Artículo de interés Telecinco renuncia al cine americano para afrontar la crisis

Paolo Vasile explica que la cadena reducirá en un 20% su inversión en películas estadounidenses y aumentará la producción propia. Para simplificar la gestión, traslada la producción de ficción de Estudios Picasso a T5 junto al resto de programas propios

A continuación, reproducimos íntegro el artículo de J.Montalvo publicado ayer en el diario Expansión.

Las televisiones privadas no dejan de idear fórmulas para ajustar sus costes de programación, ante la crisis publicitaria que afecta al sector en los dos últimos años. Telecinco ha dado un giro estratégico a su política de gastos al renunciar a la compra de películas estadounidenses, que considera demasiado caras, y lo compensará con mayor producción propia.

El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, explica que “hemos renunciado a renovar el contrato de larga duración que teníamos con Disney-Buenavista –una de las grandes distribuidoras cinematográficas estadounidenses– y reduciremos drásticamente la compra de paquetes de películas estadounidenses”.

La cadena compensará la menor presencia de cine americano en su parrilla con el incremento de la producción propia –series de ficción, programas de entretenimiento–, que para Vasile “son los programas que hacen marca y fidelizan a un espectador con una cadena”.

La compañía prevé “reducir un veinte por ciento la inversión en cine estadounidense hasta 2005, con el objetivo de recortar entre un cuatro y un cinco por ciento los costes de parrilla”, explica Vasile. “Además, alargaremos el uso de las películas que compramos en 2002, año en el que incrementamos significativamente la inversión”, concluye.

Inversión

Para ilustrar este cambio estratégico, el consejero delegado de Telecinco señala que “en los cuatro primeros meses hemos reducido en diez millones los costes de producción ajena –fundamentalmente cine estadounidense– y hemos aumentado en ocho millones los de producción propia”. Con la renuncia a contratos de larga duración, Telecinco prevé recortar sus gastos financieros, ya que en la producción propia “pagas los programas y los utilizas inmediatamente”, explica Vasile.

Las gastos de programación representan la inmensa mayoría de los costes de una cadena. En el caso de Telecinco, que registró unos gastos totales de alrededor de 400 millones de euros en 2002, la producción ajena supuso aproximadamente un tercio de los costes de su parrilla.

Producción

Para reforzar su cambio estratégico, Telecinco ha simplificado la gestión de su producción propia. Según Vasile, “hemos trasladado la producción de ficción a Telecinco desde Estudios Picasso –filial 100% de la cadena dedicada a producción– para gestionarla con el resto de programas propios, a los que se asimila más por la inmediatez de su consumo”.

El consejero delegado de Telecinco se mostró decepcionado con el bloqueo que ha sufrido la Ley Audiovisual, elaborada entre otros objetivos para solucionar la financiación de la televisión pública, limitando su acceso a la publicidad, como reclamaban las cadenas privadas. Vasile asegura que “el Gobierno nos ha decepcionado con su política en RTVE. No ha habido control de costes ni de ingresos y la deuda supera los 6.200 millones. Adicionalmente ha aumentado un 12% el tiempo de publicidad emitido”.

En este sentido, el directivo se mostró optimista con la previsible llegada de Maurizio Carlotti, antecesor de Vasile como consejero delegado de Telecinco, al cargo de primer ejecutivo en Antena 3, a propuesta de Planeta, su nuevo accionista de referencia. “Conozco a Carlotti desde hace veinte años, cuando empezamos a trabajar en Mediaset, y espero que su gran experiencia ayude al saneamiento del sector audiovisual”, asegura Vasile, quien añade que “deseo también que sea un aliado que nos pueda apoyar con más fuerza que hasta ahora en nuestras demandas sobre la televisión pública”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba