Estreno el pasado domingo "7 Vidas" emitirá un capítulo en directo esta temporada

Los fichajes de Yolanda Ramos y Cristina Peña, y la ausencia de Eva Santolaria y Santi Millán marcan nueva entrega de la sitcom de Telecinco

Vuelven las collejas de Sole, las cañas en el “Casi Ké No” al hilo de las últimas aventuras y los disparatados diálogos de un grupo de amigos al que se suman dos nuevos personajes: Charo (Yolanda Ramos) e Irene (Cristina Peña).

Este domingo a partir de las 22:00 horas, Telecinco estrena una nueva temporada de “7 vidas”, serie protagonizada por Amparo Baró, Gonzalo de Castro, Santi Rodríguez, Anabel Alonso, María Pujalte y Leandro Rivera. Mientras, causan baja los actores Santi Millán y Eva Santolaria.

En la rueda de prensa celebra ayer, Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Telecinco, señaló que “decir que vuelve ‘7 vidas’ es decir que vuelve un clásico moderno de la televisión. Desde su estreno en 1999 se ha consolidado como la serie más veterana y una de las más sólidas del paisaje audiovisual español”.

Capítulo en directo

“7 vidas” se ha convertido en la serie más longeva de la televisión nacional. A lo largo de esta temporada celebrará, además, un acontecimiento histórico: la emisión de su capítulo 200.

Nacho G. Velilla, productor ejecutivo de Globomedia, ha explicado que la serie festejará esta efeméride “con un capítulo completamente en directo. Será una grandísima obra de teatro para los millones de espectadores que nos vean esa noche y, por supuesto, lo celebraremos con la gente que ha hecho posible que ‘7 vidas’ sea ‘7 vidas’, que han pasado por aquí y que esperamos que estén esa noche con nosotros”.

David Sánchez, productor ejecutivo de Globomedia, ha explicado que “el equipo de guionistas está integrado por gente muy joven, que se está dejando la piel para que ‘7 vidas’ mantenga en el guión la identidad que siempre ha tenido”.

En las tramas se intercalarán frases alusivas a la actualidad más reciente –como la recién implantada ley Antitabaco- y comentarios irónicos del día a día para tratar de involucrar al espectador lo máximo posible.

Nuevos enredos sentimentales

Salud, dinero y amor. El año que entra tan sólo concederá a los protagonistas de “7 vidas” el primer deseo de la lista ya que:

- Sole (Amparo Baro) contraerá por error una deuda que le reportará numerosos quebraderos de cabeza.

- Diana (Anabel Alonso) demostrará su amistad hacia Sole renunciando a un trabajo como actriz de teatro para seguir haciendo de “Pumpy” y obtener una mayor remuneración. Diana conocerá a una chica encantadora de la que se enamorará a primera vista, pero nada será lo que parece.

- Gonzalo (Gonzalo de Castro) será el objeto de deseo de Mónica y Yolanda pero él continuará buscando a la mujer de su vida.

- Mónica (María Pujalte) seguirá sufriendo por su amor hacia Gonzalo y ayudará a su cuñada Yolanda a llevar una vida más independiente.

- Pablo (Leandro Rivera) intentará aprobar el examen del MIR y comenzará a sentirse atraído por Irene.

- El frutero (Santi Rodríguez) luchará por conquistar la confianza y el afecto de su hija ante la competencia de la nueva pareja de su ex–mujer.

Yolanda Ramos, una recién divorciada con muy poco sentido

Inocente, generosa y cotilla: estos son los atributos que definen a Charo Rivas, papel que interpreta la actriz Yolanda Ramos (“Homo Zapping”, “Buenafuente”). Charo es la cuñada de Mónica, tiene 36 años y acaba de separarse de su marido. La separación le obliga a comenzar desde cero y aprender a ser independiente, cosa que le resulta bastante difícil, ya que la única decisión que ha tomado sin su marido ha sido la elección del color de las cortinas del salón.

Desde muy joven, Charo tenía claro cuál era su objetivo: ser como la Preysler. Se casó muy enamorada con Jorge y con ganas de aumentar la familia. Ella vio frustrado su sueño de tener muchos hijos, mientras que Jorge -si los tiene- desde luego no ha sido con ella. Su ex-marido es un empresario obsesionado con pasarse todo el día trabajando -sobre todo, a su secretaria- y a todo lo que lleve falda.

En lo que respecta a su forma de ver la vida, la única cultura de Charo está relacionada con el entorno televisivo y considera verdades absolutas todo lo que dicen los famosos. Sus opiniones no son propias, sino que cita continuamente a “clásicos” como Mª Teresa Campos o Ramón García.

Su panorama laboral no es demasiado halagüeño: abandonó sus estudios para dedicarse por entero a su vida familiar y no ha trabajado nunca. Después de separarse de Jorge y de su tarjeta de crédito, tendrá que enfrentarse a la cruda realidad de la búsqueda de empleo. Tras varios intentos frustrados y cuando está a punto de tirar la toalla, Mónica la contrata en el “Casi Ké No”.

En lo que respecta a su vida sentimental y una vez superado el shock de la separación, Charo irá viendo en Gonzalo a un candidato perfecto, quizás porque es todo lo contrario a Jorge: sensible, tierno, atento, cariñoso y participativo en las tareas del hogar.

Cristina Peña, la hermana biológica de Gonzalo

Valiente, independiente y testaruda: así es Irene (Cristina Peña), la hermana biológica de Gonzalo, una joven de 26 años a la que dieron en adopción siendo muy pequeña.

Su fuerte carácter le llevó a tener más de un problema con sus familias adoptivas (ha pasado por tres) y a los 18 años decidió marcharse de casa y vivir su vida en libertad. Desde entonces, Irene ha viajado por todo el mundo, pero ha decidido que ha llegado el momento de echar raíces en algún lugar.

Para Irene, Gonzalo es lo más cercano a una verdadera familia y se queda a vivir con él. Al lado de su hermano descubrirá lo que es la amistad ya que, por primera vez en su vida, forma parte de una pandilla de amigos que le dura más de un mes.

En lo que respecta a su vida laboral, Irene, menos trabajar en una oficina, ha hecho de todo: desde muy joven está acostumbrada a sacarse las castañas del fuego ella sola. Ha viajado por todo el mundo realizando trabajos tan dispares como limpiacristales de rascacielos en Sydney, dependienta de un sex shop en Ámsterdam o monitora de surf en Tarifa.

Sin embargo, es en el terreno amoroso donde se le acaba toda la valentía, ya que tiene pánico al compromiso: prefiere estar sola y disfrutar de su libertad a sentirse atada en lo más mínimo. No deja que nadie juegue con su corazón, pero ella ha jugado con más de uno. Desde el principio, Pablo se siente muy atraído por ella aunque son “polos opuestos”: Irene es alocada y muy aventurera e involucrará al chico, mucho más serio y apocado, en más de un lío.

Una serie que gana adeptos temporada tras temporada

El pasado 17 de julio “7 vidas” cerró su mejor temporada en Telecinco con una media de 4.231.000 espectadores y un 28,6% de share, datos que suponen un incremento de 0,6 puntos con respecto a su anterior temporada (28%) y de 8,3 puntos con respecto a su primera entrega (20,3%).

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba