A partir del 4 de abril Telecinco confirma que Pepe Navarro presentará los jueves la tercera edición de "Gran Hermano"

El casting se encuentra en su última fase y, de entre 26 finalistas, se decidirán los 12 participantes de este año. La casa volverá a estar ubicada en el municipio madrileño de Guadalix de la Sierra, donde convivirán durante 101 días

Telecinco acaba de confirmar que Pepe Navarro, como ya adelantó Vertele el pasado 28 de febrero, es el nuevo presentador de Gran Hermano. El periodista cordobés será el encargado de conducir la tercera edición del concurso que cambió el rumbo de la historia de la televisión a nivel mundial y que se estrenará el próximo 4 de abril. Navarro se encargará de presentar el programa especial de prime time de los jueves en el que las nominaciones y las expulsiones de los participantes se irán sucediendo a lo largo de los 101 días de duración del concurso.

El proceso de selección de los nuevos concursantes se encuentra en su fase final y entre los actuales 26 finalistas se decidirán las 12 personas, 6 hombres y 6 mujeres, que protagonizarán de nuevo "la vida en directo". Para la realización del proceso de casting se ha dispuesto un equipo de 15 profesionales compuesto por redactores, productores y operadores de cámara, que han recorrido toda la geografía española en el intento de atender personalmente todas las candidaturas a lo largo de los tres meses que ha llevado todo el proceso de casting.

Este equipo de selección cuenta con el asesoramiento de un equipo psicológico con el fin de encontrar a los participantes más aptos para convivir durante 101 días en la casa ubicada en Guadalix de la Sierra (Madrid).

Normas básicas de los concursantes

Como ya ocurriera en las dos ediciones anteriores, los 12 concursantes elegidos deberán aceptar y someterse a una serie de normas básicas que aseguren el desarrollo de Gran Hermano conforme al formato original. Así, los participantes se comprometen a no tener acceso a ningún medio de comunicación o información durante su estancia en la casa. Sólo podrán hablar con "El Gran Hermano", al que podrán escuchar, pero nunca ver. Todos ellos deberán llevar un micrófono en todo momento excepto cuando duerman o se duchen.

Los doce seleccionados no se conocerán ni tendrán ningún contacto previo hasta el mismo momento en que entren en la casa. Ni por supuesto podrán hacer pública su elección antes del estreno. Los participantes pasarán en un hotel la noche previa a su entrada en la casa con la persona que elijan. Esa será su último contacto con su vida habitual.

Los seleccionados sólo podrán llevar como equipaje dos maletas. Ni libros, cámaras de fotos o de vídeo, maquinillas de afeitar o depilar, secadores de pelo, alcohol, drogas, dinero, teléfono, ordenador, lápiz, papel, juegos de mesa, relojes y música. Sí podrán llevar en cambio tabaco, medicamentos de uso tópico, joyas, una revista, anticonceptivos, un ejemplar de cada artículo de higiene personal y ropa.

Es obligatorio que los participantes hagan uso del confesionario al menos una vez al día, además de realizar desde allí las nominaciones secretas de 3 de sus compañeros. Los participantes podrán abandonar el concurso en cualquier momento del día, no sin antes comunicarlo en el confesionario. Cuando, tras la salida voluntaria se produzca la entrada de un nuevo concursante, éste no podrá contar nada del exterior y nunca podrá optar al premio final, sino a una cantidad proporcional a sus días de estancia.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba