Entrevista en Telemadrid Urdaci dice que su futuro profesional inmediato es escribir y que le costaría volver a TV

Describe amenazas literales que dice haber recibio del PSOE

El ex director de Informativos de TVE Alfredo Urdaci aseguró hoy que su futuro profesional inmediato es escribir, porque ha descubierto que le "gusta y divierte", y dijo que volver en este momento a la televisión le "costaría", aunque reconoció que ha recibido algunas ofertas en este sentido.

En declaraciones al programa de Telemadrid "El círculo a primera hora", Urdaci señaló que 'Días de ruido y furia', que sale a la venta mañana viernes, "es el libro que nunca hubiera querido escribir". "Es un libro parido con dolor. Me costó, empecé en agosto, me sentaba y no salía nada, había un bloqueo y un rechazo a volver a recordar esa historia que para mí ha tenido capítulos dolorosos, otros que no lo son y otros muy felices", explicó.

El ex director de Informativos explicó que le animó a escribir el libro un amigo profesor de Ciencias de la Información "para que los estudiantes de Periodismo y los que tengan interés en saber cómo es TVE sepan lo que ha ocurrido ahí".

Respecto al momento elegido para escribir esta obra, con los acontecimientos todavía muy recientes, dijo que "este país tiene muy mala memoria y olvida pronto" y que "escribir este libro cuando ya hayamos caido en el olvido no hubiera sido eficaz". "Las cosas pasan muy rápido de actualidad", resaltó.

Urdaci dijo estar preparado "para la avalancha que pueda venir de criticas, artículos y querellas de todo tipo". "El libro está pensado para explicar mi punto de vista y contar la historia por mí mismo. Ahora que va cesando el ruido, déjenme un minuto que tengo algo que decir. Creo que quien lea el libro tendrá una visión no sé si radicalmente diferente, pero sí sutilmente diferente sobre lo que se ha dicho y publicado", consideró.

El periodista añadió que lo que más le ha dolido en este tiempo ha sido "todo aquello que tiene que ver con lo personal, no con lo profesional" y aseguró que a pesar de las críticas y de la "cacería" que a su juicio se organizó contra su persona, "nunca" pensó en tirar la toalla.

"Los periodistas de TV públicas estamos indefensos"

"Durante los últimos años que estuve en TVE, hubo una campaña contra la persona, dirigida a mí, quizás porque era una diana más fácil que otras y, encima, los periodistas de las televisiones públicas no tenemos ese derecho de réplica que, sin embargo, sí ejercen los de las privadas. Este lunes un conductor de un informativo de una radio privada comenzó las noticias contestando a lo que se dice de él en este libro. Los periodistas de las televisiones públicas estamos indefensos en este terreno. Creo que este libro es un ejercicio al que tengo derecho e incluso otros me han querido ganar ese derecho”.


“Estás lleno de gasolina y nosotros tenemos la cerilla”

En ‘Días de ruido y furia’, el ex Director de Informativos de TVE describe amenazas literales que dice haber recibido de ciertos sectores del Partido Socialista como por ejemplo “Si quieres vivir tranquilo y que no hagamos sangre contigo, tienes que dejarnos colocar los mensajes que nos interesa difundir”, “En la ejecutiva de mi partido hay gente que piensa que hay que llevarte a los tribunales y hay quien dice que lo mejor es llamar a tu casa para decir que sabemos en qué colegio estudian tus hijos” o “Estás lleno de gasolina y nosotros tenemos la cerilla”.

“Cuando escucho la primera, no le doy mucha importancia, supuse que era una forma de presión, una forma desafortunada de verbalizar un estado de ánimo o de indicar ‘vamos en serio en esto’. No di crédito a esas cosas como amenaza pero, tal y como se han desarrollado los acontecimientos después y lo que se escuchó durante la campaña electoral y durante la jornada del 14 M, todo ha adquirido otro sentido. Aunque es verdad que nadie ha llamado a mi casa para saber dónde estudian mis hijos, entre otras cosas, porque a la persona que me lo preguntó, yo mismo se lo dije”.


"Vamos a arrastrar tu nombre por toda España"

“Estoy convencido y seguro de que en el PSOE había un ánimo de ir contra la persona pero no a ese nivel mafioso, estas amenazas fueron cosas de una persona concreta, fueron una forma de presión para dar réditos de su trabajo a quien le había otorgado esa función, supongo que eran gentes que formaban parte de una tipología caracteriológica muy poco prudente y vehemente. Pero, con el tiempo, esas frases han ido adquiriendo otro sentido. Aquello iba en serio. Cuando dijeron ‘Vamos a arrastrar tu nombre por toda España’, hoy se puede decir que hay una comprobación palpable que eso se ha hecho”, aseguró Urdaci, quien comentó que durante sus últimos meses en RTVE había fotos con su imagen en el suelo para que las pisara todo el mundo.

Alfredo Urdaci ha sido acusado de manipulación y censura. Sin embargo, en su libro, el periodista invierte estas acusaciones y asegura que tanto la censura como la manipulación se intentó ejercer y se ejerció desde las mismas facciones que lo tenían en la picota. Una de las mayores críticas tuvo lugar cuando se entrevistó en TVE a Pío Moa. “El primer sorprendido de todo aquello que ocurrió fui yo. Había leído el libro de Pio Moa y pedí a Carlos Dávila que le llevara a su programa porque me parecía que se podría suscitar la polémica que se reclamaba en el libro. Mi sorpresa fue mayúscula cuando al día siguiente en la SER, Javier Tussel hacía una crítica feroz contra TVE por dar posibilidad a Moa de hablar en antena y ampliaba el ataque contra mí porque yo ese día al despedir al Telediario, como hacía cada noche que había ‘Tercer Grado’, anuncié el programa. Y en El País siguió el acoso y derribo con un artículo titulado ‘Bochornosa TVE’ en el que Tussell volvía a hacer una crítica feroz casi epiléptica en la que atacaba a Moa por haber pertenecido al GRAPO y haber tenido un pasado terrorista. El grupo PRISA mantuvo esta tónica durante días señalando que este señor no tenía derecho a hablar, pero en ningún momento se pidió a TVE el mismo tiempo para demostrar la tesis contraria, para debatir en torno a las tesis propuestas por MOA, para discutir puntos de vista. Se trataba de darnos un tirón de orejas y ponernos contra la pared”.

La lectura de la sentencia del 20J "fue un acto de rebeldía"

El periodista navarro reconoció que la lectura de aquella sentencia que condenaba a TVE a rectificar sobre la Huelga General del 20 J y CC.OO. -enunciando el nombre del sindicato utilizando sus siglas- “fue un error y no lo volvería a hacer, vistas las consecuencias que tuvo. No había ningún ánimo de faltar o insultar a nadie. Fue un acto de rebeldía. Estaba obligado a leer un texto que yo no había escrito y, desde el primer momento, había asumido esa lectura. Durante muchos días antes de que se cumpliera la sentencia, en TVE hubo un debate interno e inquietud sobre quién debía leer la sentencia. Yo tuve claro desde el primer momento que si se llegaba al pacto, yo haría la lectura y se hizo. Cuando se reclamó una segunda lectura, el juez dictaminó que se había leído el pacto al que se había llegado con el magistrado y, además, que lo había hecho el Director de informativos, por tanto, que no cabía una segunda lectura”.

Según el periodista, “en el libro queda perfectamente reflejado un espíritu por parte de un partido político que yo no había vivido jamás. El intento del PSOE por parte de sus encargados de prensa para que en los enlaces de TVE se dieran aquellos mensajes que ellos querían que se dieran. Era una propuesta disparatada, y como era disparatada provocó enfrentamientos. El mayor tuvo lugar en 1999 cuando José Luis Rodríguez Zapatero vino a TVE a negociar la cobertura de la campaña electoral para las elecciones europeas, y nos dijo que el PSOE no iba a dejar entrar a las cámaras de TVE en los mítines del partido si no que, a su término, se nos daría una cinta realizada por ellos para que de ahí, elaboráramos la información. Eso no se podía admitir porque sólo nosotros somos responsables de nuestro trabajo. Y esa tónica se mantuvo después porque, antes de los mítines, se citaba a los periodistas y se les contaba que totales debían reproducir. Ningún partido hizo nunca eso”.

Respecto a la polémica sentencia en torno a la huelga del 20 J de 2003, Urdaci señaló que "se nos denunciaba por no dar unos datos concretos de la huelga General -explica Urdaci-. La sentencia es discutible. Yo no la comparto, y otros compañeros de profesión, tampoco. Se basa en dos elementos, primero que no se facilitó un determinado detalle de una encuesta y, segundo, que el Consejo de Administración no estableció previamente a la huelga una distribución de tiempos para los agentes que estaban en juego en esa convocatoria, algo que el Consejo sólo hace ante la cobertura de unas elecciones, y esto era una Huelga General. TVE recurrió la sentencia con dos recursos. No diré nunca que esta sentencia pertenezca a una estrategia de persecución, lo que sí forma parte de una estrategia es que la primera actuación de la Directora General, el primer día que se sentó en su despacho, fuera ordenar la retirada de los dos recursos interpuestos por TVE y la Abogacía del Estado ante el Tribunal Supremo. Eso dejaba a RTVE –que es la empresa condenada- en la más absoluta indefensión. RTVE perdía su derecho a una casación y quien se lo niega era su Directora General".

"RTVE tiene mucha historia, pero los años más determinantes son los que van de 1982 a 1996. Es una casa muy sindicalizada. Los sindicatos tienen una fuerza enorme, y la Casa tiene una membrana muy fina que permite trasladar las batallas políticas externas al interior, además, las correas de transmisión entre partidos y sindicatos en la izquierda son muy ágiles por lo que establecer estrategias conjuntas entre un sindicato como CCOO y el PSOE es muy sencillo cuando hay un propósito político de desestabilizar", añadió Urdaci.

El periodista además comenta que en la época que él fue Director de Informativos con el Partido Popular, TVE volvió a gozar de opinión pública, de disidencias sin pago de consecuencias, desaparecieron los pasillos y los exilios e, incluso, se montó un comité antimanipulación cuyas notas e informes se elaboraban sin conocimiento de los acusados de manipulación y eran cedidos a medios ajenos a TVE antes que a los propios interesados. Por eso, en ocasiones, cuenta el periodista, los redactores de TVE llegaron a las manos porque unos acusaban a otros.

Le pidió a Llorente presentar "La 2 Noticias"

"Me ha dolido todo aquello que ha tenido que ver con el ataque personal, no con el profesional. En ningún momento pensé en tirar la toalla. Tenía claro que el 2004 iba a ser mi último año en TVE o, al menos, como Director de Informativos. Es más, al compartir el informativo con Letizia Ortiz primero y con Helena Resano, después, era patente que buscaba un relevo. Tres años trabajando de 9 de la mañana a 12 de la noche incluidos fines de semana, te secan un poco. Quería hacer cosas diferentes en la vida". No obstante, cuando Fran Llorente, director nombrado por Urdaci de las Noticias de La 2, tomó las riendas de los informativos, el periodista pidió dirigir entonces estos noticiarios "como prueba de talante". Sin embargo, "obtuve el silencio por respuesta".

Urdaci reprocha a Juan Menor que se "escondió" entre el 11-M y las elecciones

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba