Moda y televisión Moda y TV: Sarah Jessica Parker cambia el armario de 'Sexo en NY' por el de 'Divorce'

Moda y TV: Sarah Jessica Parker cambia el armario de 'Sexo en NY' por el de 'Divorce'
Moda y TV: Sarah Jessica Parker cambia el armario de 'Sexo en NY' por el de 'Divorce'

La actriz "se ha convertido en una referencia de imagen en el mundo de la moda" y nuestra experta hace un detallado análisis de su estilo en la nueva ficción de HBO. La "apuesta por el vintage", los "iconos como Katharine Hepburn y Charlotte Rampling" y la "liberación femenina de los seventies"

Por Esperanza García Claver

El auge de las series de televisión, y el creciente interés por sus personajes, sus vidas y su estilo de vida, es indiscutible. Por ello, desde Vertele estrenamos una sección de Moda y Televisión de la mano de Esperanza García Claver. La autora es historiadora del arte y de la moda, y nos acompañará de la mano por los detalles estilísticos más interesantes de las ficciones actuales.

Arrancamos hablando de 'Divorce', la nueva serie de Sarah Jessica Parker en HBO que ya se puede ver desde vodafone.es/hbo-espana, y que narra las desavenencias de una pareja durante su largo e interminable divorcio.

Trailer:

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Si hay algo por lo que me gusta 'Divorce' es por lo claro que expone uno de los conflictos más temidos en una relación, el desamor, sin ningún tipo de tapujos ni distracciones, pero con un toque tragicómico que consigue que la serie tenga mucho ritmo. Si además el papel protagonista femenino lo interpreta Sarah Jessica Parker entonces el motivo para engancharte a la historia es ineludible, sobre todo para los seguidores de la actriz.

El esperado retorno de Miss Parker

Divorce supone la esperadísima vuelta de Miss Parker a la televisión y lo vuelve a hacer, cómo si no, por la puerta grande a través de HBO, la productora de la intemporal 'Sex and the city' donde interpretaba a la carismática e icono de la moda televisivo por excelencia, Carrie Bradshaw.

La primera temporada de esta interesantísima serie consta de diez capítulos, y sin que haya finalizado su emisión en EEUU, HBO acaba de confirmar que se va a rodar una segunda temporada.

El complicado divorcio de una ejecutiva

SJP interpreta, en Divorce, a Frances DuFresne una executive recruiter que vive con su familia en un suburbio a las afueras de Nueva York y que después de diecisiete años de matrimonio quiere divorciarse. Este es el punto de partida del episodio piloto, pero la trama va complicándose de manera que podemos ver a Parker en un papel que le hace crecer en cada capítulo, sin perder los guiños de comedia y la expresividad natural tan característica de la actriz, que destacan en este drama televisivo.

Todo el mundo pendiente del armario de SJP

Si había expectación ante la esperada vuelta de SJP a la televisión, mucha gente esperaba, sobre todo, la vuelta de su armario que tanto revuelo e interés causó ya en Sex and the city.

Aparentemente y teniendo en cuenta los antecedentes de las seis temporadas de la mítica serie, podríamos decir que el fondo de armario de Divorce es simple y anodino, pero responde al planteamiento del personaje, de la historia que se está contando y que ha interpretado elegantemente su diseñador de vestuario, Arjun Bhasim.

La propia SJP ha podido aportar su criterio a las ideas estilísticas de Bhasim, cuestiones que no resultan ajenas a la actriz puesto que desde la emisión de Sex and the City se ha convertido en una referencia de imagen en el mundo de la moda y han sido muchas las colaboraciones y proyectos en los que se ha embarcado.

Una apuesta por el vintage

Afirma Bhasim, para The Telegraph (UK), que la principal inspiración para el diseño del vestuario de la serie fueron las películas de finales de los 70´s, el estilo de las mujeres en esos últimos años de la década y también los iconos de estilo como Katharine Hepburn y Charlotte Rampling. El carácter de Frances fue construido alrededor de ese tipo de clasicismo, elegante y chic, sin llegar a ser “fashion”, para transmitir el sentimiento de lo cotidiano.

Para lograr esta identidad de los 70´s y, además, aportar cierta atmósfera nostálgica a la serie, se renunció desde el principio a la Haute Couture y a la fast contemporary fashion ó moda democrática de uso rápido. Fue cuando Bashim sugirió el vintage convirtiéndose entonces en el leitmotiv del vestuario de Frances.

El vintage transmite historia y eternidad, pero en el estilismo de series contemporáneas hay que tener cuidado con su uso puesto que su marcada identidad puede dar época sin quererlo y sería un desastre.

En Divorce todo este tipo de diseños, adquiridos principalmente en Ebay, Etsy y en el mercadillo neoyorquino “Manhattan Vintage”, se modernizaron para dar un carácter más sofisticado y natural e incluso, en algunos casos, se rediseñaron y recrearon adaptándolos a SJP.

El objetivo de Bhasim como afirma en Instyle (Usa) era un vestuario con la sensación de ropa vivida pero creando un estilismo y una imagen sofisticados. Con ello se logra una elegancia y clasicismo eterno, nunca un look trendy o ruidoso en cuanto a colores o moda.

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

En esta serie no vamos a encontrar marcas reconocibles o moda de temporada, sino prendas personalizadas y combinadas para crear una femineidad con el personaje protagonista. Bhasim no quería que se perdiera esta sutileza a pesar de que la historia transcurra en invierno y tuviera que equilibrarse con la cotidianeidad y lo práctico del vestir diario. Una imagen que se mueve entre lo femenino y lo masculino.

De esta manera, Frances lleva bonitos vestidos de seda a medida, con abrigos y medias de lana, comodidad y sencillez es la clave de su vestuario.

¿Qué pasaba en los seventies?

Antes de describir el armario de Frances DuFresne y la actitud de la protagonista, tenemos una visita obligada por the seventies.

Si hay algo que caracteriza a los años 70 es el movimiento de liberación femenina y con ello el esfuerzo de la mujer por equipararse y conseguir los puestos que ocupaban hasta ese momento los hombres.

Esta actitud progresista tiene una total repercusión en la moda femenina con lo que se potencia la ropa práctica, cómoda y sencilla, para poder correr por las calles de la ciudad y trabajar en una oficina durante todo el día. Un estilo de vida que reivindica la sencillez y una indumentaria con un carácter intencionadamente masculino, que se extenderá a los años 80´s.

En este contexto los diseñadores americanos ocuparán el primer puesto de la moda internacional, Ralph Lauren, Calvin Klein y Perry Ellis. Todos reivindican la sencillez, sobriedad y casi austeridad, pero con un aire sofisticado y chic.

El traje de tres piezas masculino (chaqueta, pantalón y camisa) pasa al armario femenino y se une a la falda mini, midi o maxi, al jersey de cashmere y punto, o al suéter de criket, al abrigo, al trench y a los sencillos y atractivos vestidos wrap dress que encabezaba Diana Von Furstenberg o los firmados por Halston (precisamente SJP fue asesora de esta marca para su nueva dirección creativa en el 2010, año en el que tuvo lugar la exposición “American Beauty” sobre moda y diseñadores americanos en el Fashion Institute Technology (FIT) de Nueva York).

En los 70´s por encima de cualquier marca o estilo predominará el criterio propio para definir identidades, de esta forma el “estilismo” tendrá un lugar muy importante para crear la imagen de cada uno.

La influencia de Jackie Onassis

Una de las figuras indiscutible como focalizadora y creadora de tendencias en los 70´s americanos es Jackie Onassis. Ella refleja mejor que nadie, al menos de una manera más mediática, el cambio de posicionamiento de la mujer en la sociedad neoyorquina.

Jackie regresó a Nueva York, para quedarse definitivamente, después del fallecimiento de Aristóteles Onassis en 1975 y trabajó como editora en Viking Press y posteriormente en Dobleday.
La imagen que vemos de Jackie durante esos años es real y glamurosa, cercana, moderna y casual, la de una mujer independiente en la línea de esos nuevos aires que cautivaban a la mujer neoyorquina.

Su paparazzi incondicional, Ron Galella, la retrató en numerosas ocasiones, durante esa década, por las calles de Nueva York, en las editoriales donde trabajaba, entrando en eventos, montando en bicicleta por Central Park con su hijo John Kennedy… Y en todos esos momentos su imagen era estilosa y fresca, con pantalones con suéter de lana o sencillas camisetas de algodón y zapatos planos.

Wind – Blown Jackie. Ron Galella, Madison Avenue 7 de octubre de 1971, Nueva York.

Jackie Kennedy - Ped. Path Central Park, 1969.

Look dos piezas para Frances

Este cómodo look de dos piezas, pero irremediablemente chic, es uno de los más utilizados por Frances DuFresne y nos habla de esa modernidad femenina tan importante en los 70´s.

El outfit nos sirve como punto de partida para analizar otras combinaciones que lleva el personaje interpretado por SJP, todas muy seventies. Como los sencillos suéteres de lana de estilo Criket que lleva con faldas midi y botas altas. La falda midi que nunca llega a ser tubo y tiene un ligero vuelo, una de las preferidas a finales de esta década, es la más utilizada por Frances con unas cómodas botas altas vintage en un look no conjuntado (todo muy 70´s).

Otra de las prendas más preciadas en el armario de Frances son los preciosos vestidos de seda con pequeños y discretos estampados que acentúan la femineidad y elegancia del personaje. Estos diseños los contrarresta con medias gruesas que lleva a menudo y durante el día con tacones, aunque si se trata de un evento sólo suele llevar sandalias de tacón que sofistica la imagen.

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO Crédito foto: HBO

Portada WWD (Women´s Wear Daily). Pierre Berge, Yves Saint Laurent, Diane von Furstenberg, Bianca Jagger y Marina Schiano. 12 de noviembre de 1974.

Modelos con falda midi y botas, 1975 aproximadamente.

Créditos foto: HBO

Créditos foto: HBO

Créditos foto: HBO

Créditos foto: HBO

Estas combinaciones de texturas, colores y estampados además de aportar esa atmósfera nostálgica a la que nos referíamos al principio, nos recuerda la clave del éxito del estilismo de Patricia Field en 'Sex and the City' y principalmente de su protagonista Carrie Bradshaw, la mezcla. Sólo SJP con su elegancia y personalidad aguanta en muchas ocasiones estos looks que transforma al instante en tendencia.

La irrupción del pantalón

El pantalón se puede considerar como una de las piezas de diseño más rompedoras y representativas de la década de los años 60. (Ver estudio “Modelo del Mes”, sobre la diseñadora Carmen Mir que realicé en 2007).

El uso del pantalón se popularizó a partir de 1968, después de los disturbios de "Mayo del 68" y de su intenso impacto en los valores sociales y políticos. El pantalón se consideraba la nueva prenda revolucionaria en esos años de profundas agitaciones feministas, así como el símbolo más claro de la igualación de sexos.

Ese caldo de cultivo fue fundamental para que durante los 70 la mujer lo incorporara a su armario de trabajo y su imagen fuera más actual y cómoda para el día a día. El look de trabajo más icónico es sin duda el de estos años con tres piezas (blazer, camisa/suéter y pantalón de inspiración masculina) y eran los accesorios del estilismo los que personalizaban a cada mujer.

Jackie Kennedy Onassis, con una imagen working woman, pantalones y sweater ajustado, en la editorial Viking Press en 1977. Alfred Eisenstaedt/Time Life Pictures/Getty Images.

Crédito foto: HBO

Jackie Kennedy Onassis en Viking Press, 1975. Getty Images.

Jackie Kennedy Onassis en Doubleday, 1979. Getty Images.

Un look sencillo

En relación con los accesorios a Frances le vuelve a caracterizar la sencillez. Sólo lleva un par de piezas que fueron decididas conjuntamente entre Bhasim y SJP desde el inicio. Afirma en The Hollywood Reporter (USA) que ambos no pensaban que Frances fuera la clase de persona que se mira cada mañana en el espejo y se pone atractiva para alguien.

De esta manera en la primera temporada, le hizo el estilismo con un brazalete de inspiración Azteca o Navajo de color turquesa, que se coloca en la muñeca y se olvida de ello. El color turquesa para el diseñador es “muy Frances”. De hecho, en el episodio piloto, le pone un vestido turquesa con el brazalete y un collar del mismo color que definirá su imagen, y con ello, el carácter del personaje desde el principio.

Crédito foto: HBO

¿Abrigos?

Hemos dejado para el final una de las piezas de vestuario más importantes para Arju Bhasim a la hora de crear el personaje de Frances, el abrigo.

El abrigo es una de los iconos del armario de Frances que marca la realidad del invierno y simboliza la cotidianeidad y rutina del día a día para diferentes situaciones de trabajo o salidas de ocio. El propio Bhasim afirma en The Telegraph (UK), que hay una cierta seriedad en Nueva York durante esta estación y repetir abrigo es un símbolo de lo mundano.

Para Hollywood Reporter (USA) el diseñador afirma, "It’s another day of her waking up, she’s putting on her coat and getting out the door", describiendo también el carácter práctico de Frances.
El carácter simbólico que concede Bhasim al abrigo me hace recordar una anécdota sobre el maravilloso couturier Hubert de Givenchy y Audrey Hepburn. Pude escuchar en una ocasión que Miss Hepburn cuando falleció, le dejó un abrigo a su querido amigo Hubert para que pudiera sentirla cerca cuando se acordara de ella.

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Crédito foto: HBO

Las marcas

Por mucho que se quiera negar/decir lo contrario, es irremediable no hablar de marcas en una serie o una película interpretada por la fashionista SJP por lo que se han hecho públicas algunas de ellas. Así el bolso de día, de piel verde, que lleva constantemente Frances es un vintage de Coach, también un trench Armani, pantalones Hèrmes y algunos vestidos de Ungaro. Muchos de ellos con cuellos y mangas transformados y adaptados a la actriz.

Referencias cinéfilas

El cine y las series de televisión de los 70 también son una fuente de referencias para ayudarnos a crear la imagen de Frances y entender el cambio de posición de la mujer, siendo el tema sociológico protagonista de los guiones, la mentalidad de una mujer trabajadora y el divorcio. Las películas reseñadas por Arjun Bhasim son Kramer vs Kramer (1979), American Gigolo (1980) y el cine de finales de la década de Woody Allen, como Annie Hall (1977), Interiors (1978) y Manhattan (1979). La aportación de Sarah Jessica Parker como referencia fue la película An Unmarried Woman (1978).

Si analizamos todos estos films, además de que el tema principal es el divorcio o la inestabilidad de las relaciones, se vive en un otoño – invierno permanente en la ciudad de Nueva York. Simbólicamente esta estación es de transición, como la que están pasando sus protagonistas femeninas, quienes se pasan la mayor parte de la película con abrigos o con un trench, que podemos trasladar al sentimiento antes descrito con el abrigo de Frances.

El trench es una de las piezas de vestuario más utilizadas en el cine al que se traslada este sentimiento de cotidianeidad, pero también de segunda piel y abrigo en el sentido metafórico del término.

La paleta de colores es empolvada y atemporal, nada estridente, en unos diseños sobrios y sencillos, pero elegantes, que nos definen a una mujer moderna, independiente, segura de sí misma y fiel a sus tiempos.

Si seguimos investigando en la interesante estética cinematográfica de estos momentos podemos descubrir auténticas joyas como Network (1976), interpretada por Faye Dunaway, su wardrobe responde a los criterios de los que estamos hablando. O en la serie de TV, The Mary Tyler Moore Show (1970-1977), donde se abordan tramas alrededor de temas como la igualdad de remuneración para las mujeres, las relaciones pre-matrimoniales, las infidelidades conyugales y el divorcio.

Los iconos de estilo para Bhasim a la hora de crear el personaje de Frances (como hemos comentado al principio de este artículo) fueron Katharine Hepburn (“Katharine Hepburn: Dressed for Stage and Screen”) y Charlotte Rampling. Ambas han sido referencias para el diseñador por su gran personalidad y su vestuario de inspiración masculina, utilizando piezas como el pantalón, el sweater, la chaqueta, el abrigo, el vestido y, sobre todo, por su actitud sexy.

Imagen de la película “An Unmarried Woman” (1978).

Imagen “Kramer vs. Kramer” (1979).

Imagen “Kramer vs. Kramer” (1979).

Imagen “Kramer vs. Kramer” (1979).

Imagen de la película “American Gigolo” (1980).

Imagen de la película “Annie Hall” (1977).

Imagen de la película “Interiors” (1978).

Imagen de la película “Network” (1976). Getty Images.

Imagen de la serie de TV “The Mary Tyler Moore Show” (1970-1977). Getty Images.

Katharine Hepburn, 1941. Getty Images.

Katharine Hepburn, 1938. Getty Images.

Charlotte Rampling por Helmut Newton, Vogue (1974).

Charlotte Rampling, Getty (1976).

Charlotte Rampling, REX USA (1971).

Charlotte Rampling, Getty (1975).

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba