UTECA dice que la Ley del Cine es "malísima" y que es "casi imposible arreglarla"

Echevarría en Fórum Europa

El presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), Alejandro Echevarría, aseguró hoy que la futura Ley del Cine, cuyo anteproyecto estudiará mañana el Consejo de Ministros, es "muy mala, malísima", por lo que "es casi imposible buscar a última hora fórmulas para intentar arreglarla". UTECA recibió ayer por la tarde una última versión del texto, que estudiará hoy mismo su Junta Directiva, aunque en principio hasta mañana no está previsto que haga pública su postura oficial sobre el anteproyecto.

El también presidente de Telecinco, que intervino hoy en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, consideró a título personal que "el asunto tiene bastante mala pinta a pesar de los buenos oficios" de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

"Es muy difícil arreglar una cosa muy mala. La Ley del Cine es muy mala, es malísima. Es casi imposible buscar a última hora fórmulas para intentar arreglarla", dijo Echevarría, que no obstante aseguró que las televisiones privadas seguirán cumpliendo con la obligación de aportar el 5 por ciento de sus ingresos brutos a inversión en cine.

"Podremos recurrirla desde el punto de vista legal, pero si nos la imponen la tendremos que cumplir", agregó Echevarría, que reiteró su "total disconformidad" con la medida "porque se obliga a un sector privado de la actividad económica a financiar a otro sector privado".

Asimismo, consideró que la obligación del 5 por ciento se ha demostrado ineficaz a la hora de solucionar la crisis del cine español. "El cine puede ser o no demostración cultural, pero siempre y en todo caso es una actividad empresarial industrial, y las soluciones a la crisis debe llegar por vías industriales y no por proteccionismos y subvenciones públicas o privadas a los mal llamados productores independientes, que no han demostrado ser capaces de crear industria" y cuyas iniciativas "han tocado fondo".

A su juicio, y al igual que ocurre con la actual Ley, recurrida por UTECA y "con serias posibilidades que sea declarada inconstitucional y contraria a los tratados de la Unión Europea", el texto que tenían hasta ayer "acrecienta los riesgos antieuropeístas y revela que la verdadera finalidad no es beneficiar al cine español sino seguir beneficiando y financiado a una parte de los productores". Así, explicó que se creó el 5 por ciento las televisiones han aportado más de 800 millones de euros al cine, a pesar de cual el cine español "ha perdido espectadores cada año, aunque se ha pasado de producir 82 películas en 1999 a 148 en 2006".

Reclama que TVE reduzca su publicidad

Por otro lado, tras asegurar que España "es el país con más competencia en televisión", Echevarria destacó la "gran eficacia" del modelo de televisión privada comercial que existe en España a pesar de la "competencia desleal" ejercida a su juicio por las televisiones públicas y, en concreto, por TVE. Así, indicó que las televisiones cotizadas facturaron en 2006 un total de 3.526 millones de euros de ingresos, con 2768 millones de gastos y un EBITDA de 980 millones, "lo que demuestra la gran capacidad de los operadores de adaptarse a las circunstancias y lograr niveles de rentabilidad importantes" pero no gracias a ayudas externas sino a "los méritos de cada uno".

Asimismo, se refirió a la situación de la Corporación RTVE, y manifestó que "sigue suponiendo un costo creciente para el Estado mientras que no sólo no disminuye su participación en el mercado publicitario, sino que mantiene una saturación publicitaria haciendo que el mercado se complique mucho más con la competencia desleal que hace a los operadores privados".

En este sentido, y tras señalar que las ventas por ingresos publicitarios de TVE "siguen teniendo un peso específico más importante que en el pasado respecto al total de los gastos de la Corporación", denunció que "los 773 millones que RTVE pretende ingresar en 2007 en publicidad suponen una auténtica dificultad para el sector privado de la televisión, de la prensa y de la radio". Por ello, reclamó que una reducción de la presión publicitaria de TVE y las autonómicas.

En concreto, las televisiones privadas reclaman que en el primer Contrato-programa de la nueva Corporación RTVE se recoja una reducción 12 a 9 minutos de publicidad por hora natural en TVE-1 y TVE-2, cumpliendo así el "compromiso" que les hizo el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en junio de 2005.

Las TV públicas cuestan a los españoles 2.200 millones al año

Tras recordar que los operadores públicos de los países europeos se financian mediante un canon, un sistema "que quieren en privado todos los políticos pero que rechazan en público por miedo a ser impopulares", Echevarría dijo que si hubiera canon en España, "todos los españoles sabrían que se destina a las televisiones públicas más dinero que en Francia o Alemania". Desde este punto de vista, y ante el "secreto de Estado" de cuánto cuesta la televisión pública en España, el presidente de UTECA se comprometió a hacer público el dato en el primer Libro Blanco de la Televisión, que se presentará el próximo 8 de noviembre.

En cualquier caso, el máximo responsable de UTECA, que representa a Antena 3, Telecinco, La Sexta, Cuatro, Veo TV y Net TV, aseguró que según sus datos la aportación anual de dinero público para las televisiones públicas en España, sin contar las municipales, es de unos 1.700 millones para las autonómicas más cerca de 500 para RTVE.

"O sea, que casi 2.200 millones al año nos cuestan las televisiones públicas, todas haciendo competencia desleal a las privadas", añadió Echevarría, que dijo que la deuda acumulada de las 13 televisiones públicas autonómicas asciende a 2.500 millones de euros, a lo que hay que añadir los 8.000 millones que se han titularizado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en un plazo de varios años.

La transición a la TDT

Por otro lado, en su intervención en el citado foro, al que asistieron entre otros el presidente de RTVE, Luis Fernández, criticó al Ministerio de Industria por querer hacer la transición a la televisión digital terrestre (TDT) "a uña de caballo y a expensas de las cuentas de resultados de las televisiones privadas, sin que la Administración asuma serios compromisos de inversión directa, e imponiendo a las privadas una cobertura mínima del 95 por ciento en el periodo de transición, la mayor de la Unión Europea".

En este sentido, desde UTECA reclaman que la cobertura máxima obligatoria sea del 90 por ciento del territorio, "para permitir una cierta holgura financiera e incrementar el esfuerzo en contenidos".

También en el ámbito del Ministerio de Industria, mostró su "opinión positiva" sobre las futuras leyes General Audiovisual y del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, sobre todo una vez eliminado que el Consejo vaya a intervenir en los contenidos.

"Es imposible regular un sector como éste"

Por otro lado, preguntado por la posibilidad de que las televisiones se autorregulen para evitar emitir programas poco apropiados, Echevarría indicó que la situación seguirá como ahora "toda la vida", ya que "es imposible regular una cosa como esa". "Los españoles tienen 35 posibilidades de elegir y pueden elegir entre 7 o 8 temas en 'prime time', y dentro de pocos años entre 100 canales", dijo Echevarria, que aseguró que "no toda la televisión es mala", sino que "hay un televisión tremendamente variada en España con grandes programas".

Por último, calificó de "alucinante" la propuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha de imponer un canon para financiar la televisión autonómica. "Es bastante curioso, que un sector privado financie con un canon... es una cosa alucinante", concluyó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba