Empresas Telefónica está estudiando cuatro ofertas para vender Antena 3 y Onda Cero

Dos grandes grupos mediáticos españoles y dos europeos aspiran a controlar y a gestionar la cadena de San Sebastián de los Reyes. Bertelsmann, News Corporation, Planeta y Correo-Recoletos han planteado sus ofertas, que están siendo estudiadas por César Alierta

La compra por parte de Telefónica de un 11 por ciento de acciones de Antena 3 que estaba en manos del BSCH es el paso previo a la venta de la cadena a un gran grupo mediático. Con esta adquisición, el grupo que preside Alierta controla un 59 por ciento de las acciones, lo que permitirá una venta segura, con una fuerte capacidad de negociación y sin condiciones.

La decisión de vender Antena 3 parece estar tomada. Después de la fusión-absorción de Vía Digital por Canal Satélite, el sueño del antiguo presidente de Telefónica, Juan Villalonga, para constituir un gran grupo multimedia en castellano, capaz de tutearse con los líderes del universo, se desmorona. César Alierta, harto de acumular pérdidas, con fracasos espectaculares en América Latina, quiere dedicarse al negocio básico de telefonía de la Compañía y está decidido a abandonar líneas de negocio no vinculadas a éste. El Gobierno del Partido Popular habría aceptado resignadamente esta firme decisión a cambio de que el grupo que controle la cadena en el futuro dé garantías a los conservadores sobre la nueva línea editorial. Una cadena privada de la importancia estratégica de Antena 3 no puede estar, gratuitamente, en manos críticas.

Encima de la mesa, los gestores de Telefónica tienen cuatro ofertas que vamos a describir. Una de ellas marcará el futuro de Antena 3:

Grupo Planeta

El Grupo Planeta está en una buena posición de salida. Con la colaboración de los italianos de Agostini y con la solvencia de un gestor como Maurizio Carlotti, responsable de DAPlaneta, tiene el apoyo del fundador de La Razón, Luís María Anson, y del ex portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez.

José Manuel Lara Bosch tiene a su favor su experiencia accionarial en Telecinco, su cadena de la que salió con una buena plusvalía, y su decidida voluntad de estar en medios de comunicación como gran grupo español. Atrás quedan sus aventuras en televisión y, en el presente, la creación de canales temáticos como Beca y Geoplaneta, y sus pinitos en el mundo de la radio y en la distribución cinematográfica. Lara se plantearía crear un gran grupo con ramificaciones en el mundo editorial, radiofónico –con una posible integración de Onda Cero con la COPE y sus propias emisoras-, televisión y prensa –es uno de los principales accionistas de La Razón-.

Bertelsmann

Parece, “a priori”, la opción que tiene más posibilidades de prosperar. Bertelsmann, el gigante alemán, propietario de cadenas como RTL, tiene como hombre fuerte en España a Juan Abelló, y como socio de referencia al constructor y Presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Cuenta con el aval del actual Presidente de Antena 3, Luis Blasco, hombre de confianza y amigo personal del Presidente de Telefónica, César Alierta. Al mismo tiempo, las espléndidas relaciones de Abelló con Aznar y con la cúpula económica del país, y el magnetismo de Florentino, juegan a favor de esta baza.

Bertelsmann ya es accionista de Antena 3 (tiene el 17% a través de RTL), aportaría experiencia y sinergia europea, solvencia económica y fidelidad ideológica al PP. En su contra juega la filiación alemana de la compañía y el hecho que Telecinco esté en manos de un grupo italiano, lo que dejaría a los medios privados del país huérfanos de accionistas claves españoles.

News Corporation-Murdoch

La tercera opción que está estudiando Telefónica es británico-australiana. La lidera el magnate de la comunicación Rupert Murdoch, propietario de los canales Sky, y para quién trabajó en otro tiempo el ex portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas.

Murdoch tiene un negocio boyante, una gran liquidez, ganas de invertir y una voluntad clara de irrumpir en el mundo de la comunicación latino a través de España. Tiene el inconveniente de no contar con grandes apoyos políticos y económicos en nuestro país y juega en su contra la primacía de un accionista no español, la misma dificultad que apuntábamos en Bertelsmann.

Grupo Correo - Recoletos

La última opción en juego es la del grupo Correo–Prensa Española, aliado con Recoletos. El grupo que lidera José Maria Bergareche es propietario de decenas de periódicos regionales y ha tomado el control de Prensa Española, que edita el diario ABC. Es uno de los socios de referencia de Telecinco y accionista de tres grandes productoras: Globomedia, Europroducciones y Boca a Boca.

La toma de control de la mayoría accionarial de Telecinco por parte de Berlusconi ha acercado al Grupo Correo a Recoletos, quien tampoco está pasando por el mejor momento en sus relaciones con Unedisa, empresa editora del diario El Mundo y con su director, Pedro J. Ramírez. Sumando fuerzas, Bergareche y Jaime Castellanos, hombre fuerte de Recoletos, se habrían acercado al Gobierno para plantear su control sobre Antena 3. En su contra juega la línea crítica de los informativos de Telecinco y la desconfianza que un sector del Gobierno tiene sobre las intenciones del Grupo que tiene como prioridad la gestión económica y el beneficio empresarial por encima de vecindades políticas de circunstancias.

En cualquier caso, las espadas están en alto y los próximos meses van a ser claves para la toma de decisiones. Telefónica quiere liquidez para afrontar sus nuevos proyectos telefónicos y no quiere el lastre de unos medios de comunicación que, hasta el momento, sólo han creado problemas a César Alierta.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba