Estreno en verano Telecinco estudia grabar en Australia su reality "El Topo"

La versión española de "The mole" podría estrenarse este verano

Telecinco y la productora Four Luck Banana decidirán en estos días el país donde tendrá lugar la grabación de su nuevo reality show, "El Topo".

La principal hipótesis que baraja la cadena es Australia, país donde se han llevado a cabo varias ediciones del formato, según vienen comentando a Vertele.com desde hace varias semanas fuentes cercanas al equipo.

El relevo de "Supervivientes" en verano

Doce concursantes, un premio en metálico en juego, pruebas de aventura extrema y el reto de descubrir la identidad de un infiltrado dentro del grupo constituyen los grandes atractivos que pondrán a prueba las facultades físicas e intuitivas de los participantes de “El topo”, el nuevo reality que Telecinco estrenará previsiblemente en verano, después de "Supervivientes".

Se trata de la adaptación del formato internacional “The mole” que la cadena producirá en colaboración con Four Luck Banana ("S.O.S. Cocinero", "La casa de cristal") y que recientemente se ha emitido en Italia (Italia 1) bajo el nombre de “La talpa” con buenos datos de audiencia.

Emitido en 26 países, entre ellos España

Creado en Bélgica y galardonado con la prestigiosa “Rose D’Or” en el Festival de Montreux, “The Mole” es un formato que ya se ha emitido en 26 países de todo el mundo. Algunos, como Holanda, están en la décima temporada ininterrumpida.

La última versión de “El topo” se ha emitido en directo en Italia 1 bajo el nombre “La talpa” con gran éxito. En España, se han emitido diferentes versiones en televisiones autonómicas como TV3, ETB-2, así como en Cuatro bajo el nombre de "El traidor".

Presentado por Luis Larrodera, este reality se ofreció en el verano de 2006 con una audiencia media del 6.2% de cuota y 683.000 espectadores, ligeramente por debajo de la media de Cuatro entonces (6.9%).

Reality de intriga con doce participantes

Es un concurso de intriga en el que una docena de participantes, conocedores de la existencia de un impostor, deberán descubrir quién de ellos es el infiltrado por la organización del programa para boicotear las numerosas pruebas que deben afrontar.

Todos ellos deben hacer causa común para llevar a buen puerto las pruebas, dado que la cuantía del premio final dependerá de la cantidad de éxitos que vayan acumulando a lo largo del concurso. La cantidad destinada a cada prueba pasará a ser de “El topo” si ésta no se cumplimenta con éxito.

Por lo tanto, el infiltrado de la organización intentará, en la mayoría de las ocasiones, buscar el fracaso a través de sus acciones. No obstante, si considera que el secreto de su identidad corre peligro, puede hacer justo lo contrario y, de este modo, desviar las sospechas hacia otros participantes.

Los espectadores podrán señalar quién es el infiltrado

Los espectadores, que tampoco conocerán la identidad de “El topo”, podrán interactuar con el programa indicando a través de la web o vía telefónica, quién creen que es el infiltrado.

Cada semana, el participante más votado como impostor por el público y el más votado por los propios concursantes se enfrentarán a un test informatizado con preguntas sobre la identidad del traidor. El que menos datos responda correctamente abandonará el programa.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba