Se estrena este jueves en La 1 "UCO se ha grabado al modo de las midseason norteamericanas"

La serie, que tiene sólo 6 capítulos, incorpora al actor Juan Echanove

"'UCO' es el spin-off de 'Desaparecida', una de las series más laureadas, junto a 'Cuéntame', del panorama televisivo. Con ella damos un paso más en nuestra apuesta de ficción de calidad y adulta".

Así ha presentado la directora de Programas de TVE, Eva Cebrián, la nueva apuesta de ficción de la cadena para la noche de los jueves, "Unidad Central Operativa", que mañana arranca en La 1 a las 22:00 horas.

Seis capítulos a modo de las 'midseason' americanas"

"'UCO' va a ser un gran éxito de ficción", ha pronosticado el responsable de este área de TVE, David Martínez, quien ha explicado que se emitirán seis capítulos, a modo de las "mid-session" americanas, "aunque esperemos que dure mucho tiempo", ha apuntado Cebrián en la rueda de prensa a la que ha asistido Vertele.com.

"Hemos hecho una serie con historias cercanas, con las que podremos poner cara a las víctimas y verdugos que aparecen diariamente en los periódico", ha comentado Miguel Ángel Bernardeau, productor ejecutivo de Ganga ("Cuéntame").

Bernardeau ha explicado además que, desde el fin de “Desaparecida”, “han sido nueve meses de trabajo intenso con la UCO de la Guardia Civil. El decorado es similar al de una unidad real y para hacer la serie nos ha asesorado esta unidad de élite de la Guardia Civil, y sobre todo el Teniente Coronel Manuel Llamas, que ha colaborado estrechamente con nosotros”.

Llamas ha explicado a TVE: “Hemos asesorado en dos ámbitos, por un lado en el tema policial y por otro en el lado humano del cuerpo, para recrear el ambiente de compañerismo y colaboración dentro de la Unidad, para dar a conocer cómo es la Guardia Civil y cómo nos comportamos”.

"Para el primer capítulo se emplearon 22 días"

Según Bernardeau, Unidad Central Operativa “es una serie de producción muy cuidada: para el primer capítulo se emplearon 22 días, algo que no es usual."

Protagonizada por Miguel Ángel Solá y Ana Torrent, en la serie también participan Sancho Gracia, Esther Ortega (compañera de Solá en "Desaparecida"), Esmeralda Moya ("90-60-90", "Hay alguien ahí") y Pastora Vega. Además, el actor Juan Echanove intervendrá en tres episodios.

Solá ha dicho que "mi personaje me encanta, es entrañable, un tipo tranquilo, no sabe ni ordenar ni mandar. Sierra busca la verdad, su obsesión es la condición humana. Descuida sus aspectos personales porque no piensa nada más que en su trabajo y no hay caso que no dé por resuelto. Es un personaje muy lindo”.

"Hemos huido del sensacionalismo a la hora de reflejar los casos"

Bruno Sierra, capitán del grupo de Delitos contra las personas en la UCO, es un viejo conocido de los espectadores. En la temporada 2007, su investigación en el caso de la desaparición de Patricia Marcos fue el eje central de “Desaparecida”, un drama avalado con prestigiosos premios internacionales, entre ellos el Festival de Drama de Seúl, el Festival Internacional de Montecarlo y los Festivales de Nueva York.

“En “Desaparecida” nos dimos cuenta de que la actividad de esta unidad era tan fascinante que merecía tener una serie propia. Sus agentes no tienen nada que envidiar a otros cuerpos policiales americanos o europeos. Nos sorprendimos tanto al conocer por dentro a la UCO, que nos dijimos: aquí hay historia”, según Bernardeau.

Al igual que ocurría en “Desaparecida”, la serie de origen, en “Unidad Central Operativa” se ahonda en los elementos dramáticos relacionados con el mundo del crimen: cómo afecta a las víctimas, a los agentes que investigan esos casos jugándose a veces la vida y cómo son los criminales y delincuentes que persiguen… a menudo más cerca de las victimas de lo que podríamos imaginar.

“Son historias que van a resultar familiares a los espectadores”- dice Bernardeau, “de casos a través de los que retratamos a la sociedad española actual. Hemos huido del sensacionalismo a la hora de reflejar los casos”. Y añade: “A pesar de su temática, es un programa para todos los públicos, en el que además de intriga y suspense, el espectador va a encontrar también humor”.

Tramas basadas en la actividad real de la UCO

La UCO es la élite de la policía judicial del Instituto Armado, encargada de investigar la delincuencia especializada, desde la desarticulación de bandas y mafias hasta los delitos económicos o telemáticos. Trabajan con las técnicas más avanzadas y en numerosas ocasiones, cuentan con la colaboración de policías o servicios de información de otros países.

Los agentes que componen esta unidad, creada en 1987, han participado en algunos de los casos más conocidos de los últimos años en nuestro país, como la desaparición del alcalde de Fago.

Aunque la ficción está sólidamente documentada, las tramas de “Unidad Central Operativa” han sido modificadas para evitar cualquier coincidencia con la realidad. Están basados en la actividad diaria y real de la UCO, y sus procedimientos y verosimilitud están supervisados por verdaderos agentes de esta unidad.

Bernardeau define como privilegiada la relación entre esta producción y la Guardia Civil: “Hemos disfrutado de una calidad de asesoramiento de primer nivel”.

"Calidad de cine para televisión", según TVE

Para albergar la actividad del grupo, se han construido unos decorados a imagen y semejanza de la sede real de la UCO. Los decorados de la serie se han repartido en dos platós diferentes; en el primero de ellos, de casi 800 metros cuadrados, se recrea la sede central de la unidad.

La fotografía está al servicio de los personajes y de las necesidades de la narración. El acabado cinematográfico se consigue además por el uso de dos cámaras, una realización más habitual en el mundo del cine que en el de la televisión.

Además de la sala tecnológica, desde donde los agentes dirigen cámaras y mecanismos para detectar la actividad criminal, una parte importante de la acción se desarrolla en “el mentidero”, la sala de interrogatorios, en la que Sierra y la sargento Andrún, se mostrarán maestros consumados.

"Una serie con alma"

La ficción se inicia cuando Sierra se incorpora al Grupo de Delitos contra las personas de la Unidad Central. Su llegada es recibida de forma fría por parte de su nuevo equipo, especialmente por su segundo, el teniente Segura, (Eleazar Ortiz) que lleva un tiempo ejerciendo el mando de forma provisional.

El resto del grupo se siente incómodo y sorprendido con la decisión de Sierra de reclamar para el grupo a la sargento Laura Andrún, (Esther Ortega), a quien quiere seguir teniendo a su lado como en “Desaparecida”. El otro sargento del grupo, Molina, (Alfonso Bassave) se siente molesto ante la llegada de este capitán que tiene fama de lobo solitario.

“Nació tocapelotas y morirá tocapelotas”. Así define el coronel Garrido (Sancho Gracia), jefe supremo de la Unidad al recién incorporado capitán. Y es que Sierra es un investigador atípico, poco respetuoso con las normas y procedimientos burocráticos, siempre más dispuesto a seguir su intuición que a plegarse a los procedimientos oficiales.

Sierra necesita un buen amigo. Lo tiene en Luis Seisdedos, (Juan Ribó), el psicólogo de la Unidad Central Operativa, un especialista en bucear en el alma humana. Los tecnólogos del grupo, Nacho (Mikel Losada) y el Chef (Eric Francés) también están dispuestos a darle un margen de confianza.

En su nuevo destino, Sierra comparte despacho con Julia, (Ana Torrent), la primera comandante de la Benemérita, que parece haber jugado en el pasado un papel importante en la vida del capitán. Una vida en la que hay un divorcio reciente, una hija pequeña alejada y una adolescente, Blanca, (Esmeralda Moya) que va a complicar el trabajo y la vida del padre todavía más.

Actores fijos y episódicos

“Unidad Central Operativa” ha conseguido reunir a un grupo de actores liderados por Miguel Ángel Solá, Ana Torrent, y Sancho Gracia. Le acompañan, interpretando a los personajes principales, Esther Ortega, Juan Ribó, Alfonso Bassave, Celia Pastor, Eleazar Ortiz, Mikel Losada, Eric Francés y Pastora Vega.

En cuanto a los actores episódicos, en los primeros capítulos estará la actriz Rosana Pastor como la esposa de un suicida y Juan Echanove en el papel de un sargento de pueblo.

LOS PERSONAJES

Bruno Sierra. Capitán del Grupo de Delitos contra las Personas, Unidad Central Operativa (Miguel Ángel Solá)

Han pasado ya algunos meses desde la resolución del caso de Patricia Marcos. Sierra ha ascendido a capitán y ahora es el responsable del Grupo de Delitos contra las personas de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Desde esta unidad, y en colaboración con otros departamentos y unidades territoriales de la Benemérita, investiga homicidios, secuestros, extorsiones y desapariciones.

El personaje que interpreta Solá no es sólo atípico por ser un guardia con acento porteño. Su compromiso con determinados valores choca con la burocracia, y es capaz de ver dentro de las víctimas y de los culpables lo que nadie más ve.

Le gusta el movimiento y la calle pero su reino pertenece a la sala de interrogatorios. Su pericia en “el mentidero” es legendaria, y produce a lo largo de la serie momentos de brillante intensidad dramática. Divorciado, y alejado de su hija pequeña, su hija adolescente se instala en su apartamento, creando problemas adicionales para este lobo solitario.

Julia Guzmán. Comandante del Grupo de Crimen Organizado (Ana Torrent)

Es la primera mujer oficial de la Guardia Civil. La vocación le viene de familia: es hija de un coronel, ya fallecido, que no aceptó de buen grado que ingresara en el cuerpo. Tiene muchos rasgos en común con Sierra y, como él, antepone su profesión a su familia. Aunque se conocen desde hace 10 años, su relación ha sido estrictamente profesional.

Hasta ahora, que tienen que trabajar juntos. Ella ha ascendido en la escala hasta llegar a comandante, el grado inmediatamente superior al de Sierra, y es quizás, la persona que más sufre la peculiar forma de encarar los casos del capitán. Entre ellos hay un permanente tira y afloja.

Ramón Garrido. Coronel. Jefe de la Unidad Central Operativa (Sancho Gracia)

Serio y profesional, lleva toda su vida en la Guardia Civil y ha prestado servicio en todo tipo de unidades y misiones.

Esa experiencia le permite tener respuestas para todas las preguntas y problemas de sus subordinados. Considera a Sierra como uno de los mejores investigadores de la Guardia Civil y le molesta tener que reprenderle por cuestiones de método o protocolo.

Laura Andrún. Sargento de la Unidad Central Operativa (Esther Ortega)

Colaboradora habitual de Sierra en el Grupo de Desaparecidos de la Guardia Civil, ahora vuelve a serlo en el Grupo de Delitos contra las personas de la Unidad Central Operativa.

Como a Sierra, los espectadores la recordarán en “Desaparecida”. Es el miembro del equipo que mejor conoce a Sierra, al que ha aprendido a admirar y de quien se considera una discípula. Es Sierra quien al incorporarse como capitán a la Unidad Central la reclama para el grupo.

Luis Seisdedos. Capitán del grupo de Relaciones exteriores y Fuentes de la Unidad Central Operativa (Juan Ribó)

Psicólogo de formación, es jefe de fuentes y confidentes de la U.C.O. También es el mejor amigo de Sierra. Sus caminos se han cruzado en múltiples casos. Es muy frecuente que Sierra acuda a él, sobre todo en aquellas cuestiones relativas a perfiles. También cuando necesitan un soplo o abrir una vía que se atasca.

Blanca Sierra, Hija mayor de Bruno Sierra (Esmeralda Moya)

Cuando su madre toma la decisión de mudarse a otra ciudad, Blanca considera que es el momento de irse a vivir con su padre. Se presenta con las maletas en casa de Sierra sin darle opción a decir que no y comienza a tomar las riendas de la casa y de la vida de su padre. Su día a día estará lleno de conflictos, -estudios, chicos, sexo-, en los que padre e hija no serán los únicos implicados.

Nicolás Segura. Teniente del Grupo de Delitos contra la Personas de la Unidad Central Operativa (Eleazar Ortiz)

Convierte las teorías de Sierra sobre lo que ha pasado en pruebas. Analiza las escenas del crimen, descubriendo el más mínimo detalle... Antes de trabajar en la UCO, formó parte de la Unidad de Criminalística, pero solicitó su traslado a la UCO, donde estaba convencido que se sentiría más realizado como profesional. A pesar de su apariencia de hombre serio y reservado, es uno de los miembros del equipo más querido por sus compañeros.

Pablo Molina. Cabo del Grupo de Delitos contra las Personas (Alfonso Bassave)

Impulsivo, imprudente y bastante cabezota, se implica al máximo en todos los casos que se le asignan y esto es lo que más preocupa a sus superiores. Es todo lo contrario a Segura y por eso le admira. No tiene pareja estable ni lo echa en falta. Se toma su relación con las mujeres como un juego que se la da bien.

Marina Izquierdo. Alférez del Grupo de Delitos contra las Personas de la Unidad Central Operativa (Celia Pastor)

Como psicóloga, proporciona a las victimas apoyo y herramientas para enfrentarse a las situaciones. Les instruye sobre cómo comportarse, y ayuda a Sierra a desentrañar qué es lo que pasa por sus cabezas, cuándo mienten o pueden convertirse en un peligro... Acaba de ingresar en la U.C.O. Fue reclutada después de demostrar su valía en una unidad territorial.

Nacho y El Chef. Cabos de la Unidad Central Operativa. Responsables de Tecnología e Informática (Eric Francés y Mikel Losada)

Pertenecen al Grupo de Apoyo Técnico y Operativo (G.A.T.O.) y son los que mejor conocen su funcionamiento. Se encargan de suministrar y actualizar la información sobre los sospechosos. Realizan seguimientos, escuchas, actualizan datos, cruzan y cotejan pruebas.

Carmen, “La Caraguapa” (Pastora Vega)

Familiar de una víctima del crimen, “La Caraguapa” es una gitana con mucha personalidad. Dejó su casa a los diecisiete años con su novio de entonces, a través del cual entró en el mundillo de las drogas. Pronto empezó a relacionarse con gente mucho más poderosa y peligrosa.

Se mueve como pez en el agua entre capos de la droga y traficantes de armas. No está dispuesta a rendir cuentas a nadie. Una mujer de armas tomar que ha elegido vivir al límite.

En el primer capítulo: "Algún día volverá"

En el interior de una casa acomodada, el capitán Sierra consuela a unos viejos amigos. Sara, su hija de 20 años, ha vuelto a desaparecer. Hace dos años, la adolescente desapareció y Sierra, responsable del caso, la encontró sana y salva viviendo con su novio. Como su huída fue por voluntad propia y la chica era mayor de edad, Sierra no pudo devolverla a su familia. Sin embargo, esta vez la situación parece diferente.

Sara llama a sus padres, quiere que la perdonen. Les envía sus cosas en cajas de embalaje y queda con ellos en la estación de tren donde supuestamente se encontrarían. Pero Sara no aparece.

¿Se arrepintió en el último momento? O eso o esta vez Sara sí quería volver a casa pero contra todo pronóstico alguien se lo ha impedid. Al abrir una de las cajas Sierra descubre ropa de bebé: Sara tiene una niña y hasta el momento no parece haber rastro de ninguna de las dos. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba