Análisis Terremoto en el sector audiovisual francés

Un ejemplo de cómo los vientos de cambio y de crisis están recorriendo Europa

Cuando veas las barbas de tu vecino cortar.... Francia es un buen ejemplo de cómo un imperio sólido como TF1 coge la gripe debido a los problemas que aquejan al sector: crisis económica mundial, bajada de los títulos en Bolsa, competencia creciente, caída de las audiencias, desastre en la facturación publicitaria…

En un Consejo de Administración de hace unos días, TF1 revisó a la baja todos sus objetivos para 2008. Nonce Paolini, responsable del grupo, era muy claro en sus explicaciones a la prensa: “Trabajamos bajo fuego de ametralladoras, pero no hay ninguna razón para perder la sangre fría”.

La cadena parece “tocada” por un tornado. La competencia de doce nuevas cadenas de TDT ha provocado que la cuota de pantalla de TF1 haya caído de un 31.8% del mes de octubre de 2007 al 26.2% que han registrado los audímetros de Mediametrie el mes pasado.

Incluso algún día de noviembre la primera cadena francesa ha cerrado ligeramente por encima del 21%. Parece que el cierre de este mes puede ser incluso peor que el registrado en octubre.

A pesar de todo, la cadena es líder de audiencia en Francia y en Europa, pero eso no limita las preocupaciones de sus directivos y accionistas. ¿Qué les depara el futuro inmediato?

* "Star Academy", la versión francesa de "Operación Triunfo" que emite TF1

La televisión pública vivirá sin publicidad

TF1 tendrá un respiro porque el grupo de France Televisions, las cadenas públicas francesas, dejarán de vivir de la publicidad a partir del próximo mes de enero, por decisión del gobierno Sarkozy.

La cadena privada también ha hecho los deberes para prepararse para la revolución técnica y cultural que supone la televisión por Internet, la distribución por teléfono móvil o la llegada de la alta definición. Pero eso no es un consuelo cuando comprueba que su potencia indiscutida durante tantos años es puesta en cuestión y ve que sus informativos – como el de las 20h – sufren graves pérdidas de audiencia. “No leáis lo que digan de vosotros los periódicos y no miréis las curvas de audiencia” – les dice la presentadora del Journal a sus redactores para que no se desmotiven.

De momento, a partir de enero, el audiovisual francés vivirá una gran revolución que se traduce en una reducción parcial de publicidad para France 2, FR3, a partir de enero de 2009 y la desaparición total a partir de noviembre de 2011.

Las cadenas privadas podrán introducir más cortes publicitarios y más minutos de anuncios por cada hora de emisión, además de “product placement” dentro de los telefilmes.

Estas nuevas medidas han provocado una oleada de protestas de las estaciones de radio, de las cadenas temáticas y de las nuevas TDT, que consideran que estas medidas son un trato de favor a TF1 y a M6, que pone en peligro su propia supervivencia. Por si fuera poco, los estudios señalan que bajará la publicidad en radio y ya se ha anunciado que las cadenas privadas de televisión bajarán sus tarifas en “day-time”.

Despidos y recortes de gastos

¿Las consecuencias inmediatas? Mientras France Televisions ha anunciado un ERE que acabará con una reducción de plantilla de 900 personas, los expertos consideran que si TF1 – con 3768 trabajadores en plantilla- baja del 25% de cuota de pantalla, deberá recortar sus gastos de programación y puede incluso plantearse una reducción de plantilla.

El diario “Le Monde”, recogiendo fuentes internas de TF1, señalaba “que en los pasillos de la cadena todo el mundo habla de lo mismo, todo el mundo teme por su puesto de trabajo y una ola de pánico recorre la empresa”.

Jornada de huelga contra el 'plan Sarkozy'

Los medios franceses vivieron este martes una histórica jornada de huelga. Los integrantes de la radio y TV públicas protagonizaron un parón de 24 horas contra el polémico 'plan Sarkozy', que prevé la supresión de la publicidad en las emisoras estatales.

El presidente fundamenta sus propósitos en la "calidad del servicio público", que, a su juicio, "no puede funcionar según los criterios puramente mercantiles". Sin embargo, el grupo France Télévisions (integrado por cinco televisiones) estuvo en huelga durante esta jornada para exponer su desacuerdo, en el que coinciden con la oposición política del presidente conservador.

Adoptada por el Gobierno en octubre, la reforma está siendo examinada -en una primera lectura- por el Congreso francés, uno de las localizaciones sensibles de la manifestación. Los trabajadores han dado forma a sus protestas precisamente ante las verjas de la Asamblea Nacional francesa. En febrero, los trabajadores ya expresaron sus quejas ante el Puente del Alma y los Campos Elíseos.

Mientras, la programación de las dos principales cadenas públicas galas, Radio France y France 2, fue sustancialmente alterada desde la mañana del martes.

Los sindicatos de las cinco cadenas públicas francesas, así como sus productores o guionistas, han expresado en repetidas ocasiones su preocupación por la financiación del grupo público, aunque el Gobierno se ha comprometido a garantizar la cifra de 450 millones de euros anuales.

El 'plan Sarkozy' también implica otros factores, como la eliminación de puestos de trabajo. De hecho, ya se conoce que 900 colaboradores abandonarán sus puestos y no serán reemplazados.

El sector audiovisual público se queja de que la reforma propiciará que grupos industriales de empresarios como Bouygues y Bolloré, cercanos al presidente Sarkozy, recuperen buena parte del paquete publicitario.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba