Informe NOTA 2002/2003 Tendencias: estrenos dosificados, nostalgia y programas "positivos" con famosos

Las cadenas tienden a mantener un ritmo regular de estrenos durante todo el año en lugar de lanzar todas sus novedades a comienzo de temporada; la telerrealidad está consolidada, pero llamada a renovarse; gran auge de talent shows y programas con famosos que promueven buenas causas

La telerrealidad está consolidada en las televisiones de todo el mundo, pero también está llamada a renovarse y los nuevos programas siguen tres tendencias claras: búsqueda de talent shows (programas de talento), dating shows (programas de “busco pareja”) y reality shows con famosos. Ésta es una de las conclusiones del último informe NOTA Survey Internatinal TV Trends, referido a la temporada 2002/2003 y publicado la semana pasada.

Creada en 1997, NOTA (News On The Air) se sirve de la experiencia de Eurodata TV y la base de datos de audiencias de la consultora audiovisual IMCA para analizar a fondo los formatos que se han producido en todo el mundo, con el objetivo de revelar tendencias en programación y estrategias de producción. Para el estudio de la actual temporada 2002/2003, NOTA analizó un total de 1.086 formatos, 9 menos que el año pasado (1.095), emitidos en más de 60 cadenas de EE.UU., Australia, Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos y Reino Unido.

Estrenos dosificados a lo largo del año

Una de las tendencias a las que apunta el estudio es la estrategia que están siguiendo cada vez más las cadenas de televisión de todo el mundo, consistente en repartir los lanzamientos de programas nuevos a lo largo del todo el año, en lugar de cambiar radicalmente las parrillas en otoño. Por ejemplo, en Francia TF1 lanzó el 20% de sus nuevas apuestas en septiembre de 2002, mientras que en septiembre de 2001 lanzó el 40%. Estados Unidos es la excepción que confirma la regla. El 41,3% de sus estrenos se presentó en septiembre.

Francia e Italia proponen menos novedades

El número de novedades en Francia e Italia ha decrecido en esta temporada, aunque todas han supuesto un alto rendimiento para la cadena: concursos interactivos como Star six o Tubissimo en M6; Essaye encore en Canal +; Operazione Trionfo en Italia 1; e incluso Destinazione San Remo en Rai 2. Las emisoras han optado por lanzar sus programas siguiendo una estrategia a largo plazo.

Crecen los programas “positivos”

Los acontecimientos trágicos del 11 de septiembre de 2001 generaron una importante producción de programas “positivos” con múltiples objetivos: comprender el mundo que nos rodea, apoyar una buena causa, elegir el entretenimiento como forma de evasión, prosperar y echar la vista atrás para rememorar los buenos tiempos.

La vena nostálgica, que comenzó a finales de la pasada temporada, se ha consolidado este año con algunos programas de entretenimiento y de ficción: American Dream en la NBC, que recordaba los años 60; y Do Over en Warner BROS., que volvía a los 80.

Esta temporada se han puesto en marcha muchos programas que utilizan a famosos para promover una buena causa. Italia es líder en este género con muchos espacios en RAI1. Un dono d’amore, en prime time, reúne a estrellas con el objetivo de concienciar a la audiencia sobre la donación de órganos. Los jugadores de un prestigioso club de fútbol se dan cita en Juventus una squadra per amico para recaudar fondos para la construcción de un hospital infantil. En la misma línea, cantantes famosos actúan en directo en Con tutto il cuore para recaudar dinero para los habitantes de Prístina, capital de Kosovo. Finalmente, Nel nome de cuore fue un especial dedicado a la vida de San Francisco de Asís que recaudó fondos para una causa benéfica.

El encendido ambiente político y social del momento, así como la necesidad del espectador de estar mejor informado, ha llevado a las cadenas analizadas por NOTA a programar más espacios de corte político-social e informativos. En una iniciativa del canal Ned1, los miembros del nuevo Gobierno holandés se presentaron a sus votantes a través del programa Nieuwe Stuurlui. De la misma manera, candidatos políticos se enfrentaban a un artista en Szenewechsel, emitido en el canal alemán ARD. En Francia, el revuelo creado por los resultados de la primera ronda presidencial llevó a las cadenas públicas a potenciar sus respectivas programaciones políticas. 100 minutes pour convaincre, en France 2, daba la oportunidad a un político de exponer su punto de vista en diferentes materias diferentes, enfrentándose al mismo tiempo a periodistas y a miembros de la oposición.

Otro tipo de programas, los court shows (espacios de juicios), hacen de intermediarios en conflictos legales. Por ejemplo, Alemania, país que en la temporada 2001/2002 emitió Richter Alexander Hold, Richterin Barbara Salesh y Das Scheidungsgericht, ha lanzado esta temporada, al menos, tres programas nuevos de este género: Die Jugendberaterin en Pro 7, Das Familiengericht y Das Strafgericht en RTL. Todos ellos tratan de resolver casos legales en los que hay jóvenes y familias implicadas, así como casos criminales reales en Das Strafgericht.

Prosperan los programas de entretenimiento

La necesidad de “escapismo” se materializa en el auge de programas de entretenimiento y de humor. En Alemania se emitieron tres espacios que partían de conceptos insólitos: Ohne Worte en RTL, basado en sketches mudos; Rent a Pocher en Pro 7, centrado en el presentador Oliver Pocher, que podía ser contratado por la audiencia para llevar a cabo diferentes tareas. En Alt & Durchgeknallt, en Sat 1, ancianos que son al mismo tiempo protagonistas y víctimas de bromas cómicas, asisten a una representación de su vida diaria.

Paralelamente, los programas de telerrealidad se han afianzado en las parrillas. En el Reino Unido, Operatunity enfrenta a 100 cantantes de ópera principiantes. El ganador obtiene como premio un papel principal en una representación en Londres. El canal estadounidense Fox, emite un programa que presenta Monica Lewinsky, Mr. Personality, en el que una mujer tiene que elegir a su príncipe azul entre 20 hombres enmascarados.

Esta temporada, han proliferado en todas las cadenas los talent shows (concursos de talento), inspirados en formatos internacionales, en el regreso de formatos clásicos y en la búsqueda de talento en todo tipo de facetas.

Pero la telerrealidad está llamada a renovarse y los nuevos programas siguen tres tendencias claras: búsqueda de programas de talento, dating shows (programas de “busco pareja”) y reality shows protagonizados por famosos. Entre los éxitos de esta última temporada, el estudio señala a Joe Millionaire en Fox (USA) y a Hotel Glamour en Tele 5.

La onda nostálgica también se extiende a los famosos. Reborn in the USA, emitido en el canal inglés ITV, es un reality soap de 8 episodios en el que cantantes británicos de los años 60, 70 y 80 tratan de relanzar sus carreras musicales a través de una gira por EE.UU. El público norteamericano elige a los dos peores cantantes y los espectadores británicos salvan después a uno de ellos. El ganador obtiene como premio un contrato con una discográfica. Un formato similar, Vivo Cantando, comenzó ayer en Telecinco.

¿Busca la telerrealidad tranquilizar su conciencia?

Finalmente, el estudio destaca la participación activa de famosos en programas en los que ellos son la base –cita como ejemplos a La isla de los famosos en Antena 3 o I’m a celebrity get me out of here en ITV y ABC- y en programas de conciencia social, a menudo basados en la solidaridad, como Celebrity Boot Camp en Fox o Comic Relief does Fame Academy en BBC1.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba