Ficción "Ulises" cura su síndrome hoy con el futuro en el aire

Cierra la temporada mientras Antena 3 estudia su continuidad

Antena 3 emite este jueves en prime time el último capítulo de la segunda temporada de “El síndrome de Ulises”, la comedia social que protagoniza Miguel Ángel Muñoz.

La cadena y la productora Ficción TV (Grupo Zeta) estudian en estos momentos si cancelar definitivamente la producción de “El síndrome de Ulises”, debido a su discreto rendimiento de audiencia, o darle una nueva oportunidad la próxima temporada con algún giro de tuerca que potencie sus puntos fuertes y ayude a enganchar más espectadores.

Una audiencia discreta, aunque estable

“El síndrome de Ulises” ha acumulado a lo largo de toda la temporada 2007/08 una cuota de pantalla del 15.5% de share con 2.551.000 espectadores.

Durante el pasado otoño, cuando se emitía los martes, la serie de Miguel Ángel Muñoz mantuvo un igualado pulso con “Herederos” (La 1), en el que ambas se movían en torno al 15% de share. El pico de audiencia lo consiguió precisamente el 11 de diciembre, logrando por primera y única vez alcanzar el 20% de cuota.

En los últimos 7 capítulos ofrecidos esta primavera, en los que “Ulises” se ha emitido en la noche del jueves, la serie ha cosechado una media muy similar (15% de share y 2.329.000 televidentes), a pesar de venir reforzada con grandes fichajes como el de Fernando Tejero y Lolita.

Superada por "La que se avecina" y "La Señora"

En este periodo, “Ulises” se ha visto siempre superada por las otras ficciones de la competencia, “La Señora” (La 1) y “La que se avecina” (Telecinco), que se han alternado el liderazgo con una media del 18%, ahogando progresivamente a “Ulises”, que el pasado jueves cayó a su mínimo (13.1% y 2.258.000 espectadores).

Dos millones de fieles

No obstante, “El síndrome de Ulises” nunca ha bajado de los dos millones de fieles. Es por ello que Antena 3, consciente de la dificultad cada vez mayor en las cadenas para asentar una nueva ficción, no descarta renovarla con algunos cambios.

Así será el final de temporada

“Ulises”gira en torno a las experiencias de Ulises (Miguel Ángel Muñoz), un joven y alocado médico que acaba de completar su formación en EE.UU. y debe dar un giro radical a su acomodada vida para adaptarse a su nueva situación profesional, como coordinador del Centro Médico de Arroyo Pingarrón.

En este último capítulo de la temporada, titulado “Cuenta pendiente parte II”, Leonor tiene que aceptar que le gusta Ulises más de lo que ella hubiera querido y sabe que lo único que puede impedir que la relación vaya a más tiene nombre y apellido: Reyes Almagro. Leonor es una chica clara y directa, tan directa como Reyes, pero más fina en modales, así que acude a Arroyo Pingarrón a dejar las cosas claras. Si Reyes le va a dar una nueva oportunidad a Ulises, ella se retira, pero si lo único que quiere es jugar con él, habrá guerra entre las dos.

Reyes tiene claro que la historia ha terminado y para demostrarlo piden el traslado a otro Centro de Salud. Está dispuesta a salir de la vida de Ulises y dejar el campo libre a Leonor, pero la repentina angina de pecho del padre de Leonor en circunstancias un tanto comprometidas junta de nuevo a Ulises y Leonor, esta vez en un aeródromo. Ulises está a punto de decirle a Leonor que a él también le gusta mucho ella, es más, ella es lo mejor que le podía pasar en la vida.

Jota-Jota sin que nadie sospeche nada, pone la casa de los Gaytán en venta y cobra una señal. Necesita el dinero para cobrar la deuda y con la carrera de galgos, organizada por Rai, no es suficiente. Con el discurso de “gracias por haberme dado cobijo durante este tiempo”, Jota-Jota se despide de todos. La sorpresa será mayúscula cuando descubran que Jota-Jota ha estado cobrando señales a varias personas, que con un contrato de arras en la mano, reclaman la casa de los Gaytán de Arzuaga.

Cuando Jesús y Estela han comenzado una relación clandestina de alto voltaje, una mujer boliviana aparece en el Centro de Salud con su hija. Dice que esa niña es hija de Jesús Muñoz Olaizola, el padrecito, como le llamaban en la selva boliviana. El problema de la paternidad es secundario, lo prioritario en este momento es curarle la enfermedad de Chagas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba