Audiencias Telecinco gana la primera batalla del late night

El regreso de Crónicas Marcianas dobló en audiencia al esperado programa de Máximo Pradera en Antena 3, que finalmente lleva por título Maldita la hora

Vídeo:



Maldita la hora


Crónicas Marcianas


Los cuatro primeros minutos del duelo Máximo Pradera-Javier Sardá


Maldita la hora fue el título escogido por los espectadores, a través de mensajes SMS, para dar nombre al programa de Máximo Pradera, que ayer perdió en el primer asalto contra el gigante de Telecinco, Crónicas Marcianas. El late-night que presenta por quinta temporada Javier Sardá congregó a 2.632.000 espectadores (el 36,8 por ciento de la audiencia), más del doble que su rival, que sólo logró el respaldo de 1.308.000 espectadores y el 18,3 por ciento del público.

Crónicas Marcianas arrancó con ocho minutos de ventaja, tiempo que su conductor aprovechó para introducir los escasos cambios que traía el programa –Loles León y Alonso de Gran Hermano se incorporan al plantel de colaboradores-, y hacer un acertado homenaje a los atentados de Nueva York enseñando las fotos de los miembros del equipo del programa con las ya míticas torres gemelas de fondo. Javier Sardá soportó durante todo el programa las continuas bromas de sus compañeros acerca de su supuesto idilio con Paulina Rubio, quien hoy martes acudirá al programa como invitada. Por lo demás, el aspecto y contenidos de Crónicas Marcianas eran los mismos de junio: el mismo decorado, los colaboradores de siempre debatiendo la actualidad del mundo rosa, y las célebres imitaciones de Rocío Jurado y la pitonisa Lola, entre otras.

Por su parte, el late night sin nombre de Antena 3 comenzó con la actuación de Máximo Pradera y sus “praderettes” a lo Robert Palmer en Simply Irresistible. La pareja invitada de la noche, Ana Belén y Víctor Manuel, fueron los encargados de desvelar el título escogido por los presentadores: Maldita la hora. Durante el programa, el ex presentador de Lo + Plus hizo alarde de la banda de música que tocaba en directo en el plató y presentó a algunos de sus colaboradores, entre ellos Daniel de la cámara, un experto en deportes que disecciona los principales eventos del fin de semana, en especial de fútbol.

El primer enfrentamiento entre estos dos magacines nocturnos se ha saldado con la victoria del veterano Crónicas Marcianas. La fuerza de "lo conocido" y la ausencia de publicidad en la primera hora de emisión jugaron a favor del programa que conduce Javier Sardá. Por su parte, Maldita la hora fue constantemente interrumpido por bloques de anuncios y un avance informativo, algo que sin duda no ayudó a llamar la atención de un público para el que Máximo Pradera, por el momento, es un intruso en Marte.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba