Especial Vertele #TVEDebateNacional Lo que pasaría si TVE copiase a la televisión pública americana

Lo que pasaría si TVE copiase a la televisión pública americana
Lo que pasaría si TVE copiase a la televisión pública americana

Seguimos analizando los modelos de cadenas públicas en el mundo en los que podría inspirarse las nuestra. La PBS: una red de 348 estaciones con vocación de servicio público, cuesta un dólar y medio a cada ciudadano. Se financia con donaciones, patrocinios y ayudas federales y locales. Está libre de cualquier presión política

La PBS (Public Broadcasting Service) fue creada en 1969, sin ánimo de lucro, asumiendo la tradición y los objetivos de su antecesora, la National Educational Television. Es una red que integra a 169 propietarios de licencias no comerciales, de carácter educativo, que operan un total de 348 estaciones de televisión.

¿Quiénes son los propietarios de las licencias?

86 licencias son gestionadas por organizaciones comunitarias, 57 por Colegios o Universidades, 20 por Estados de la Unión y 6 por municipios.

Las estaciones afiliadas a la red hacen su programación con producciones del resto de cadenas de la PBS, pero también tienen la libertad de comprar programas a creadores independientes, productores o cadenas privadas de televisión.

Financiación: a los americanos no les cuesta más de un dólar y medio al año

La PBS recibe su dinero de las estaciones afiliadas (47%), la CPB (una agencia de EEUU y fondos federales (24%), royalties, derechos de retransmisión, servicios de satélite e inversiones (14%) y venta de productos educativos (12%).

Los diferentes estados de la Unión financian a las estaciones afiliadas que están en su territorio, que también reciben donaciones de espectadores, empresas y patrocinios, además de aportaciones de organizaciones sin ánimo de lucro -que a veces producen y financian sus propios contenidos y programas-, municipios y universidades.

La polémica siempre se ha generado con el dinero federal. El Congreso de los Estados Unidos aporta, de forma indirecta, una importante cantidad de dinero. En 2010, de los 422 milllones de dólares que el Congreso donó al audiovisual, 281 milllones fueron a la televisión pública. Se repartieron 210 millones entre las estaciones locales -que tienen su propia financiación- y 71 millones de dólares directamente a las arcas de PBS, un 12% de sus ingresos totales.

A pesar de estas ayudas, la PBS no está, de ninguna manera, controlada por el gobierno. El Acta de Emisiones Públicas de 1967 prohibe expresamente cualquier interferencia del Gobierno Federal, y exige “objetividad y equilibrio en todos sus programas“.

En términos absolutos, si en Europa el canon cuesta centenares de euros a cada contribuyente de Reino Unido o Alemania, a los estadounidenses les supone no más de 1.50 dólares al año.

Es habitual que las estaciones hagan periódicamente telemaratones y eventos para recaudar fondos, con lo que consiguen entre el 53 y el 60% de su presupuesto.

Este sistema permite que la cadena no dependa de los ingresos publicitarios para sobrevivir, lo que facilita la emisión de programas que no tienen cabida en televisiones comerciales. Esto les obliga a cuidar los gustos y apetencias de sus espectadores para mantener el ritmo de donaciones. No obstante, algunas estaciones emiten también spots de publicidad convencionales de entre 15 y 30 segundos de duración.

Una programación cercana y especializada

El origen y la filosofía de la PBS obliga a que la programación de las estaciones que la forman tenga un fuerte contenido local o dirigido a un público especializado, a diferencia de las cadenas comerciales que están obligadas a privilegiar los productos de las networks a las que pertenecen (CBS, NBC, ABC, Fox).

Toda la programación es responsabilidad final de cada una de las estaciones, y no de ningún organismo centralizado o de una decisión colegiada.

A pesar de la libertad que tienen para elegir los productos que emiten, la propia red de PBS es el proveedor más destacado de la programación de las estaciones de televisión pública de Estados Unidos.

PBS les proporciona productos como NewsHour, Masterpiece y Frontline. Las encuestas que se realizan anualmente concluyen que la televisión pública americana es “la institución nacional más confiable de Estados Unidos”.

Entre los productos que han dado la vuelta al mundo y que se han emitido en televisiones de todo el planeta destacamos “Barrio Sésamo”, emitido durante muchos años en TVE, y Mister Rogers' Neighborhood.
Entre el público infantil tiene mucho prestigio y seguimiento PBS Kids. Si quiere información directa y actualizada de esta televisión pública consulte el siguiente link:

Audiencia: La PBS es la quinta opción de los espectadores, tras los cuatro grandes networks privados

La temporada 2013-2014 situó a PBS en la quinta posición de las preferencias de los norteamericanos, tras CBS, NBC, ABC y Fox.

La audiencia creció un 5% en relación a la temporada anterior, en buena parte gracias al éxito de “Masterpiece's” que ofreció como programa estelar la serie británica “Downton Abbey”, que interesó a una media semanal de más de 13 millones de espectadores. La apuesta por la ficción británica se mantiene en esta temporada 2015, situándola en horarios de prime time, los domingos entre las ocho y las diez de la noche.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba