La Vanguardia Estados Unidos compite en el mercado hispano de los culebrones televisivos

Las productoras norteamericanas apuestan por el mercado latino de telenovelas según relata el corresponsal en México del diario "La Vanguardia", Joaquín Ibarz

Telenovelas en español producidas en estudios norteamericanos han empezado a difundirse por televisiones de América Latina, la región donde nació el género hace medio siglo. EE.UU., de ser tradicional importador, empezó a exportar culebrones. En pocos años Miami -sede de los estudios de las cadenas hispanas- se convirtió en una importante plaza para la producción de melodramas y en el centro de la televisión hispana.

James McNamara, presidente de la cadena Telemundo, considera que es lógico que EE.UU. pase de importador a exportador de telenovelas, "porque el mercado hispano crece mucho y cada vez genera mayor producción". McNamara precisó que una hora de producción en Miami cuesta entre 80.000 y 85.000 dólares, entre 60.000 y 65.000 en México y entre 40.000 y 50.000 en Colombia. Alfredo Schwarz, presidente de la productora Fonovideo, que fundó hace 27 años en Venezuela, señala que "es impresionante el trampolín de Miami a nivel internacional". Reconoció que "producir en EE.UU. es costoso, pero un factor primordial es la seguridad", por lo que "actores y técnicos prefieren trabajar en Miami por la calidad de vida".

Los melodramas hispanos grabados en Miami se programan en México, Venezuela, Argentina, Brasil y Colombia que, en conjunto, tienen la mayor producción mundial de culebrones. El boom obedece no sólo a la creciente demanda de los hispanos que residen en Estados Unidos -unos 40 millones-, sino también a guiones innovadores y a la cuidada realización.

Las teleseries made in USA quizá no desbanquen a Ciudad de México, Caracas, Bogotá, Buenos Aires o Río de Janeiro como principales centros de producción de culebrones, pero ya son una seria competencia por la abundancia de recursos humanos, técnicos y económicos. "Tenemos nueve años de producir telenovelas en español en Miami, ya hemos hecho doce. La primera fue Aguamarina,para Telemundo, la segunda mayor emisora hispana de Estados Unidos", dijo Alfredo Schwarz. Siguieron María Celina -para Univisión, la principal red estadounidense en español- y La mujer de mi vida,que fue difundida por Univisión y por Venevisión, entre otras cadenas. También realizaron Enamorada,La revancha y Secreto de amor.Schwarz subrayó que Secreto de amor fue la primera telenovela realizada en Miami que hace cuatro años fue transmitida en España, lo que facilitó acceder al resto de Europa.

Prisionera también se difundió en España. El éxito fue mayor con Gata salvaje, que, según Schwarz, "fue la novela más vendida en el mundo". Los últimos estrenos son Rebecca y Angel rebelde.

La buena aceptación de los culebrones filmados en Miami atrajeron a televisiones de otros países, como la venezolana Venevisión, que graba en Florida Soñar no cuesta nada.TV Globo, el gigante brasileño, proyecta realizar en Miami en 2005 América,sobre la inmigración latinoamericana a EE.UU.

La empresa mexicana Televisa, por su parte, coproduce en Miami con Fonovideo Inocente de ti, que empezó a transmitir en México y a partir de enero se difundirá en Estados Unidos a través de Univisión. Y acaba de arrancar la realización de Cuando llora el corazón.

Telemundo, propiedad de NBC, es un productor clave de culebrones en Estados Unidos; al igual que Univisión, sigue transmitiendo historias hechas en Latinoamérica que graba con socios en México, Brasil y Colombia.

"Fue un proceso de aprendizaje muy rápido y lo que tomó a Televisa 40 años estamos tratando de lograrlo en tres o cuatro años", declaró James McNamara, a la agencia mexicana Notimex.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba