Estreno el miércoles Uribarri presentará junto a Fuentes "El desafío bajo cero"

Conoce a los doce famosos patinadores del concurso de Telecinco

Doce concursantes, una pista de hielo y una competición que plantea un desafío: adquirir la destreza necesaria para ejecutar coreografías de patinaje artístico y ganarse el favor del jurado y de la audiencia para alzarse como el mejor patinador del grupo. Este miércoles a partir de las 22:00 horas, Telecinco estrena “El desafío bajo cero”, un concurso presentado por Manel Fuentes que constituye una “apuesta de la cadena por el entretenimiento familiar en horario estelar”.

En la rueda de prensa celebrada ayer, Alberto Carullo, director de Antena de Telecinco, ha declarado que “somos atrevidos, como siempre sucede en Telecinco, pero aún más por confiar en la base del programa -que es el deporte, en este caso, el patinaje sobre hielo-, para poderlo transformar en un espectáculo de entretenimiento”.

En este sentido, Carullo ha comentado que “Telecinco quiere abordar un espacio de estas características con un estilo diferente. Se trata de un programa de entretenimiento, pero queremos darle una vuelta al tratamiento aportándole ironía, mucho humor y un estilo muy personal. Para ello, hemos decidido que la persona más cualificada y con las mejores características es Manel Fuentes”.

Respaldo de la Federación Española de Deportes de Hielo

“El desafío bajo cero”, realizado en colaboración con Magnolia (“Camera café”), cuenta con el respaldo y el asesoramiento de la Federación Española de Deportes de Hielo y constituye la adaptación española del exitoso formato internacional “Dancing on ice”, que ha triunfado ya en cuatro países.

Antonio Fernández Arimany, secretario general de la Federación Española de Deportes de Hielo ha señalado que “hoy es un gran día para el patinaje, al tener en este programa la oportunidad de promocionar este deporte en nuestro país. Desde la Federación Española de Deportes de Hielo, podemos confirmar que el programa ha respetado todas las reglas del patinaje artístico, basándose en las normas oficiales de cualquier competición internacional”.

Un formato de éxito internacional

“El desafío bajo cero” es la adaptación española del formato “Dancing on ice”, de la productora Granada Internacional, con versiones ya estrenadas en el Reino Unido, Holanda, Bélgica y Australia, países en los que el concurso ha cosechado excelentes índices de audiencia.

La primera adaptación de este formato se ha realizado a principios de 2006 en el Reino Unido, a través de la cadena privada ITV1, donde se convirtió en un éxito de audiencia, con una media en enero del 42,5% de share y 9,5 millones de espectadores. En noviembre de este año está prevista su vuelta a la programación con una nueva edición.

Este mismo éxito se ha repetido en el resto de los países en los que se ha emitido el programa: en Holanda, a través de RTL4, ha obtenido un 29,6% de share, mientras que en la cadena belga VTM, el primer programa alcanzó un 30,9% de cuota de pantalla. También los australianos han seguido forma mayoritaria la adaptación del concurso con una audiencia media el día de su estreno de 1,6 millones de espectadores.

Manel Fuentes, presentador, y José Luis Uribarri, voz en off

El rigor de los entrenamientos, la tensión en la puesta de escena de las coreografías y el nerviosismo ante las observaciones técnicas del jurado tendrán un contrapunto humorístico en los comentarios de Manel Fuentes, que pretende aportar un punto de vista irónico y desenfadado a la presentación del programa.

Fuentes se pondrá en la piel de los telespectadores para intentar reproducir las reacciones que surgirían de forma espontánea en el público ante determinados comportamientos, aciertos y fallos de los concursantes.

Manel Fuentes ha manifestado en este encuentro con los medios que “cuando Telecinco me ofreció este proyecto lo acepté, porque es un programa en el que puedo ofrecer mi punto de vista y en el que tengo un papel donde voy a ser yo desde el primer día”.

Como contrapunto, “El desafío bajo cero” cuenta con la colaboración del veterano y eurovisivo presentador José Luis Uribarri, que prestará su voz en off para las labores de presentación de las actuaciones, el paso al jurado y las posteriores clasificaciones de los concursantes.

12 concursantes del mundo del deporte y del espectáculo

El grupo de los 12 concursantes que protagonizará “El desafío bajo cero” -seis mujeres y seis hombres- está formado por deportistas, actores, cantantes y presentadores de televisión, rostros familiares para el espectador, aunque todos ellos ajenos al mundo del patinaje artístico hasta el comienzo de los ensayos que han tenido lugar hace unas semanas.

El grupo femenino está compuesto por Elsa Anka, modelo y presentadora; Verónica Mengod, presentadora y actriz; Almudena Cid, única gimnasta en la historia de nuestro país en competir en la final de tres Olimpiadas; Beatriz Luengo, bailarina, actriz y cantante; Lydia Reyes, cantante y concursante de la pasada edición de “Operación Triunfo”; y Kim Manning, actriz y bailarina.

La representación masculina está integrada por Daniel Ducruet, ex de Estefanía de Mónaco, presentador, cantante y actor; Peio Ruiz Cabestany, ciclista y presentador de programas sobre viajes y deportes; Paco Morales, cantante, presentador y actor de teatro y televisión; Paulo Wilson, músico y cantante; Leandro Rivera, actor y cantante; y Miguel de Miguel, actor de teatro y televisión.

Además, el programa cuenta con dos suplentes como sustitutos de estos participantes en el caso de que sea imposible la continuidad de alguno de ellos por alguna lesión.

El director de “El desafío bajo cero”, Jordi Rosell, ha definido el programa como “un concurso con personalidad. Los participantes vienen a pasarlo bien, a aprender a patinar y hay que valorar el esfuerzo del trabajo realizado durante todas estas semanas, en las que ha habido caídas, moratones y ampollas en los pies. Es un pena que después de más de dos meses de trabajo, el primer día de emisión ya tenga que marcharse uno a casa”.

Rosell ha destacado la aportación del concurso al fomento de este deporte: “Introduciremos nociones de patinaje para que el espectador conozca mejor esta modalidad deportiva y vea que también puede animarse a patinar, que se puede aprender y que patinar es divertido”.

Los participantes reciben desde hace semanas sesiones intensivas

Debido a su falta de experiencia en la práctica del patinaje artístico, los concursantes están inmersos desde hace varias semanas en unas sesiones maratonianas de ocho horas diarias de entrenamiento para mejorar su forma física e iniciar una primera aproximación al patinaje y a los movimientos básicos necesarios para la ejecución de las coreografías.

Para la “puesta a punto” a nivel físico, cuentan con el asesoramiento de un preparador que incide en ejercicios encaminados al fortalecimiento de brazos y piernas y a la mejora de la coordinación. Además, trabajan con una profesora de ballet para el aprendizaje de técnicas que potencien la interpretación y la ejecución artística de los movimientos.

Sobre la pista, los concursantes se encuentran bajo la dirección de un coreógrafo, un ayudante de coreografía y de sus respectivas parejas, procedentes del mundo de la competición profesional del patinaje artístico.

Un jurado técnico y otro artístico

Cada semana, los concursantes deberán ejecutar sus respectivas exhibiciones en riguroso directo acompañados por sus parejas de baile. En algunas ocasiones las coreografías girarán en torno a una temática común como, por ejemplo, los musicales de Broadway o las canciones del mundo del cine. La puesta en escena será tan espectacular como las propias coreografías y contará con un vestuario especialmente diseñado por profesionales del patinaje para cada edición.

Las actuaciones de cada concursante serán evaluadas en un ránking de puntuación del 1 al 6 por un jurado técnico integrado por dos profesionales del patinaje artístico -Silvia Villellas y Jorge Lafarga- y por uno artístico formado por tres conocidos rostros del mundo del espectáculo y el deporte: Antonio Canales, Carmen Morales y Blanca Fernández Ochoa.

Los telespectadores también podrán apoyar a sus concursantes favoritos mediante sus llamadas telefónicas y el envío de mensajes SMS, que se sumarán a la puntuación otorgada por el jurado para la configuración de una tabla clasificatoria.

Los dos concursantes con menor puntuación tendrán una última oportunidad de seguir en el programa mediante una nueva actuación. De ellos, el que obtenga una mayor puntuación podrá seguir su aprendizaje en el concurso.

El ganador final de “El desafío bajo cero” se alzará con un trofeo que le distinguirá como el patinador más aventajado del programa.

El plató de “El desafío bajo cero”

La cadena ha instalado una pista de patinaje móvil en el plató de mayores dimensiones de Telecinco, en lo que ha supuesto uno de sus proyectos más ambiciosos realizados hasta la fecha.

En este sentido, Alberto Carullo ha manifestado que “es la primera vez que se construye un escenario de este tipo. Hemos querido que la pista de hielo se trasladara al plató en lugar de que la televisión fuera a la pista de hielo, porque así es como se consigue el espectáculo, visualmente se hace mucho más rico y eso es lo que se pretende con un deporte de una belleza impresionante como es el patinaje artístico”.

- El plató tiene unas dimensiones de más de 1.000 metros cuadrados, con una capacidad para albergar a más de 400 espectadores sentados en las gradas construidas a tal efecto.

- La pista de patinaje tiene unas dimensiones de 22 x 14 metros. El hielo está formado por la congelación de 40.000 litros de agua y 2.000 litros de congelante.

- La cadena ha instalado una enfriadora de 500 kw y 8.250 kilos de peso que permanece encendida para el mantenimiento del líquido refrigerante a una temperatura de 12 grados bajo cero.

- El programa ha instalado un zona de calentamiento anexa al plató donde los concursantes se prepararán para ejecutar sus exhibiciones.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba