Petición formal Veo pide emitir en analógico hasta que el 50% de hogares tenga receptor digital

Piden que su expediente y el de Sogecable sean informados por el Consejo de Ministros y resueltos simultáneamente

Veo TV presentó hoy en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio un escrito en el que solicita formalmente una asignación de frecuencias analógicas transitoria, hasta que la penetración digital alcance el 50 por ciento de los hogares españoles. Según explicó posteriormente en rueda de prensa el consejero delegado de la compañía, Andrés Tejero, esa penetración se sitúa actualmente en el 3 por ciento de los hogares pese a haberse consumido casi el 50 por ciento del tiempo de concesión.

Tejero dejó claro que con su escrito, "plenamente fundado", Veo TV no pretende "el otorgamiento de una nueva concesión, sino la pura modificación con efecto provisional de la que ya ha sido adjudicada a Veo TV para emitir en abierto". En su intervención precisó que lo "sustantivo" de su concesión es, precisamente, "que permite prestar el servicio público de televisión en abierto y en toda España, y lo adjetivo o accesorio, que se faculte para emitir con tecnología digital", y afirmó que la concesión de Veo TV es "exactamente la misma licencia de Antena 3 y Telecinco, pero con tecnología digital".

Además, recordó que "los actuales operadores analógicos han obtenido sus licencias digitales sin tener que concursar, permitiéndoseles así la transición de la era analógica a la digital de manera automática", y que en muchos casos operadores locales sin concesión optan a obtención de licencias digitales en sus ámbitos, con un periodo transitorio previsto por los poderes públicos.

Veo TV basa su petición en el hecho de que la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas permite la modificación del contrato concesional. "Se exige que la modificación se sustente en el interés público y la existencias de necesidades nuevas o causas imprevistas y no se me ocurre mejor ejemplo de ello --apuntó-- que el no cumplimiento del calendario de penetración de la tecnología digital, que es un retraso no previsto".

En este sentido, apunta que "el interés público, recogido en la ley, se centra en la digitalización de la televisión y no en el desarrollo de un nuevo proyecto de televisión analógica en abierto, que sería manifiestamente retardatorio del proceso de digitalización".

En cualquier caso, Tejero quiso dejar claro que con su petición "Veo TV no pretende entorpecer otros proyectos empresariales distintos del suyo, siempre y cuando se permita el desarrollo igualitario y equitativo de todos los operadores de televisión privada", y advirtió que si el poder público discrimina "a unos operadores en detrimento de otros" la compañía tomará medidas legales.

Así, después de haber analizado "minuciosamente" el contrato concesional de Sogecable, los condicionantes de su prórroga en 2000 y las posibles bases de fundamientación de una modificación del mismo para permitir convertir el régimen de explotación de pago en emisión en abierto, los responsables de Veo TV consideran que "sería injusto que se viese preterida por Sogecable en su emisión en abierto y con tecnología analógica". Además, apunta que "la limitación operativa que afecta a Sogecable es de mucha mayor magnitud que la que afecta a Veo TV", que es "puramente técnica".


SOLUCION "JUSTA, EQUILIBRADA Y RESPETUOSA CON LA LEY"

Por ello, solicitan al ministro "expresamente que ambos expedientes sean informados simultáneamente por el Consejo de Estado y por el Consejo de Ministros y que ambos sean resueltos al mismo tiempo".

En este sentido, en el escrito Veo TV expresa su sorpresa por el contenido de la nota emitida ayer mismo por el Ministerio, "en la que se expresa que la modificación de la concesión de que disfruta Sogecable no requiere de una garantía esencial en el procedimiento que es la que constituye el Consejo de Estado". Veo TV considera que "el incumplimiento de esa garantía podría determinar la nulidad de pleno derecho de la resolución que se dicte".

Así, en el escrito apunta que, "en el caso de que, como ya anuncia la citada nota se va ha a prescindir del trámite de informe del Consejo de Estado respecto a la solicitud de modificación concesional que haya solicitado o vaya a solicitar Sogecable se siga exactamente el mismo procedimientos respecto de la solicitd que formula Veo TV, con objeto de evitar dilaciones que pudieran perturbar su resolución conjunta".

En cualquier caso, Tejeró reiteró que su voluntad no es "perturbar a nadie, sino que se pide una solución justa, equilibrada y respetuosa con la ley y con el principio de competencia que permita que Veo TV sea ya un elemento real que enriquezca la pluralidad informativa en España".

Tejero, que estuvo acompañado en la rueda de prensa por Pedro J. Ramírez, director de 'El Mundo', y el presidente de Recoletos, Jaime Castellano, como representantes de los accionistas de la compañía, explicó que Veo TV lleva diez meses fuera del mercado, con una inversión ya realizada de 12 millones de euros y que podría incrementarse en 60 o 200 millones en función de la estrategia empresarial que se adopte.

Sin embargo, recordó que esa inversión resulta infructuosa cuando sólo el 3 por ciento de los hogares españoles cuentan con los receptores adecuados para acceder a su señal. "La cobertura de Retevisión supera el 80 por ciento de los hogares pero por desgracia nosotros llegamos a todas las casas pero casi a ningún salón", precisó.

Respecto a la disponibilidad de espectro para hacer posible su petición, Tejero apuntó que "si en el proyecto de ley del pasado 5 de febrero deroga el artículo de la Ley de Televisión Privada que establecía un máximo de tres operadores de teleisión analógica es porque la Administración conoce que puede haber algún vacío". No obstante, él mismo apuntó otras opciones, como un posible "proceso de limpieza" en las más de mil operadoras que usan el espectro de forma ilegal o alegal. "El espectro no es ilimitado, pero es planificable", recordó.

Tejero reconoció que la solicitud de Sogecable de emitir en abierto es "legítima" y la mantiene "desde que la vida es vida", al igual que Veo TV. No obstante, precisó que el Gobierno sólo debería atender a la experiencia que atesora Canal+ con sus años de emisiones si Sogecable accediera a una concesión por concurso, pero no sí ambos operadores concurren a una nueva concesión analógica.

Nueve puntos

Veo TV basa su petición en nueve puntos, según un comunicado oficial de la emisora que publica el diario El Mundo.

PRIMERO.- Veo TV, S.A. obtuvo una concesión de Televisión Digital
Terrestre que le fue otorgada por acuerdo del Consejo de Ministros de 24 de
noviembre de 2000, con arreglo a la Ley 10/1998, de 3 de mayo, de
Televisión Privada y al pliego de bases del concurso para la adjudicación de
aquélla, aprobado por acuerdo del Consejo de Ministros, de 10 de marzo de
2000. Dicha concesión le permite prestar el servicio público de televisión en
abierto y en régimen de gestión indirecta.

SEGUNDO.- Desde el primer día, Veo TV, S.A. ha apoyado el desarrollo de
la TDT invirtiendo tiempo, capital y esfuerzo y cumpliendo todos los
compromisos asumidos como concesionaria.

TERCERO.- Habiéndose consumido casi el 50% del tiempo de la concesión,
lo cierto es que no se ha producido desarrollo alguno de la TDT y, hoy en
día, apenas el 3% de la población española puede ver la señal emitida por
Veo TV S.A., (de acuerdo con las cifras recogidas por el Instituto Nacional de
Estadística).

CUARTO.- Lo sustantivo de nuestra concesión es que permite prestar el
servicio público de televisión, en abierto y en toda España. Lo adjetivo y/o
accesorio, es que faculte para emitir con tecnología digital.
Deberíamos atenernos al concepto de neutralidad tecnológica defendido por
Erkki Liikanen (siendo Comisario Europeo encargado de la Sociedad de la
Información y de las nuevas tecnologías), según el cual las limitaciones
tecnológicas no pueden limitar el derecho de un operador a prestar sus
servicios y a que sean recibidos por el conjunto de los ciudadanos que lo
deseen.
Además, es bueno recordar que los actuales operadores analógicos han
obtenido sus licencias digitales sin tener que concursar, permitiéndoseles así
la transición de la era analógica a la digital de manera automática.
Es más, los operadores locales, en su mayoría sin concesión alguna, optan a
la obtención de licencias digitales en sus ámbitos y los poderes públicos ya
han previsto un periodo transitorio en el que podrán emitir con tecnología
analógica, dada la evidente imposibilidad de llegar a los hogares de los
ciudadanos con tecnología digital.
Exigimos pues un trato equitativo con los referidos operadores nacionales y
locales que han merecido la preocupación de los poderes públicos para
solventar sus problemas tecnológicos.

QUINTO.- El escrito presentado hoy por Veo TV, S.A., está plenamente
fundado, se atiene a las pautas jurídicas para la tramitación de este tipo de
expedientes y está amparado en la situación que este sector vive. No se
pretende ninguna precipitación y sí el máximo rigor.
No se puede permitir ningún privilegio a ninguna otra empresa del sector
audiovisual que quiera predeterminar lo que la Administración debe hacer, ni
se desea por Veo TV S.A. un trato de privilegio. Se persigue la aplicación de
la ley en condiciones de igualdad de trato con otras empresas del sector.

SEXTO.- Como ustedes conocen, la Ley de Contratos de las
Administraciones Públicas permite la modificación del contrato concesional.
Se exige, en todo caso, que la modificación se sustente en el interés público
y en la existencia de necesidades nuevas o causas imprevistas. Obedece al
interés público que Veo TV S.A. pueda hacer llegar su señal a los
ciudadanos y que éstos no se vean privados de la misma por un puro límite
tecnológico.

No se me ocurre mejor ejemplo de circunstancias no previstas que el no
cumplimiento del calendario de penetración de la tecnología digital que sirvió
de base para el Real Decreto 2169/1998, de 9 de octubre, por el que se
aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrenal. El retraso
en la digitalización es un retraso no previsto.

SEPTIMO.- Es tan firme nuestra creencia en que el desarrollo de la TDT es
el mejor sustento de la pluralidad informativa que emana del Art. 20 de la
Constitución Española, (y que sirve de título al proyecto de Ley de medidas
urgentes para el impulso de la televisión digital terrestre, de liberalización de
la televisión por cable y de fomento del pluralismo, aprobado en el Consejo
de Ministros de 4 de febrero de 2005), que en nuestro escrito tan solo
pedimos una asignación de frecuencias analógicas hasta que la penetración
digital alcance al 50% de los hogares españoles. Es una asignación
transitoria que no comporta el otorgamiento de una nueva concesión sino la
pura modificación con efecto provisional de la que ya ha sido adjudicada a
Veo TV S.A. para emitir en abierto.

OCTAVO.- Veo TV S.A. no pretende entorpecer otros proyectos
empresariales distintos del suyo siempre y cuando se permita el desarrollo
igualitario y equitativo de todos los operadores de televisión privada. En la
medida en la que el poder público discrimine a unos operadores en
detrimento de otros, Veo TV S.A. impugnará esa actuación con todos los
medios legales a su alcance.

NOVENO.- Por último, se reitera que el único objetivo de Veo TV S.A. es la
prestación del servicio público de televisión en abierto para el que nos fue
otorgada nuestra concesión.
Somos plenamente conscientes de la situación critica que atraviesa el sector,
en el que cada operador se enfrenta a diferentes problemas y, por lo tanto,
tiene distintas prioridades que la Administración ya conoce. Sin voluntad de
perturbar a nadie, se pide una solución justa, equilibrada y respetuosa con la
Ley y con el principio de competencia que permita que Veo TV S.A. sea ya
un elemento real que enriquezca la pluralidad informativa en España.

DOCUMENTO DE VEO REMITIDO AL MINISTERIO DE INDUSTRIA

-Net TV también pide emitir en analógico

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba