Artículo de interés Telecinco prepara una comedia basada en la vida de un árbitro

Globomedia y Polka se encargan de adaptar a España esta serie de gran éxito en argentina. El rodaje de Son amores comienza en mayo para ser emitida a mediados de junio en la franja de sobremesa de lunes a viernes. Jaime Blanch será el protagonista

Reproducimos a continuación el artículo publicado hoy en el diario ABC:

Bomberos, taxistas, abogados, médicos, enfermeras, maestros, periodistas y policías. En la ficción española podemos encontrar hasta las profesiones más variopintas: todas tienen representación. Después de esta abundancia de tramas profesionales, ahora le toca el turno a los árbitros de fútbol, protagonistas de la nueva apuesta de Telecinco en materia de ficción.

De la mano de Globomedia, el próximo mes de mayo dará comienzo en tierras argentinas el rodaje de la serie Son amores. Se trata de la versión española de una de las comedias de mayor éxito de la televisión porteña de los últimos dos años. En la producción, además de Globomedia participa la productora argentina Pol-Ka.

En formato de comedia y algo más -nada de risas enlatadas-se cuenta la historia de Roberto, un hombre solitario que no se cree capaz de poder vivir con nadie. ¿Su profesión? Árbitro de fútbol. ¿Su obsesión? Preocuparse en exceso por las normas de la sociedad que le ha tocado vivir. Para él la vida impone unas reglas de juego, hay que respetarlas y hacerlas cumplir a golpe de silbato. Cuando empieza la historia su aburrida y monótona vida da un giro: su pareja le abandona y cuando se cree solo ante el mundo hacen acto de presencia sus sobrinos.

Comedia familiar

Son amores se basa en la trayectoria vital y profesional de un árbitro, pero también es la historia de dos jóvenes que vienen a vivir con su tío para intentar hacer realidad un sueño. Son unos chicos de provincia que se instalan en casa de su pariente con la meta de probar suerte y triunfar en el mundo del fútbol. A éstos se unirá más tarde su hermana mayor, una jovencita que no soporta la vida en su pueblo y quiere triunfar en la gran ciudad.

Los guiones -no exentos de moralina y dosis de humor- tendrán como eje principal la convivencia entre este grupo de personajes tan dispares. Para los responsables argentinos de Son amores, "si esta fuera una comedia de tesis, diríamos que aquí se trata de probar que no existe un sólo tipo de familia. Que hay familias donde hay un padre y una madre, otras donde uno de los dos falta, y otras como ésta que la forman un tío y sus tres jóvenes sobrinos en la cual aunque todos se creen mayores les queda mucho que aprender. Juntos, tío y sobrinos irán creciendo afrontando los avatares de la vida y la lucha cotidiana hasta convertirse en una sola fuerza, unida por el amor más allá de los desacuerdos y rivalidades", añaden.

Hace unos meses un equipo de producción de Globomedia se trasladó a Buenos Aires para realizar un piloto de la serie, adaptando los diálogos de Son amores a la versión española. Para Ulises Barrera, el coordinador de producción en Argentina, «esta serie no es una comedia al uso, sino más bien una historia de personajes con muchas cosas que contar y diálogos llenos de situaciones amenas y divertidas. Vamos, una serie familiar cien por cien».

Trabajo a dos bandas

Esta no es la primera vez que la productora Pol-ka colabora con la española Globomedia, ya que hace unos años tuvieron entre manos Campeones, serie que emitió Antena 3 con el título de Ciudad Sur y que no gozó del beneplácito de la audiencia, algo que para Ulises Barrera no implica la baja calidad del producto. «El problema fue falta de entendimiento y de coordinación. En esta ocasión, no va a suceder porque se está cuidando todo al máximo detalle para que el resultado final sea el correcto para ambas partes», justifica.

Equipos ficticios

Son amores es una idea original de Adrian Suar y cuenta con unos guiones de Korovsky-Maestro. Para los responsables de la serie, hay material para cubrir 130 episodios, pero por el momento no se piensa en llevar a cabo un culebrón: tan sólo se van ha rodar trece capítulos de unos cuarenta y cinco minutos de duración. Para evitar susceptibilidades entre los aficionados al deporte rey en nuestro país, en las tramas los nombres de los equipos de fútbol serán nombres ficticios.

Son amores se emitirá -si las grabaciones siguen el ritmo marcado- a mediados del mes de junio en Telecinco, que estudia apostar por la franja de sobremesa de lunes a viernes. Si la serie pasa la reválida veraniega puede ser una de las apuestas fuertes del otoño y conseguir el éxito de su predecesora Al salir de clase, que tantos buenos resultados ha supuesto para la cadena privada.

Fichajes cien por cien españoles

Para la versión española de Son amores se va a contar con un reparto muy español. El ochenta por ciento de actores provienen de producciones nacionales. Entre ellos podemos destacar a Jaime Blanch que se meterá en la piel del árbitro protagonista. Junto al conocido profesor de historia del teatro en la popular serie Un paso adelante de Antena 3, también estarán Victor Ullate, Rodolfo Sancho (Al salir de clase), Manuel Feijoo (Compañeros), Emilio Linder, Cristina Peña y Alexandra Jiménez, entre otros. Se da la circunstancia de que Reina Reech va a ser la única actriz que va a estar en las dos versiones: «Su papel es tan complicadamente perverso y alocado que nada más lo podía hacer ella», dicen los productores.

* Artículo publicado el 14/04/03 en diario ABC. Carmen Aniorte

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba