El martes 9 de diciembre en Cuatro Vídeo: Así es el primer abandono voluntario, sin avisar, en 'Adán y Eva'

Vídeo: Así es el primer abandono voluntario, sin avisar, en 'Adán y Eva'
Vídeo: Así es el primer abandono voluntario, sin avisar, en 'Adán y Eva'

La convivencia de un chico y dos chicas provocará una tempestad en el Paraíso de tales dimensiones, que uno de los tres decidirá irse de la isla. Así lo adelantó Vertele el pasado mes

Esta octava entrega del programa llega con fuerza y ofrece dobles intenciones, pasión, desencanto y más de una discusión. Por primera vez, un participante del programa decidirá abandonar el paraíso y dejar de buscar a la persona de sus sueños.. "¿Quién será? ¿Por qué?", tal y como promociona Cuatro.

Kike, un play boy empedernido atrapado entre dos mujeres

Kike es monitor de esquí. Se sabe guapo y títulos como el de Míster Lleida, Míster Elegancia Barcelona o guapo de Aragón se lo certifican. Acostumbrado a tener relaciones con mujeres muy atractivas, Kike confía mucho en su aspecto físico e incluso afirma que en ocasiones sus parejas se llegan a sentir por debajo de él. Tanta buena vida se traduce en que ahora Kike necesita estabilidad y cree que en “Adán y Eva” podrá encontrar a esa mujer que le haga sentar la cabeza y sentir el verdadero amor.

Ella podría ser Nuria, una joven azafata con mucho mundo e infinidad de viajes a sus espaldas y con una actitud completamente naif ante la vida. Cosmopolita gracias a su profesión, Nuria es romántica e inocente aunque su conducta ante hombres como Kike revela una estudiada sensualidad. Nuria busca a su hombre ideal, a un príncipe azul que le colme de atenciones y que le haga sentirse completamente especial.

Sin embargo, el paraíso les tiene preparados una sorpresa con nombre de mujer: Yolanda, una policía municipal de físico escultural y muy segura de sí misma. Su éxito con los hombres no se corresponde con la mala suerte que ha tenido en el amor. Cansada de no encontrar a su perfecto Adán, cree que la isla puede ser la oportunidad ideal.

La convivencia de un Adán y dos Evas provocará una tempestad en el Paraíso de tales dimensiones, que uno de los tres inquilinos decidirá, sin avisar, abandonar la isla.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba