Pidieron reunirse con la dirección, sin éxito Trabajadores de TV3, encerrados 8 horas en la sede del ente

Trabajadores de TV3, encerrados 8 horas en la sede del ente
Trabajadores de TV3, encerrados 8 horas en la sede del ente

Protestan contra la cúpula de la CCMA, para que retiren la acusación contra un compañero por presunta revelación de datos sobre los salarios de la plantilla. El juicio de este empleado comienza el 30 de junio y la Corporación pide 7 años de cárcel

Los componentes del comité de empresa de TV3 encerraron el pasado miércoles 15 en la sala de reuniones de la dirección de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, informa ElDiario.es. Los sindicalistas pretenden llamar la atención del ente para que retiren la acusación contra un trabajador de la televisión para el que solicitan 7 años de cárcel por, presuntamente, revelar datos sobre los salarios de la plantilla.

La delegación se presentó a las 10:00 horas en la sede de la dirección, después de la huelga de 10 minutos realizada entre a partir de las 8:00 horas. Pidieron entrevistarse con los consejeros, pero se encontraron con la negativa de estos. El consejo celebraba una reunión ordinaria, y todos salvo dos de los directivos se marcharon de la sala. Uno de esos dos, Pep Vilar (elegido por PSC) les reprochó la actitud.

Tras ello, los trabajadores de TV3 ocuparon en la sala de reuniones y han manifestado estar a la espera de ser recibidos por el consejo de gobierno de la televisión pública.

Han intentado conseguir la mediación de la clase política, sin éxito

Ante la cercanía del juicio (30 de junio), las movilizaciones se han acrecentado en las últimas semanas. Desde el comité se ha repetido que si la cúpula de la Corporación retirase la acusación, el caso quedaría sin efecto. Se basan para afirmarlo en dos informes legales solicitados por los representantes de los trabajadores.

El comité ya había conversado con el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, el expresident, Artur Mas, la presidenta del consejo de gobierno de la CCMA, Núria Llorach, y varios dirigentes de Convergència, para que se comprometieran a mediar, sin éxito.

El origen del caso

El 1 de agosto de 2012 un mensaje enviado presuntamente desde el correo electrónico del presidente del consejo de la CCMA, Brauli Duart, se recibió en todos los buzones del correo interno del ente. Adjuntaba una hoja de cálculo con los datos de todos los trabajadores, sueldos y cálculos de los costes de sus despidos. Una información que había sido pedida antes por el comité de empresa y que desde la dirección se negó que existiese.

La información causó un gran estruendo e interpretaciones contradictorias. Desde entenderlo como un globo-sonda de la dirección, hasta verlo como una acción para desvelar un secreto atesorado por la cúpula de la televisión pública catalana. La corporación encargó una investigación policial para localizar al autor de la filtración. Durante 14 meses los trabajadores de TVC fueron escrutados en una investigación de la que se desconocen los límites.

En octubre de 2013 los Mossos entraron por sorpresa en casa de un empleado de TV3. Revolvieron durante horas y requisaron un ordenador. Después detuvieron al trabajador y durante 72 horas fue interrogado. Al salir estaba acusado de "descubrimiento y revelación de secreto", ambos cargos relacionados con la filtración de la información sobre el ERE que se preparaba en la CCMA.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba