En El Mundo Telefónica da marcha atrás en los medios tras invertir 1,6 billones

Abelló negocia la compra de Antena 3 para RTL y John de Mol, la recuperación de Endemol. Admira cambia de presidente cada 12 meses

Telefónica ha invertido, según estimaciones oficiales, un mínimo de 1,6 billones de pesetas (10.000 millones de euros) en medios de comunicación desde 1997. "Ya no es suficiente con tener oleoductos, refinerías y gasolineras. Hay que tener también petróleo". Juan Villalonga, presidente de Telefónica, justificaba de esta manera en aquel año, el lanzamiento de Vía Digital, la entrada de su compañía en Antena 3 y en Audiovisual Sport, que explota los derechos del fútbol en televisión.

Este giro estratégico fue apoyado con entusiasmo por el Gobierno y criticado abiertamente por el PSOE y el grupo Prisa, que vieron una maniobra del PP para controlar medios de comunicación alternativos.

Tras años de guerras mediáticas y falta de proyectos claros para la filial de medios de comunicación, el actual presidente de Telefónica, César Alierta, no cree tan necesario tener el petróleo y tampoco ha intentado poner orden en una parte del negocio que su antecesor consideraba clave.

Después de cinco años de apuesta billonaria, la división de medios de comunicación de Telefónica no ha logrado alcanzar la rentabilidad. En 2001 perdió 347,3 millones de euros con unos ingresos de 1.403 millones. Y, en el primer trimestre, la situación es aún peor. Las pérdidas se han incrementado en un 112% con respecto al primer trimestre del año pasado y en la senda de los números rojos ha entrado incluso el pulmón Antena 3 TV.

A lo largo de este lustro en que ha cambiado de nombre primero nada, luego Telefónica Media y después Admira, el grupo posee actualmente participaciones en 22 empresas. El proyecto de Villalonga era lanzar en el año 2000 a Bolsa la entonces Telefónica Media que se valoraba en más de un billón de pesetas y crear con ella el primer grupo de comunicación en castellano y portugués con presencia en Brasil, Argentina, México y el mercado hispano de Estados Unidos.

Pero ahora la estrategia parece inclinarse, aunque no se aclara oficialmente, por la venta de activos y salida del mundo de los medios y los contenidos para centrarse en este campo, como máximo, en la distribución de TV por las líneas ADSL.

Alierta cerró el pasado día 7 un acuerdo con el presidente de Prisa, Jesús Polanco, para integrar Vía Digital (la plataforma de TV de pago de Telefónica) en Canal Satélite Digital (controlada por Sogecable, que preside también Polanco). Además, Telefónica ha iniciado conversaciones con Juan Abelló para la venta de al menos buena parte de sus acciones en Antena 3 TV, según ha podido saber El Mundo. Abelló actúa en este caso como presidente no ejecutivo de RTL, el líder audiovisual europeo que controla el grupo alemán Bertelsmann. RTL ha pedido reiteradamente a Telefónica la gestión de la cadena de TV. Actualmente posee el 17%, mientras que Telefónica es el principal accionista con el 47%.

Además, John de Mol, el creador de Endemol la productora de Gran Hermano está intentando recomprar la compañía con el apoyo también de Bertelsmann, ante el escaso proyecto estratégico que el holandés percibe en Admira. Y, por supuesto, están en venta los activos de Argentina. Si se consuman todas estas ventas, Telefónica habrá fracasado en su viejo y costoso sueño mediático. En el sector apuntan varias razones del fiasco.

Como el "Atleti"

La rotación de responsables de división de medios de comunicación con nada despreciables indemnizaciones ha seguido un ritmo similar al del Atlético de Madrid de los peores tiempos de Jesús Gil. El último presidente es Luis Abril, nombrado en enero en sustitución de Juan José Nieto. El comunicado de nombramiento de Abril le señala a éste "en funciones", aunque en la página web de Admira se le califica ahora de "presidente ejecutivo".

Endemol

Estaba llamada a ser la gran estrella de Admira. La empresa holandesa que creó Gran Hermano, fue adquirida por 800.000 millones de pesetas en acciones por Villalonga en marzo de 2000. El grupo alemán Kirch, que ofrecía algo más de la mitad, perdió la puja con Villalonga.

La Bolsa castigó a Telefónica por la costosa operación y, además, los mejores éxitos de Endemol han sido seguidos en España por cadenas competidoras de Telefónica. Los expertos en contenidos siguen otorgando un gran futuro a Endemol, que está presente en 22 países con sus programas. Admira no ha intervenido apenas en la gestión y ha permitido por ejemplo el actual descontrol de los derechos de Operación triunfo, otro programa de Endemol.

Vía Digital

No hay cifras oficiales sobre el dinero que ha invertido realmente Telefónica en Vía Digital, que perdió 320 millones de euros en 2001 este año se temen 540 millones y arrastra una deuda de otros 1.100 millones. Tras cinco años de lanzamiento continuo ha conseguido 800.000 abonados, sin lograr alcanzar a su principal competidor Canal Satélite Digital, al que ahora se entrega en una fusión por absorción. No ha conseguido contenidos del fuste de su rival y su última gran operación, la compra de los derechos del Mundial de Corea y Japón de fútbol por 170 millones de euros, ha sido muy criticada por su improbable rentabilidad.

Antena 3 TV

Villalonga revolucionó en 1997 el mapa audiovisual con la compra de Antena 3TV por 53.000 millones de pesetas. La cadena ha conseguido fuertes beneficios en los últimos tiempos gracias al incremento de la publicidad, aunque no ha logrado su objetivo de desbancar en audiencia a TVE y a Tele 5. Precisamente dos productos de Endemol, Operación triunfo y Gran Hermano, lo han evitado.

En el primer trimestre del año, la cadena ha entrado en pérdidas y tiene previsto absorber la cadena de radio Onda Cero por 224 millones de euros. Esta operación no entusiasma al presidente del SCH, Emilio Botín, que es el segundo accionista de Antena 3 TV y que prefiere que Onda Cero y su deuda siga en Admira. El presidente de Onda Cero, Juan Kindelán, ha criticado por su parte los acuerdos alcanzados por el anterior equipo gestor con EL MUNDO.

Argentina

Tampoco hay cifras claras sobre lo que ha llegado a invertir Telefónica en estos años en las cadenas Azul y Telefé, aunque se estiman superiores a los 1.200 millones de euros. Abril intenta desprenderse de estos activos en Argentina, hasta ahora sin éxito.

Audiovisual Sport

Alierta ha aceptado vender a Sogecable el 40% del capital que mantenía en Audiovisual Sport, la propietaria de derechos de los equipos de fútbol de primera y segunda división. Actualmente pierde 72 millones de euros anuales y ni siquiera los partidos del Real Madrid, el líder de audiencia, han sido rentables en pay per view. Telefónica Media creó también en 2000 Telefónica Sport, que innovó en el mundo de los derechos deportivos con la creación de la liga privada europea de baloncesto. Villalonga colocó al frente de Telefónica Sport a José María García, que ha dejado sus funciones por "incumplimiento de contrato".

Artículo publicado en EL MUNDO, Carlos Segovia, 21/5/02

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba