TV pública TVE guarda 200.000 horas de grabaciones en peligro de destrucción

Caffarel advierte que la cadena carece de fondos suficientes para salvarlas

La directora general de Radiotelevisión Española, Carmen Caffarel, aseguró hoy que los archivos de televisión de la cadena pública guardan hasta 200.000 grabaciones correspondientes a las décadas de los 60 y los 70 en peligro de destrucción, por lo que pidió más apoyos económicos y de equipamiento para su conservación. Caffarel admitió que, en esta "carrera contra el reloj", el convenio firmado con la SEPI (Sociedad Estatal de participaciones Industriales) en 2002 "no es suficiente" para rescatar grabaciones históricas.

"Con el plan de 2002 no llegamos", dijo Caffarel en rueda de prensa esta mañana, en la que estuvo acompañada del presidente del Instituto Audiovisual Francés, Emmanuel Hoog. El archivo de la cadena pública atesora 1,7 millones de horas de grabaciones desde 1962, en formatos obsoletos como el cine, el sistema U-Matic o las cintas de vídeo analógico, que constituyen la "memoria colectiva" del país y que están amenazadas por diversos factores.

Caffarel advirtió que los fondos documentales del ente público, "los más importantes del país y su memoria colectiva", corren peligro de desaparecer para siempre, lo que supondría una "pérdida impagable" para los españoles, precisamente el año que TVE celebra el cincuenta aniversario de su nacimiento, y emite el programa 'La imagen de tu vida', donde la audiencia elige su momento favorito de las retransmisiones de TVE.

"Este es un proceso lento, arduo, costoso", dijo la directora general, que insistió en la necesidad de "más fondos" porque los documentalistas de la casa "ni siquiera saben qué hay, ni cuántas horas, ni de cuándo son". "Hasta que no se abran las latas no se sabrá, pero el tiempo corre en nuestra contra y abrir cada lata cuesta dinero", advirtió.

En los archivos de la cadena pública hay cintas de celuloide --formato cine--, empleadas para conservar la emisión de TVE hasta mediados de los ochenta, un formato vulnerable a una bacteria (conocida como el 'Síndrome del vinagre') y a la degradación del soporte. También se apilan documentos en sistema U-Matic, para los que pronto desaparecerán los equipos que pueden reproducirlos, mientras las cintas tradicionales magnéticas tienen un tiempo de conservación muy corto y sus cualidades se alteran con facilidad.


Los fondos radiofónicos, salvados

Desde 2002, tras la firma del convenio entre SEPI y la Dirección de RTVE, 80 personas trabajan para la digitalización de los fondos documentales, y ya han conseguido transformar 15.000 horas de grabación del formato de dos pulgadas (un 70 por ciento del total estimado) y más de 17.500 horas del soporte de una pulgada (apenas un 15 por ciento). En sistema U-Matic, se ha digitalizado unas 8.500 horas, un 8,5 por ciento del total estimado.

El vídeo se transforma antes que el cine porque el material fílmico, más degradado, debe ser tratado con más cuidado, según explican los responsables. Mientras, los archivos sonoros de la radio pública, desde su creación en 1937, han sido completamente digitalizados, en un proceso que comenzó en 1999 con cinco millones de euros de presupuesto.

Sin embargo, la directora general ya clamó el pasado noviembre de 2005, en comparecencia parlamentaria, por la necesidad de un "plan de choque" que ayude a abrir las más de 240.000 latas de material filmado y los diversos documentos que atesora le grupo público: desde los archivos fotográficos del diario 'Pueblo', del retratista Frantzen, de la Casa Real, los fondos históricos de finales del siglo XIX y comienzos del XX, el NO-DO, o los sonoros anteriores a la Guerra Civil española, conservados en rollos de cera.

150 millones previstos en Francia, 5 en España

La experiencia francesa en la materia comenzó en 2001 y prevé su término en 2015, cuando se habrán invertido más de 150 millones de euros para crear el archivo audiovisual más grande del mundo, con 2,1 millones de horas de documentos. Según su director, Emmanuel Hoog, los archivos que en esa fecha no estén digitalizados "estarán en peligro de desaparecer para siempre".

En el caso español, el convenio de RTVE cuenta con una partida de 5 millones de euros, sin que hasta la fecha se hayan aumentado las partidas. El proceso de digitalización radiofónico, que costó cerca de esa misma cantidad, cifra "muy pequeña" para afrontar "el enorme volumen" de los archivos audiovisuales.

Caffarel dijo sentir "envidia" del proyecto francés, que además ha abierto el libre acceso a los contenidos tanto a la industria audiovisual como a los ciudadanos a través de una página web, y ha puesto en marcha convenios para estudiosos y proyectos del ámbito académico. "La digitalización no sólo permite la conservación de la memoria, sino que facilita el recuerdo y la labor de búsqueda de información para profesionales", señaló Hoog.

El "problema acuciante --según RTVE-- es el presupuestario". "La creación y mantenimiento es una labro ardua que requiere una atención y un cuidado constantes. La supervisión de las condiciones físicas de conservación, el problema del espacio sostenible, la labor de documentación y los eventuales cambios de formato, son sólo algunos de los otros problemas con los que se enfrentan los centros de RTVE", asegura la cadena pública.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba