispuestos a crear una nueva página web y a adquirir otras revistas dedicadas al mundo de la televisión, ocio e industria audiovisual.

Mientras tanto, la cruda realidad es que TV Guide vendía 20 millones de ejemplares en 1980 y que su difusión actual se ha reducido a 3.2 millones de revistas. Además la facturación publicitaria ha golpeado las arcas de la publicación de forma considerable, reduciéndose semana a semana. TV Guide ahora ya no es un elemento imprescindible para estar al día del mundo de la televisión. Centenares de páginas web y decenas de guías de programación interactivas le hacen la competencia más feroz.

En estos últimos años TV Guide lo ha intentado todo para superar los graves problemas financieros que la han paralizado, pero ha tenido que enfrentarse, con escaso éxito, a la creciente competencia de internet, con información gratis y actualizada de forma permanente, y a la costumbre de las cadenas de cable de ofrecer su propia programación en pantalla, como servicio añadido a la suscripción.

Nueva web para TV Guide

La web de TV Guide ha quedado al margen de esta operación de compra-venta, pero los nuevos propietarios piensan crear una nueva página web que saldrá a principios del próximo año sin ofrecer programación de televisión. Planean incorporar blogs, chats y todo tipo de material complementario.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba