Transición Tensión en el Consejo de RTVE entre PSOE y PP

El Director General saliente asegura que seguirá tomando decisiones hasta el día de su relevo

El director general RTVE, José Antonio Sánchez, se niega a ser un ejecutivo tutelado por el PSOE durante el periodo de transición política y tiene previsto continuar ejerciendo, con todas las consecuencias, sus funciones gestoras. De momento anunció en el Consejo de Administración que no pensaba paralizar las contrataciones en la radio y la televisión pública. Los representantes del PSOE pretendían que el Consejo de Administración sea consultado antes de firmar acuerdos para la renovación de los contratos de los presentadores o la puesta en marcha de nuevos programas.

Todo el mundo espera un relevo total de los altos cargos de RTVE tras las elecciones generales, con la victoria del PSOE. Los socialistas plantearon ayer en la reunión del Consejo de Administración que debía haber dado instrucciones para no firmar nuevos contratos, de modo que se atienda sólo los compromisos "imprescindibles" para no paralizar la actividad de la empresa. Sánchez admitió que no ha dado instrucciones en este sentido. Los representantes del PSOE recordaron al director general que "está en funciones" y que "en tanto que llegue un nuevo director general debería dejar de firmar contratos que hipotequen el futuro económico de la compañía".

Los planes del PSOE en RTVE

Los socialistas se han fijado como prioridad para el periodo de transición el estricto control de las contrataciones de RTVE hasta el nombramiento de los nuevos gestores, prevista para el próximo mes. El portavoz de los consejeros del PSOE, Miguel Ángel Sacaluga, solicitó ayer al director general y al director de TVE, José Antonio Sánchez y Juan Menor, respectivamente, que le sean remitidos de manera urgente todos y cada uno de los compromisos de futuro que establezca el grupo audiovisual, tanto para Televisión Española como para Radio Nacional de España. El PSOE intenta evitar así que este momento de cambio pueda ser aprovechado para compras de programas o contratos de personal de última hora que después deban asumir como propios los futuros responsables del Ente público.

Miguel Ángel Sacaluga explicó, al acabar el Consejo, que José Antonio Sánchez argumentó que "nadie tiene que decirle cómo hacer una transición y que no recibía lecciones de nadie en cuanto a transparencia y democracia". "No pienso dar explicaciones de nada", agregó.

El portavoz de los consejeros del PP, Gerardo Conde, aseguró que "una empresa como Televisión Española tiene que estar comprando películas, derechos deportivos, producciones, y eso no se puede paralizar hasta que haya un nuevo Consejo". Insistió en que la Administración del Estado "va con otra calma", y en televisión "quizá haya que comprar mañana porque, por ejemplo, salen a subasta los derechos del fútbol".

Polémica sobre la cobertura informativa del atentado

El Consejo analizó la cobertura informativa de los atentados terroristas de Atocha y las elecciones generales del pasado domingo. A juicio de los socialistas "nunca se había llegado tan bajo en cuanto a censura, manipulación y ocultación de información".

Los vocales del PP rechazaron la petición de comparecencia formulada por los socialistas para que el presidente de la SEPI, Ignacio Ruiz-Jarabo, informe de la situación económica y financiera del grupo audiovisual estatal.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba