Se despide el miércoles "Único testigo" en "Acusados"

Como en la célebre película, un niño será el protagonista de la ficción de Telecinco en su segunda temporada

Seis personas carbonizadas en el incendio; el asesinato de Raúl Moreno y su novia; la muerte del sicario de Joaquín de la Torre; el suicidio de Marina Doménech y el secuestro de Laura Nieto.

La investigación de Rosa Ballester avanza dejando tras de sí una estela de muerte y desolación. Sin embargo, nuevas víctimas se sucederán antes de que la jueza consiga cerrar el caso Metrópolis en el último capítulo de “Acusados”, que Telecinco emite este miércoles a las 22:15 horas.

¿Conseguirá la jueza encausar al político que provocó el suicidio de su hija? ¿Hasta dónde llegará Joaquín de la Torre para salvaguardar su imagen y la de su familia? ¿Logrará Laura eludir las represalias de Diego Luque y retomar su vida y su embarazo junto a Jorge?

Demasiadas mentiras. Demasiados engaños. Demasiadas muertes para imaginar un final de cuento de hadas, informa la cadena en una nota.

Un niño es el único testigo de un asesinato, en la segunda temporada

Telecinco, en colaboración con Ida y Vuelta, ya prepara la segunda entrega de “Acusados”, que incluirá la incorporación de nuevos personajes y una trama que pretende volver a encender la mecha de una intriga que irá in crescendo capítulo a capítulo.

Una vez cerrado el caso Metrópolis -para cuya resolución Rosa Ballester ha tenido que asumir un altísimo coste personal- la jueza se enfrentará a un nuevo caso en el que un niño es el único testigo de un asesinato -como en la célebre película de 1985 protagonizada por Harrisond Ford-, lo cual le convertirá en la pieza clave de la investigación.

Por otra parte, una serie de extraños accidentes que se irán sucediendo ocultarán en realidad unos crímenes a los que Ballester deberá enfrentarse en un nuevo y desbordante caso en el que nuevamente sus métodos, a veces poco ortodoxos, sacarán a la palestra el dilema entre ley o justicia… a cualquier precio.

"El público y la serie nos pide un segundo peldaño"

Según Manuel Villanueva, director de contenidos de Telecinco, “lo que llega el miércoles no es el final de ‘Acusados’, es el cierre de una primera etapa de lo que será un camino más largo que tiene dos vertientes muy claras que nos han dejado profundamente satisfechos:”

“Una es la factura de la serie -una producción muy bien construida que ha tenido el aplauso unánime de la crítica- y, otra, lo bien que se ha llevado esta historia desde el principio hasta su cierre. Tanto es así que el público y la propia serie nos pide un segundo peldaño.”

"El trazado de intriga de ‘Acusados’ y el debate entre justicia y ley con una jueza que bordea ambos caminos, será la piedra angular de lo que vendrá a partir de ahora y que veremos el próximo otoño”.

Por su parte, Leonardo Baltanás, director de producción de contenidos de la cadena, afirma que “la serie se basa en tres pilares claros y no hemos faltado en nada a la verdad en lo que propusimos en su comienzo: un alta exigencia en el guión -lo que se ha cumplido con creces-, en la producción -que ha sido impecable- y en la representación de actores.”

“En este punto ‘Acusados’ ha dejado una huella imborrable: el personaje implacable de Rosa Ballester, que se ha afianzado como uno de los favoritos del público y que va a quedar en la retina de la ficción española. Junto a él, también cabe destacar el personaje de Jose Coronado, que mezcla con maestría su lado humano con su lado tenebroso, un papel muy difícil de interpretar”.

Inesperado final para el caso Metrópolis, en el último episodio

La primera temporada de la serie se despedirá de sus espectadores después de aumentar la tensión y la intensidad dramática en cada uno de sus episodios, cuya evolución de audiencia ha supuesto un incremento de 1,8 puntos desde su estreno, hasta alcanzar el 18% de share y 3.044.000 espectadores el pasado 1 de abril, lo que la situó por encima de las ofertas de sus competidores.

Tras detener por fin a Joaquín de la Torre, Rosa Ballester preparará un intensísimo interrogatorio para poder cerrar el caso imputándole como acusado de todas las muertes. Lo que la jueza no sabe es que Jorge dispone de una información clave sobre la estrategia que de La Torre ha planeado para salir indemne del interrogatorio.

El secretario judicial necesita comunicarle esa información a su jefa, pero Diego Luque le mantiene retenido en su casa mientras espera la llegada de Laura. De manera inevitable, los acontecimientos se precipitan para todos los personajes y Ballester tendrá que manejar una tensa situación que pondrá en peligro las vidas de varias personas a las que quiere.

"Nadie acierta sobre el final de esta temporada"

Goyo Quintana, director general de Ida y Vuelta, afirma que “El caso Metrópolis acaba y todas las piezas del puzzle encajan con lógica, pero el final es totalmente inesperado."

"Sonrío mucho cuando entro en los foros de Internet y veo las cábalas que está haciendo el público sobre el final porque, a día de hoy, nadie acierta. Es un final con un alto precio para muchos personajes pero, a la vez, hermoso, que va a dar a la temporada un gran cierre”.

Sobre la segunda temporada, desvela que “el debate entre la ley y la justicia aparece en todo su esplendor en el nuevo caso que la jueza investigará en la segunda temporada. Habrá dos cambios estructurales: haremos cómplices a los espectadores de cosas que los personajes no saben."

"Eso hará que, en lugar de sorprenderse constantemente por los giros de la trama, participen de una manera más activa, creando una especie de principio de interactividad con los seguidores de la serie. También habrá personajes nuevos, entre ellos un niño que se va a convertir en testigo de un asesinato y que será el hilo conductor de la historia”.

Blanca Portillo: "Me enamoré de este personaje"

Por su parte, Blanca Portillo dice que "me enfrento a la segunda temporada con la misma ilusión con la que abordé la primera porque me fascina esta serie, porque me enamoré de Ballester desde el principio y quiero seguir en el pellejo de ese ser humano, compartirlo con la gente y que el público se enamore de ella como yo me enamoré."

"Sé que la segunda temporada será mejor que la primera. Es una piscina a la que me tiro sabiendo que hay agua ‘sí o sí’; el riesgo es mínimo y las ganas son muchas. Estoy loca por volver a ponerme el traje de Rosa Ballester y empezar a investigar. Aún podemos contar muchas cosas se este personaje para que todo el mundo acabe queriéndola, a pesar de tener facetas detestables”.

Sobre la serie y su final. la actriz cree que "es una de las producciones de ficción más interesantes que se han hecho en España, a la altura de las mejores series norteamericanas de referencia, con personajes y situaciones muy creíbles y un nivel de producción muy alto."

"Acusados’ está dirigida a un público exigente que no se conforma con cualquier cosa, como tampoco nos hemos conformado ninguno de los que hemos trabajado en ella. A pesar de que la historia ha ido avanzando y parece que ya todo se sabe, el último capítulo será muy sorprendente, ya que va en contra de lo típico, no es nada previsible y tiene un final muy drástico, tremendo, pero también real”.

Coronado: "El último episodio es cine puro y duro"

Sobre el último episodio, el actor asegura que “el capítulo 13 es un broche de oro para una historia muy compleja que, a diferenta de otras series más tramposas, que dejan a la gente con muchas preguntas y dudas, no robará a los espectadores la resolución del caso y todos quedarán tranquilos con el final previsto."

"Creo que el episodio es cine puro y duro, de una intensidad absoluta. Por encima de los conceptos de justicia y ley surgirá el concepto de familia, que será muy comprensible para todos los espectadores porque podrá verse por encima de todo a un padre y a una madre luchando a muerte”.

Sobre la serie y su personaje, Coronado afirma que “trabajar en ‘Acusados’ ha sido todo un lujo. Se trata de una serie con una calidad muy superior a la media de lo que estamos acostumbrados. El último capítulo es -en cuanto a intensidad y medios- casi un largometraje de cine en el que se va a ver con claridad el carácter y las motivaciones de los protagonistas."

"Para los que han disfrutado de las dos escenas que he compartido con Blanca Portillo, diré que el último episodio es un capítulo de dos, de Ballester y de la Torre frente a frente, en el que ambos lucharán la batalla final para hacer prevalecer las cuestiones por las que tanto han sufrido a lo largo de la temporada”.

La evolución de los personajes de “Acusados”

Rosa Ballester (Blanca Portillo) nunca reparó en los costes de su investigación para imputar a Joaquín de la Torre en el caso Metrópolis: comenzó por traer a Laura Nieto utilizando a su novio Jorge como señuelo; chantajeó al juez Aguirre, instructor del caso, para obligarle a abandonar las pesquisas; entregó a de la Torre a la presión de las víctimas del incendio sin haberle imputado y afrontó con estoicismo el suicidio de una de sus hijas.

Ahora, con toda la carne en el asador, la jueza no dudará en arriesgar todo lo posible para lograr que la justicia prevalezca.

Joaquín de la Torre (Jose Coronado) quizás no midiera con precisión las consecuencias de tener enfrente a Ballester. Lo que en un primer momento parecía que podía solucionarse con un hombre de paja y algún soborno pronto se complicó gravemente:

Mentiras familiares, robo, secuestro y asesinato amenazaron con impregnar la imagen del político en el momento álgido de su carrera, pero ¿qué esconde de la Torre? ¿Es sólo su carrera lo que quiere proteger? ¿Qué le ha movido a teñir sus manos de sangre?

Jorge Vega (Daniel Grao) llegó al caso Metrópolis por casualidad. Aunque la jueza Ballester le aseguró que le quería cerca por su valía profesional, el joven ayudante judicial comenzó su andadura en los juzgados de Madrid sólo como el medio para vigilar a su novia Laura.

Sin embargo, Jorge fue implicándose más y más en el caso y, en contra de los pronósticos de Ballester, llegó a convertirse en una pieza clave para la investigación y en su más estrecho colaborador. Ahora deberá decidir si está dispuesto a sacrificarlo todo para ayudar a su jefa a hacer justicia.

Laura Nieto (Silvia Abascal) nunca supo nada del incendio, pero una mala pasada del destino propició que, aunque nunca estuvo allí, su nombre apareciera en la lista de periodistas acreditados en aquella fiesta de fatal desenlace. Como consecuencia, la joven fotógrafa despertó el interés de de la Torre y más tarde de la jueza Ballester.

Sin tener nada que ver con el asunto, Laura se vio inmersa en el ojo de un peligroso huracán, fue secuestrada, amenazada de muerte y obligada a negociar con individuos peligrosos. Con todas las cartas sobre el tapete, amenazada de muerte y tras haber perdido la feliz vida que dejó en Salamanca junto a Jorge, Laura tendrá un papel esencial en la resolución del caso.

Álex de la Torre (Alberto Amarilla) ha descubierto su faz a lo largo de la temporada. El joven y entusiasta hijo de Joaquín de la Torre pronto mostró su falta de escrúpulos al ordenar el secuestro de Laura para tratar de proteger la carrera de su padre.

Gracias a su vehemencia e irreflexión, Joaquín de la Torre se vio obligado a tomar algunas de las más difíciles decisiones. Tras comenzar una relación secreta con Patricia Doménech y tratar de utilizarla vilmente para conseguir sus fines, Álex dejará ver que aún esconde muchos secretos.

Marina Doménech (Natalia Sánchez) fue, sin saberlo, el detonante de todas las desgracias relacionadas con el caso Metrópolis. Su romance secreto con Joaquín de la Torre y el chantaje económico al que éste fue sometido por parte de su amiga Ana Sánchez fueron el móvil del mortal incendio.

Tras su ingreso en un sanatorio psiquiátrico y tras conocer toda la verdad del asunto, la joven Marina se sintió incapaz de seguir viviendo y se quitó la vida, tras proporcionar a su madre toda la verdad del caso en una grabación de vídeo.

Patricia Doménech (Carla Nieto) ha sido la víctima involuntaria de los miedos e inseguridades de su madre. Deseosa de volar en libertad sin estar sometida a la estrecha vigilancia de la jueza, la joven ha emprendido una relación clandestina, pero lo ha hecho con la que quizás es la persona menos indicada: Álex de la Torre.

Tras el suicidio de su hermana y al verse traicionada por el joven, Patricia se ha convertido en una de las piezas clave para consumar la detención de Joaquín de la Torre.

Diego Luque (Daniel Albaladejo) pronto se dio cuenta de que el trabajo que le habían encargado se había ido de las manos: lo que iba a ser un breve secuestro para conseguir unas fotos se fue complicando hasta que se vio encañonando a Laura después de arrojarla a una fosa.

Laxo en sus métodos pero recto en sus principios, Diego Luque se ha visto abocado a vivir en constante peligro con la justicia pisándole los talones, una situación a la que el sicario querrá poner fin, cueste lo que cueste.

Ricardo Díaz (Aitor Mazo), el abogado de Joaquín de la Torre, se ha revelado como uno de los hombres más crueles y despiadados de toda la trama: él fue quien ideó y ordenó el asesinato del dueño de la discoteca, el que se congratuló de la muerte de Marina y el que incluso sugirió deshacerse de Laura cuando consideró que su existencia resultaba demasiado peligrosa.

Ahora, bajo el yugo de Rosa Ballester, el siniestro letrado también tratará de jugar sus cartas en propio beneficio.

Isabel Holgado (Isabel Serrano) ha sido uno de los personajes que más lealtad ha mostrado a la jueza Ballester, confiando ciegamente en su gestión, resolviendo alguno de los asuntos más delicados de la investigación e incluso arriesgando su vida para conseguir información. La inspectora de la Policía Judicial deberá valorar hasta qué punto será lícita su actuación en los últimos acontecimientos del caso.

Beatriz Montero (Goya Toledo) ha ido descubriendo poco a poco la verdadera cara de su marido, su ambición, sus mentiras y sus infidelidades.

Como buena madre, toda su vida ha tratado de evitar que la creciente ambición de su hijo Álex redundara en el carácter del hombre sin escrúpulos con el que comparte su vida, sin sospechar que el joven aprendiz de político ya acumulaba varios esqueletos en su armario. La resolución del caso Metrópolis marcará para siempre la vida de Beatriz.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba