Análisis TV para adultos en Europa: ¿erotismo o pornografía? (I)

La revista Television Europe hace un recorrido por la oferta actual y descubre las tendencias del sexo en televisión

La directora de ventas de la distribuidora británica RDF International, Anne Marie Pardoe, opina que en Europa existe una demanda creciente por obtener información sexual de una forma "entretenida", que se traduce en programas como Female Orgasm y Female Sexual Fantasies, que escucha las confesiones de mujeres sobre sus orgasmos y fantasías eróticas.

La productora lanzó en Mipcom una nueva serie llamada Hotter Sex. Basada en el bestseller de Tracey Cox Hot Sex, el programa ofrece consejos prácticos para mejorar las relaciones sexuales. En la actualidad se emite en Sky One y ya ha sido vendido al Canal 4 de Finlandia.

El canal de salud británico Channel Health, que será lanzado en Finlandia y Holanda en el primer semestre del año que viene, ofrece programación de alto contenido erótico a partir de las 11 de la noche, entre ellos Sexual Intercourse y Sex/Life.

Un target no deseado

A pesar de la buena acogida de la audiencia, muchos anunciantes todavía se resisten a que su marca se vea relacionada con programas de sexo, incluso en los países más liberales, porque están dirigidos principalmente a hombres menores de 30 años, un target demasiado limitado.

En Holanda, el canal V8 de SBS da luz verde a la programación erótica a partir de las 22.30 horas, con espacios como Sexcetera de Playboy TV. La plataforma digital ViaSat, que emite en los países nórdicos, también da pornografía, pero sólo a partir de la medianoche y a primera hora de la mañana. Su competencia, Canal Digital, también cuenta en su oferta con el canal erótico Private Gold y Adult de Playboy, este último con contenidos más fuertes.

A excepción de Noruega, que sigue una regulación muy estricta en cuanto a la emisión de sexo en TV, todos los países nórdicos se muestran muy liberales con la programación erótica, pero curiosamente son muy cuidadosos con la violencia y la discriminación sexual.

Sigue leyendo>>

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba