Vea la serie sobre Enrique VIII que también podría emitir TVE "Los Tudor" llega a España este domingo en Canal +

Canal + preestrena el domingo 30 de diciembre en España los dos primeros capítulos de “Los Tudors”, la superproducción americana sobre la vida de Enrique VIII que podrá seguirse completa en el canal de pago a partir de enero, según informa la cadena. TVE también posee los derechos de emisión en abierto.

Lujuria, ambición, odio, intriga y traición se unen en esta serie de la cadena estadounidense Showtime, protagonizada por Jonathan  que recorre los primeros años de reinado de Enrique VIII. El monarca de Los Tudor es joven, atractivo, poderoso, seductor y mucho más complejo y fascinante que la tradicional imagen del orondo soberano de barba roja.

Con un apetito voraz por las mujeres y la diversión y un ansia de poder desmedido, el joven rey deja la política en manos de sus consejeros, mientras él recorre las camas femeninas de la Corte y va de caza, representa obras de teatro o juega al tenis con sus amigos. Nada ni nadie puede oponerse a sus propios deseos.

Creada por el guionista de “Elizabeth”

Michael Hirst es el director y guionista de los diez capítulos producidos por Showtime. Hirts es un entusiasta de los Tudor, que ya escribió el guión de la película Elizabeth, la historia de la reina Isabel I, una de las hijas de Enrique VIII, y que estrenará este año la secuela de ese film. El canal de pago americano Showtime es responsable también de éxitos como Weeds, Californication o Dexter.

Apasionado de los Tudor, Hirst ha mezclado en esta producción ficción y realidad con el objetivo de dar un aire diferente a la historia de la dinastía inglesa, y a la vez presentar a los nobles y reyes de la época como personas de carne y hueso, con problemas y pasiones simples que se repiten a lo largo del tiempo.

Jonathan Rhys Meyers, Sam Neill y Peter O’Toole, en el reparto

Esta superproducción cuenta con un reparto lleno de jóvenes y atractivos actores encabezado por Jonathan Rhys Meyers (Match Point) y en el que también figuran Natalie Dormir (Casanova), Maria Doyle Kennedy (Miss Julie), Gabrielle Anwar (Esencia de mujer), Henry Cavill (Tristán e Isolda) o Callum Blue (la serie Tan muertos como yo).

Junto a ellos, intérpretes como Sam Neill (Parque Jurásico) y Jeremy Northam (Gosford Park, Enigma), a los que se unirá, en la segunda temporada –cuya grabación se firmó tras la emisión del segundo capítulo, dado su éxito de audiencia–, Peter O’Toole (Lawrence de Arabia).

Enrique VIII, atrapado en triángulos amorosos y políticos

En Los Tudor, el joven Enrique VIII se ve inmerso en dos triángulos, uno amoroso y otro político. En lo personal, el Rey se siente atrapado en su matrimonio con Catalina de Aragón -su primera esposa, que no consigue darle un hijo varón- y encuentra una válvula de escape en la hermosa Ana Bolena, por la que siente una obsesión creciente. En lo político, Enrique debe tomar sus decisiones de Estado eligiendo entre los consejos de Tomás Moro y los del ambicioso cardenal Wolsey.

Los exteriores rodados en Irlanda, junto a los decorados y el vestuario, logran transportar al espectador hasta el siglo XVI.

Buenas críticas

La crítica ha acogido con entusiasmo este proyecto innovador. La revista Variety se refiere a ella en términos como “Una gran apuesta, valiente, opulenta…”; y el New York Times habla de “una imagen maravillosa; los decorados y los trajes son magníficos, la fotografía es luminosa y exuberante.”.

El Usa Today también es contundente “Los Tudor puede ofrecer muchos placeres reales, que comienzan con la actuación de un vigoroso Rhys Meyers, pero incluyendo un reparto excelente, calidad de producción de primera clase y una escritura divertida del escritor/productor Michael Hirst”.

A lo largo de los diez episodios de esta primera temporada, Enrique tendrá que poner a prueba los límites de su autoridad; es un joven impaciente con poder absoluto que impone su voluntad por encima de todo y de todos.

El Enrique VIII que aparece en Los Tudor no es el mismo que el de los libros, cuadros y otras series y películas: un pelirrojo y obeso soberano, insaciable, que cambiaba constantemente de esposa. Muy al contrario, la serie presenta a un joven, sexy, poderoso, pasional y atlético monarca, una especie de estrella de rock del siglo XVI.

El atractivo actor Jonathan Rhys Meyers, el arribista sin escrúpulos de la película Match Point, es el encargado de dar vida al monarca. La idea principal es simple y atemporal: un hombre que tiene una mujer mayor y quiere divorciarse para casarse con otra más joven. Pero, ¿cómo se traduce esto cuando el que quiere hacerlo es el mismísimo Rey de Inglaterra? Ahí viene lo interesante.

El rey que presenta la serie, es un rey complejo. Por un lado, lo muestra como hombre, en su relación con su esposa Catalina de Aragón, su amante Ana Bolena y su deseo obsesivo de tener un hijo varón, y por otro como un político, influido por dos personajes: el Cardenal Wolsey y el filósofo Tomás Moro.

Los Tudor incluye también una corte corrupta, centrada exclusivamente en la búsqueda del favor del caprichoso rey. Los personajes son tan dispares como el del Cardenal Wolsey, cuya aspiración es llegar a ser Papa como sea, o Tomás Moro, hombre leal, que se ve en la tesitura de elegir entre su Dios o su Rey. Se mezclan también amigos de la infancia del monarca y nobles sin escrúpulos, que deberán mantener la simpatía de Enrique si quieren conservar su cabeza.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba