Exclusiva y Análsis Vertele TVE no bromea con el 'relaxing cup'... pero sí se ríe con Ana Botella

TVE no bromea con el 'relaxing cup'... pero sí se ríe con Ana Botella
TVE no bromea con el 'relaxing cup'... pero sí se ríe con Ana Botella

'La Mañana' recogió ayer la reaparición y el buen humor de la alcaldesa, pero no la polémica previa por su discurso en la semana. En la tarde, 'España Directo' suprimió el guiño final de un reportaje al 'relaxing cup'. ¿Es coherente la cadena pública?

La esperada reaparición de Ana Botella, que se ha tomado a bien el 'cachondeo' nacional con su ‘relaxing cup of café con leche”, fue recogida ayer por todos los magacines matinales.

'Conozco bien el humor de mi país y yo también me río de mí misma, aunque la presentación olímpica en Buenos Aires estuvo muy bien". ''Espejo Público' con Susanna Griso en Antena 3 y 'El programa de Ana Rosa' en Telecinco conectaron en directo con la comparecencia de la alcaldesa de Madrid en Fórum Europa, y debatieron con sus analistas.

‘La Mañana de La 1’ también se hizo eco ayer de la reaparición de Botella y su broma al respecto de la polémica que ha protagonizado esta semana:

Que Mariló Montero recoja en su programa esta última comparecencia de la alcaldesa madrileña, al igual que el resto de magacines, y como cabría esperar de cualquier programa de actualidad, no llamaría la atención si no fuera por los motivos que les exponemos.

El primero, que el magacín matinal de TVE no ha abordado esta semana la polémica anterior original: la presentación de la candidatura olímpica en Buenos Aires este sábado, donde Ana Botella invitaba a los miembros del COI a degustar un "relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor" o una "romantic dinner en el Madrid de los Austrias". Hay que decier 'La Mañana' de La 1 sí abrió el lunes con un debate sobre la decepción olímpica, pero ignoró las parodias al discurso de Botella que en ese mismo instante eran 'trending' en todos los foros mediáticos y titulares de prensa.

Mariló Montero no se "ríe de" Ana Botella, ¿pero sí "con" Ana Botella?

Es decir, lo que sorprende es que ‘La Mañana de La 1’ recogiera ayer el 'buen humor' final de Ana Botella a una polémica que no había sido tratada previamente en el programa. Lo cual denota una cierta falta de coherencia, porque si la polémica previa se considera de tinte político, y por tanto se decide no abordarla en el programa, lo coherente sería no tratar tampoco la broma posterior de su protagonista.

Lo cierto es que a TVE no se le puede recriminar que no abordase esta semana el polémico discurso de Botella, dado que la consigna de la cadena pública es “derivar todos los asuntos con tintes políticos a sus programas informativos”. De hecho, esta temporada el programa de Marilo Montero ha excluido de su formato la tradicional tertulia política, precisamente para acogerse a la política de contenidos de la Corporación marcada por el director de Informativos, Julio Somoano.

Una política que se extiende al resto de magacines de actualidad y entretenimiento de TVE como ‘España Directo’, en los que se supone que tampoco han de tener cabida los contenidos políticos.

El editor de 'España Directo' suprime el guiño final de un reportaje al 'relaxing cup'

El programa de Marta Solano, de baja esta semana por quemarse con los focos ‘Madrid 2020’, sí dedicó este lunes una pieza informativa a pulsar la reacción de los españoles sobre la decepción olímpica del fin de semana.

El redactor se desplazó a la Plaza Mayor, icono madrileño resaltado por Ana Botella, para realizar una encuesta a los viandantes, con todo tipo de opiniones –decepción, alegría, sorpresa, etc...-. En el montaje que el redactor propuso al editor del programa para la pieza final, el vídeo concluía con una broma, a modo de colofón, en la que el reportero animaba a los espectadores a “tomarse una relaxing cup” en uno de los cafés de la emblemática plaza madrileña, según ha sabido Vertele. Un broche lógico para una pieza de ese tipo, y un claro guiño inofensivo a la frase de Ana Botella que centraba todas las parodias y comentarios en redes sociales.

Sin embargo, esa parte fue sustraída por el director de ‘España Directo’ y no apareció en la pieza final que se emitió en pantalla. No hubo mención alguna, por tanto, al ya célebre “relaxing cup”, tal y como pretendía el redactor de la pieza.

Ver vídeo

Hasta aquí, no habría ningún problema. Que los editores decidan el montaje y resultado final de los vídeos que proponen los redactores forma parte del proceso legítimo y habitual en cualquier espacio televisivo. La decisión de suprimir un contenido u otro puede obedecer a criterios de duración o, simplemente, a la libertad subjetiva de la que goza cualquier director de programa. Es decir, el editor de 'España Directo', como el de cualquier otro medio informativo, es libre de decidir cómo quiere que salga en el aire la pieza final. Incluso podría haberse visto obligado a eliminar este guiño final al ‘relaxing cup’ para cumplir con la normativa de su cadena de no dar contenido político en magacines.

La paradoja de la incoherencia en la que se mueve TVE

¿Dónde está el problema, entonces? La supresión o 'censura' de la mención al ‘relaxing cup’ en el reportaje de ‘España Directo’, así como la cobertura de la reaparición de Ana Botella en 'La Mañana', sin haber tratado anteriormente la polémica original, ponen de manifiesto la paradoja en la que se mueve en estos momentos nuestra televisión pública.

TVE está en el punto de mira constante desde hace un año por el tratamiento a cualquier asunto de marcado carácter político, con la sombra de la manipulación en sus Informativos. Ello hace que la cadena pública deba ser especialmente cuidadosa, rigurosa y coherente con su criterio a la hora de tomar decisiones de contenidos.

Lo que se desprende de la forma de tratar el ‘relaxing cup’ de Ana Botella en ‘La Mañana’ y ‘España Directo’ es que TVE cae en su propia trampa, al obstinarse en delimitar una línea, que en la realidad no existe, entre lo que es actualidad de carácter político, “que debe ir a Informativos”, y lo que es "actualidad social". Porque ese límite es difuso, especialmente en la era de las redes sociales, donde lo "político" se convierte constantemente en "tendencia social", y el ruido mediático termina teniendo consecuencias en las actuaciones de nuestros políticos, y viceversa.

Es inevitable, por tanto, que el criterio subjetivo de los editores de programas de TVE entre en juego de alguna manera. Resulta difícil hilar tan fino a la hora de separar lo político de lo social o el entretenimiento. Y parece imposible evitar que alguien vea segundas intenciones en la elección de un contenido u otro, de una frase u otra. ("¿Cuándo me conviene hablar de Ana Botella, y cuándo no?"). Sobre todo, tratándose de TVE, una cadena que no se puede “relajar” en su obligación por estar a la altura de la neutralidad que se espera de ella. No debe servirse, por ahora, “relaxing cup of café con leche” en Prado del Rey y Torrrespaña. ¡Y que nadie me 'censure' este guiño final!

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba