Autorregulación Cada TV incumple seis veces diarias la protección al menor

Según informe de la asociación ART

Cada cadena de televisión incumple de media seis veces al día el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia, lo que implica que, entre las 17.00 y las 20.00 horas de la tarde, que es considerado un horario de máxima protección, emite contenidos perjudiciales para los menores cada media hora, según denunció el presidente de la Agrupación de Telespectadores y Radioyentes (ATR), José Luis Colás.

Durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, se quejó de que "todos los medios incumplen el código", que firmaron en 2004 los principales operadores públicos y privados con el Gobierno. "Unos pocos, otros muchos y otros muchísimo, pero todos incumplen", subrayó el presidente de ATR, quien apuntó que alrededor de 350.000 niños ven la televisión solos en España en horario de máxima protección.

Además, Colás indicó que, durante el 2008, el importe total de las sanciones impuestas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo por emitir contenidos perjudiciales para los menores ascendió a 300.000 euros, lo que, dividido por el número de incumplimientos cometidas por las cadenas, supone que cada incumplimiento de la protección de la infancia en el horario superprotegido cuesta a las cadenas alrededor de 25 euros. "No es muy disuasorio", señaló.

Por ello, abogó por "incorporar" el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia en el proyecto de Ley Audiovisual, actualmente en trámite parlamentario, y que el futuro Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) sea el encargado de sancionar los incumplimientos con las multas previstas en el proyecto, que ascienden hasta el millón de euros para las infracciones más graves, para evitar "la clara voluntad de pasárselo --el código-- por el forro" de algunos operadores.

Además, Colás opinó que no debería haber "problema" en incorporar el código al proyecto de ley, ya que "está aceptado por los operadores, el Gobierno lo ha impulsado y a todas las asociaciones les parece bien técnicamente". "Debe exigirse a los operadores que cumplan lo que la sociedad le exige --en materia de protección de la infancia-- y el código de autoregulación firmado por todas las televisiones es un buen camino para lograrlo", insistió.

SELLO DE CALIDAD

Asimismo, el presidente de ATR apostó por impulsar "un sello de calidad" para contenidos audiovisuales que premiar a los operadores que no opten por "el camino corto y fácil" de programar contenidos adultos en horario infantil. Colas subrayó que "no se trata de que nadie se vea señalado" ni de "echar una carrera", sino de aumentar la "sensibilidad" de los operadores sobre la necesidad de protección infantil.

Para Colás, a los "padres no se les puede pedir que sean héroes", ya que en España existe un "problema de conciliación" y, debido a las jornadas de trabajo, los padres "no llegan a casa antes de las ocho de la tarde", por lo que el Estado tienen "una labor subsidiaria" de protección de los menores entre las 17.00 y las 20.00 horas.

Por otro lado, sobre la desaparición de la publicidad de TVE a partir del 1 de enero de 2010, el presidente de ATR se mostró convencido de que es "una decisión política o empresarial" que "no tiene por qué afectar al usuario", aunque señaló que "el riesgo" es que descienda la calidad "si no hay recursos". Respecto a extender esta medida a las cadena públicas autonómicas, se mostró favorable, siempre y cuando "funciona en la nacional".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba