Artículos de interés La hija de Thatcher ganó "La Selva de los famosos" británica

Logró imponerse en la final de "I´m a celebrity, get me out of here!" que congregó a 11 millones de espectadores el lunes

Por su interés reproducimos el siguiente artículo de Patricia Tubella que publica hoy La Vanguardia:

Su madre hizo historia al encadenar tres victorias electorales seguidas para los conservadores. Ahora, Carol Thatcher, de 52 años, acaba de ganar una contienda de naturaleza bien distinta, que le ha merecido el título de reina de la jungla. La periodista y escritora logró imponerse en la final del concurso I´m a celebrity, get me out of here! (la versión británica de La isla de los famosos)que congregó a 11 millones de telespectadores el lunes por la noche.

Para hacerse con el cetro, la hija de la baronesa Thatcher hubo de superar una serie de duras pruebas en la selva australiana, desde sumergirse en aguas infestadas de anguilas y cocodrilos hasta tomarse como almuerzo los testículos y el pene de un canguro (crudos). La concursante protagonizó uno de los momentos más bochornosos del reality show al ser pillada in fraganti por las cámaras mientras hacía sus necesidades en la maleza. Toda la prensa publicó al día siguiente la foto de las ilustres posaderas, pero su dueña encaró el mal trago con un excelente humor, que - junto al estilo directo de quien no se anda por las ramas- le ha hecho ganar el favor de la audiencia: nada menos que medio millón de votos le permitieron batir a sus contrincantes, personajes televisivos que sobre el papel eran mucho más populares que ella.

"No os sorprenderá si os digo que fui educada para superar cualquier adversidad", declaraba la ganadora, en clara alusión a su estricta madre, a quien ocultó su participación en el programa "porque lo desaprobaría totalmente". De las charlas mantenidas con sus colegas de aventura (y filmadas por las cámaras de la cadena ITV) se desprende que Carol Thatcher tuvo una infancia difícil porque su gemelo, Mark, era el claro favorito de la ex primera ministra. Los dos hermanos no se dirigían la palabra desde el pasado enero, cuando él fue condenado (en suspenso) y multado por su implicación en una intentona golpista en Guinea Ecuatorial, pero Carol rompió esa dinámica y decidió telefonear a Mark antes de adentrarse en el outback de Australia.

Durante años eclipsada por la notoriedad pública de otros miembros de su familia, Carol Thatcher disfruta de su recién ganada celebridad como la Dama de Hierro de la jungla, un título que le han impuesto los medios y que no le disgusta en absoluto. El premio en metálico por su victoria ronda los 60.000 euros, pero quienes conocen el mundillo de los famosos aseguran que puede embolsarse más de un millón de libras a base de apariciones televisivas y con un anunciado libro autobiográfico que tiene posibilidades de convertirse en best seller.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba