Apoyo a Caffarel Las TV públicas europeas ven "imprescindible" la reestructuración de TVE

Dos informes jurídicos cuestionan la constitucionalidad del plan. El Gobierno quiere un acuerdo antes de aplicar el nuevo modelo

Caffarel asegura que los sindicatos "antes o después tendrán que sentarse a negociar"

La directora general de Radiotelevisión Española (RTVE), Carmen Caffarel, aseguró hoy en Oviedo que los sindicatos "tendrán que sentarse a negociar antes o después" para que el proceso de reestructuración del ente público "sea lo menos dificultoso posible". Caffarel realizó estas declaraciones tras pronunciar la conferencia de apertura de la XII Asamblea de Unión Europea de Radiodifusión, en la que se refirió también al Plan de Saneamiento y Futuro previsto para RTVE.

Caffarel dijo, en relación a la decisión de los sindicatos de no negociar el citado plan, ser la "primera en comprender y compartir la actitud de los trabajadores", a quienes exculpó de los problemas y la deuda que acarrea el ente público. "Ellos no son los culpables de que RTVE tenga una deuda de 7.000 millones de euros y una estructura obsoleta", añadió.

No obstante, aseguró que los sindicatos deben contribuir a buscar fórmulas para que el proceso sea lo menos traumático posible ya que "la situación no puede seguir así".

La directora general recordó además que el contexto audiovisual no es el de hace años, cuando existía un monopolio. Por ello, apeló a la necesidad de "adelantarse para garantizar la pervivencia del servicio público, aunque ello exija medidas de reestructuración". "Estamos convencidos de ello", apostilló tajante.

La UER respalda a Caffarel: un proceso "drástico" pero "imprescindible"

El Plan de saneamiento fue respaldado por el secretario general de Unión Europea de Radiotelevisión, Jean Réveillon, quien aseguró que otras televisiones públicas europeas pasaron anteriormente por procesos similares en el que ahora está inmersa la española. Mencionó concretamente la televisión francesa y la británica.

Para Jean Réveillon, "el proceso de modernización" de los entes públicos puede resultar "drástico" pero también "imprescindible si se quieren superar los problemas financieros". "Francia e Inglaterra tuvieron que superar estos escollos y en España no me cabe la menor duda de que tiene que ser así porque de otra forma no hay futuro", dijo. "Modernizarse o morir, esa es la disyuntiva", añadió el secretario general de la Unión Europea de Radiotelevisión.

Por su parte, en su conferencia de apertura de la Asamblea, Caffarel insistió en la necesidad de introducir cambios en las televisiones públicas para conseguir "nuevas audiencias, nuevos públicos". "Asumir ese desafío significa modernización", insistió.

Por ello, recalcó la importancia de que las televisiones públicas se adapten a los nuevos retos tecnológicos, pero también a las demandas y exigencias que plantean las nuevas generaciones de espectadores. "Y debemos hacerlo afrontando el reto de ganar a la audiencia joven, de ser líderes de credibilidad, en calidad, en objetividad y en respeto al pluralismo también entre ese sector de telespectadores", dijo.

Para lograr esa adaptación a la nueva era digital, las televisiones deben dotarse, en opinión de Caffarel, "producir más y mejor, mejorar la oferta informativa garantizando la implantación del formato todo noticias e introducir los servicios y productos audiovisuales vía Internet a través de ADSL".

A la asamblea que se celebra hasta mañana en Oviedo asisten representantes de 75 televisiones procedentes de cincuenta países. En el encuentro, que se celebra por primera vez en España, se aborda el futuro de la televisión ante la nueva era digital. La asamblea se celebra en Oviedo en el marco de los actos conmemorativos del veinticinco aniversario de la Fundación Príncipe de Asturias con quien RTVE mantiene una estrecha colaboración.

Fernández de la Vega aboga por una "salida acordada" al conflicto antes de que entre en vigor el nuevo modelo

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló hoy que la salida al actual conflicto con los sindicatos sobre la aplicación del Plan de Saneamiento de RTVE "no puede ser otra que el acuerdo", si bien dejó claro que el Ejecutivo "va a seguir adelante" con el desarrollo del plan, que supone una reducción del 39 por ciento de la plantilla fija (más de 3.000 puestos de trabajo).

Fernández de la Vega, que participó hoy en Madrid en los Desayunos Informativos de Europa Press, dejó claro también que "hay que cerrar" este conflicto antes de que entre en vigor "el nuevo modelo" de RTVE a través de la Ley de reforma del Ente público, que se tramita actualmente en el Senado.

A su juicio, este "modelo diferente" no se puede "asentar" sobre la base de una plantilla "antigua". "Todo el mundo sabe que no podíamos seguir manteniendo la televisión que teníamos", dijo la vicepresidenta.

Asimismo, la 'número dos' del Gobierno avanzó que el nuevo modelo se va a asentar sobre "una televisión pública de calidad, independiente y desgubernamentalizada", así como "económicamente sostenible", algo que "todo el mundo ha dicho", aunque "nadie lo ha hecho".

Por último, Fernández de la Vega puso de relieve que para la puesta en marcha de este nuevo modelo de televisión pública "de calidad, sostenible, financiada con un modelo mixto" serán necesarios "los mejores profesionales que tenemos en España, que son los de RTVE".

Los sindicatos advierten que no negociar el modelo será un incumplimiento del Gobierno que llevará al enfrentamiento

Los secretarios generales de UGT y CCOO, agrupaciones mayoritarias en Radiotelevisión Española (RTVE), advirtieron hoy que no negociarán la reducción de plantilla sin que exista un modelo claro de los cometidos que llevará a cabo servicio público, y que en caso contrario, "el Gobierno cometerá otro incumplimiento que les llevará a la confrontación".

"Nosotros no defendemos jubilaciones de oro, estamos defendiendo un modelo duradero de servicio público, y si el Gobierno quiere hacer su reforma al margen del Parlamento, no será nunca con el acuerdo de los sindicatos", aseguró a Europa Press Marcel Camacho, secretario general de CCOO en el ente público, que quiso responder a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que aseguró que el conflicto sobre el plan de saneamiento debe estar cerrado antes de aplicar el nuevo modelo.

Camacho sumó este "incumplimiento" a otros "como obviar las conclusiones del informe del 'Consejo de Sabios'", y aseguró que por esta vía tendrán que hacer "su reforma" sin el apoyo de los sindicatos, "si es que el Gobierno cree que puede hacerlo, ya sea mediante un laudo de obligado cumplimiento ante [el Ministerio de] Trabajo o presentando un Expediente de Regulación de Empleo, pero siempre por la vía del desacuerdo", insistió.

Por su parte, el representante de UGT, Francisco Andújar, replicó a De la Vega que "alguna duda debería tener" sobre la consecución del acuerdo, porque sin un cambio de postura "a los sindicatos no les van a torcer el brazo para firmar nada". En este sentido, pidió a la vicepresidenta en declaraciones a Europa Press que "cambie las instrucciones políticas" dadas a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y la Dirección General si se quiere llegar a algún acuerdo.

"Aquí todo se resume en las instrucciones que se dan desde arriba --dijo en referencia al Ejecutivo--, y las órdenes están claras: Hacienda se quiere gastar sólo 350 millones en RTVE, y por eso plantean un traje a medida para que adelgacemos los trabajadores", dijo el secretario general de UGT en el ente público, que ofreció como alternativa a la negociación la propuesta de la Asamblea de Trabajadores que presentarán ante la SEPI en una reunión próxima. "Y si no se negocia nada más que el plan de saneamiento, pues iremos a la lucha", sostuvo.

Por último, Andújar también defendió la validez de los datos presentados ayer por los trabajadores sobre el coste de los programas bajo producción ajena, como 'Arús... TAG', 'Teleobjetivo' o 'España Directo', --3,1 millones de euros, 1,4 millones y más de 7, respectivamente--, que, según aseguró, así se reflejan en los presupuestos de la casa, que "están firmados por todos los directivos" y a los que tiene acceso el Comité General Intercentros, máximo órgano de representación de los trabajadores.

Dos informes jurídicos cuestionan la constitucionalidad del plan de saneamiento

Dos informes jurídicos elaborados por los gabinetes Jiménez de Parga y Gay & Vendrell cuestionan la constitucionalidad de las medidas que prevé el plan de saneamiento de la SEPI y de la dirección general de RTVE. Los informes, elaborados a instancias del Colegio de Periodistas de Cataluña, consideran incompatible el proyecto de reconversión formulado por la SEPI y la obligación que establece la Constitución de mantener una estructura territorial y descentralizada.

El abogado Joan Recasens, de la firma Jiménez de Parga Abogados, recordó hoy que la Constitución obliga en varios artículos a "garantizar la libertad de expresión y la promoción y protección de las lenguas y culturas del Estado", además de "garantizar el acceso de los grupos sociales a los medios de comunicación".

Recasens explicó que el artículo 3 de la Carta Magna señala que la lengua "es un patrimonio cultural y las instituciones tienen la obligación de protegerla", por lo que el cierre de Ràdio 4 y la reducción del papel de los centros territoriales irían contra este principio.

En el caso de Cataluña, el abogado recordó la obligación del Estado "a expresarse en catalán no sólo a través de TVE y RNE sino a promocionar esta lengua independientemente de los canales audiovisuales de que dispone la Generalitat".

Por todo ello, el letrado recalcó que el Plan de Saneamiento "imposibilita el cumplimiento de las obligaciones constitucionales para las que RTVE fue creada".

En la misma línea, el informe elaborado por el gabinete Gay & Vendrell constata que las reestructuraciones en RTVE "vulneran los principios constitucionales y el modelo territorial del Estado".

El abogado Xavier Campà explicó que la remodelación no puede efectuarse "contra los principios que inspiran el actual modelo de radiotelevisión pública".

Tras recordar que la actividad de los medios de comunicación estatales "se debe inspirar en el principio del respeto al pluralismo político, religioso, social, cultural y lingüístico", recalcó que "no se pueden vulnerar estos principios atribuyendo sólo razones de mercado y de competitividad".

Campà asegura que la cooficialidad de la lengua y el tratamiento del catalán como lengua propia de Cataluña "obliga al Estado a garantizar el uso del catalán en los organismos y entes radicados en Cataluña o con influencia en Cataluña", por lo que con el anuncio de desaparición de Ràdio 4 y la reducción de los centros territoriales "cuestiona los principios constitucionales en el marco del modelo de Estado de las Autonomías".

Finalmente, el letrado advirtió que el proyecto de Ley de la Radio y Televisión de titularidad estatal que se está tramitando en las Cortes "no puede contravenir en ningún caso los principios constitucionales" que inspiran el actual modelo de RTVE.

El decano en funciones del Colegio de Periodistas de Cataluña, Francesc Triola, anunció que difundirán los informes entre los colegiados y los harán llegar a los distintos grupos parlamentarios.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba