Guerra en Irak Los cámaras de Tele5 exigen al Gobierno que condene la muerte de Couso y que pida responsabilidades a EEUU

Reclaman además una disculpa oficial así como una indemnizacion para la familia. Ésta pide que se esclarezca su muerte y se reserva el derecho de emprender acciones legales. Los medios plantaron a Aznar en el Senado. La caída de Bagdad, en directo por TV

Los cámaras de Informativos de Telecinco exigieron hoy al Gobierno que condene la muerte de su compañero José Couso, fallecido el martes en un ataque aliado al hotel de Bagdad donde cubría la guerra de Irak, y que abra una investigación para aclarar su fallecimiento y exija responsabilidades.

En un comunicado de la cadena privada, los compañeros de Couso reclamaron además al Ejecutivo de José María Aznar que exija al Gobierno de Estados Unidos una disculpa oficial, así como una indemnización acorde con las leyes vigentes para la familia.

Los cámaras señalaron que Telecinco, asociaciones de la prensa y organizaciones sociales de todo el mundo están manifestándose en este mismo sentido, por lo que reclamaron "respuestas rápidas". "Es nuestro compañero y no cesaremos hasta conseguirlo", dijeron. Por otra parte, respecto al acto celebrado ayer frente a la Embajada de Estados Unidos en memoria de José Couso, los cámaras de la cadena privada aclararon que fue "espontáneo, apolítico y constitucional". Asimismo, subrayaron que comparten el dolor por la muerte del resto de compañeros y víctimas de esta guerra.

La familia pide que se esclarezca su muerte y se reserva el derecho de emprender acciones legales

La familia del cámara de Telecinco José Couso, muerto el martes en Bagdad por los disparos de tropas norteamericanas, exigió ayer en un comunicado que se abra una investigación internacional que esclarezca su muerte y se reserva el derecho de emprender las acciones legales que considere oportunas.

"Exigimos que se abra una investigación internacional, que esclarezca de manera creíble y fehaciente los dudosos motivos que han rodeado tal brutal asesinato por parte de la coalición angloamericana", enfatizan los familiares de Couso.

Asimismo, muestran su "más enérgica repulsa a la tibia y dudosa actuación gubernamental española". Por otro lado, manifiestan su agradecimiento a las numerosas muestra de afecto, apoyo y solidaridad recibidas de personas, instituciones y medios informativos. "Queremos resaltar, muy especialmente, el apoyo recibido por parte de todo el personal de Telecinco", añaden.

Finalmente, señalan que, al margen de consideraciones políticas de cualquier orden, la muerte violenta de Couso en Bagdad, cumpliendo su labor informativa con la única "arma" de su cámara, se trata de un "brutal crímen de guerra", que viola el protocolo adicional número 1 de 1997 de la Convención de Ginebra.

El presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría, y el consejero delegado, Paolo Vasile, solicitaron ayer formalmente al embajador de Estados Unidos en España, Gerorge L. Argyros, la apertura de una investigación sobre la muerte del cámara de esta cadena José Couso, informó la cadena en un comunicado.

Compañeros de Tele 5 "apuntan" con sus cámaras hacia la embajada de EE.UU.

En Madrid, los periodistas de la cadena de televisión Telecinco han organizado, ayer a las doce del mediodía, una concentración de protesta frente a la embajada norteamericana. Durante el acto, los trabajadores de la empresa guardaron unos minutos de silencio mientras 'apuntaban' con sus cámaras hacia el edificio.

Plante a Aznar en el Senado

Por otra parte, el presidente del Gobierno, José María Aznar, fue recibido ayer, a su llegada al Senado, con un 'plante' de los cámaras de televisión y reporteros gráficos que protestaban así por la muerte de José Couso. Cuando Aznar bajaba las escaleras para dirigirse a la Sala Internacional de la Cámara Alta, donde iba a presidir una reunión del Grupo Parlamentario Popular, se ha encontrado con que la mayoría de las cámaras que normalmente captan su imagen estaban en el suelo, al lado de los reporteros gráficos que esperaban al presidente en silencio y con actitud seria.

La caída de Bagdad, en directo por televisión

Jon Sistiaga, de Telecinco, pudo dar en directo, en tiempo real, la entrada en Bagdad de los tanques de la Coalición. 24 horas después del asesinato del cámara José Couso por proyectiles americanos, el periodista vasco daba en directo, con el apoyo de un cámara de Euskal Telebista, la entrada en el centro de Bagdad de columnas de blindados.

Las imágenes, retransmitidas también por Televisión Española, Antena 3 y cadenas autonómicas, reflejaban la alegria de una parte de la población y la quema y destrucción de símbolos del régimen: estatuas de Saddam, panfletos y placas. El Ejército de los Estados Unidos tomaba los alrededores del Hotel Palestina en lo que parecía el definitivo desmoronamiento del régimen de Saddam Hussein. El final de la guerra parece que está muy cercano.

Algunas cadenas interrumpieron su programación habitual para seguir, en directo, los acontecimientos de Bagdad. Una de las características de esta guerra es que la cadena qatarí Al-Jazeera sustituyó a la americana CNN como principal proveedora de imágenes a las cadenas españolas y a buena parte de televisiones de todo el mundo. Tanto TVE como Antena 3 y Telecinco han suscrito un contrato de compra de imágenes que está siendo ampliamente utilizado. Buena parte de la cobertura de ayer se hizo con el recurso a las númerosas cámaras que los qataríes tienen en Bagdad. Al menos tres periodistas de esta cadena han fallecido en los 20 días de guerra abierta, siempre debido a fuego de la Coalición.

Todo esto sucedía 24 horas después de la muerte de tres periodistas, entre ellos el cámara de Telecinco José Couso y el corresponsal de "El Mundo" Julio Anguita Parrado, que ya no podrán vivir y contar este final.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba