Entrevista Uribarri: 'Yo sé la verdad de lo que pasó con el La, la, la'

Hablamos con el mítico locutor, que el sábado volvió a Eurovisión

Voz inconfundible de Eurovisión, José Luis Uribarri volvió este sábado a ponerse al frente de la retransmisión del festival que La 1 ofreció a partir de las 21:00 horas desde Belgrado.

"Después de un tiempo alejado de TVE, me llamaron en el año de la trasgresión, no puedo pedir más a la vida", explicó a Vertele.com el mítico locutor.

Antes de partir a Belgrado, Uribarri opinó en la siguiente entrevista sobre el controvertido Chiki-Chiki y habla de de la última polémica de Eurovisión, el presunto tongo de 1968 con Massiel: "Yo sé la verdad de lo que ocurrió con el 'La, la, la' y, si me dejan, la voy a contar", asegura.

TITULARES DE JOSÉ LUIS URIBARRI

- "Si quedamos los últimos no me voy a poner a llorar"

- "Eurovisión es el mayor espectáculo de Europa"

- "Los gustos musicales de mi hija me han modernizado"

- "Con Chikilicuatre tenemos la audiencia asegurada"

- "Mi religión no me permite bailar el Chiki-Chiki"

- "Entiendo que los ‘eurofans’ estén molestos este año"

- "El proceso de selección se le fue de las manos a TVE"

- "TVE debería retocar el método que se ha utilizado este año"

- "Yo sé todo lo que ocurrió en 1968 con el La, la, la"

- "Si me dejan, lo contaré todo cuando vuelva de Belgrado"

¿Alguna vez pensó que volvería a retransmitir Eurovisión?

Fue una satisfacción enorme que me llamaran cuando compitieron Rosa y Beth. Este año, que es el de la trasgresión, me lo propusieron cuando menos me lo esperaba, así que no puedo pedir más a la vida.

Ha dicho que va a comentar el festival de una manera distendida y con más humor, ¿ha caído rendido a Chikilicuatre?

Voy a tratar de que prime el sentido del humor. Si vamos con algo tan trasgresor y quedamos los últimos, no me voy a poner a llorar. Si quedamos mal, diré que hemos llevado un digno candidato y que en Europa no hay sentido del humor, pero espero que Chikilicuatre se lo despierte.

Usted siempre se ha tomado muy en serio Eurovisión y ha defendido las canciones más clásicas, ¿por qué este cambio de actitud?

Defiendo Eurovisión porque es el mayor espectáculo que se hace en Europa. Pero tengo una hija muy joven y ella me ha modernizado. La Eurovisión de los 60 no tiene nada que ver con la de los 90 ni con la de ahora. El festival sufrió un cambio muy importante en 1998 con la victoria de Dana International, un ex sargento del ejército de Israel transexual. Fue un antes y un después.

¿Cree que este año el sentido del humor puede ganar al amiguismo entre países?

No, por eso subrayo que sólo ganaremos si hay sentido del humor entre los países del Este, porque ellos se lo toman muy en serio. España lleva algo diferente por una vez en su historia, que es algo que no está nada mal después de los palos que nos hemos llevado últimamente.

¿Cuál es su apuesta para el sábado?

Mis favoritos son Serbia, Ucrania, Rusia y Rumanía. Pero puede pasar de todo.

Teniendo en cuenta la expectación que se ha creado con Chikilicuatre, ¿qué consecuencias habrá si no gana?

Ninguna, porque el márketing ya está hecho y la audiencia está asegurada. No creo que consigamos más que en el año de Rosa, pero calculo que podemos estar cerca de los 8 millones de espectadores. Hay que recordar que Eurovisión siempre ha sido el programa más visto en la noche de ese sábado.

¿Ha aprendido a bailar el Chiki-Chiki?

No, porque mi religión no me lo permite, pero entiendo que haya calado entre la gente. Yo me lo voy a tomar con todo el sentido del humor que pueda.

¿Entiende que los 'eurofans' estén molestos con la elección de Chikilicuatre?

Los entiendo perfectamente. Yo estoy siempre con el público, pero primero con los 'eurofans', porque son los que dan la sal y la alegría al festival. Son chicos y chicas que se gastan mucho dinero para verlo desde la ciudad donde se celebra y que lo viven realmente.

La mayoría de ellos están desilusionados con la representación española de este año…

Posiblemente, porque fue una sorpresa, igual que lo fue para mí, para Raffaella, para Bibiana Fernández y para todos los que estábamos en el plató cuando salió elegido. Pero si la mayoría del público le ha votado, no se puede hacer nada. Otra cosa es que TVE pueda retocar el sistema de selección para dar una mayor satisfacción a la audiencia, porque hay que reconocer que ahora está muy dividida.

¿Cree que se podría mejorar el modo de elección del candidato?

A mí me ha gustado que se utilice Internet y Myspace para hacer la convocatoria, pero TVE tiene que retocar las normas para que no se les vaya de las manos. No puede ser que elija sólo el público, sino que también tiene que haber un criterio de profesionales de la música.

¿Cree que a TVE se le ha ido de las manos?

Yo creo que sí, un poco. Fue una sorpresa que ganara Chikilicuatre y ante las sorpresas hay que saber reaccionar.

La última polémica sobre Eurovisión ha tenido que ver con la victoria de Massiel en 1968, ¿usted sabe si hubo tongo?

De eso sólo hablaré cuando vuelva de Belgrado el día 25. Yo sé todo lo que ocurrió ese año, y si me dejan, la guinda la pondré yo.

Esa respuesta hace pensar que hay algo cierto en todo lo que se ha dicho…

Repito que la guinda la tengo yo. No quiero meterme en charcos ajenos, pero el que sabe todo sobre ese tema soy yo. Además, tengo testigos de la época que podrían comparecer en un programa de televisión conmigo.

¿Podría Massiel perder el título de ganadora de 1968?

No, eso no se pierde nunca.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba