Tecnología Videograbadores personales: el león no es tan fiero como lo pintan

Un nuevo estudio sobre los Personal Video Recorders (PVR) trae un mensaje tranquilizador para anunciantes y cadenas: los usuarios se saltan poco los anuncios y ven más la TV que antes

Se ha especulado mucho sobre la influencia de los Personal Video Recorder(videograbadores personales) en los hábitos de los telespectadores. Esta tecnología –que en EEUU ya ofrecen las compañías TiVo, Replay TV y Ultimate TV-, permite a sus usuarios grabar la emisión sin anuncios, y conseguir una programación más personalizada mediante la búsqueda por todos los canales y el posterior almacenamiento en disco duro de los programas elegidos por el usuario.

No cabe duda de que la llegada del Personal Video Recorder (PVR) a los hogares supondrá muchos cambios en la forma actual de ver la TV. Sin embargo, un nuevo estudio de la agencia de investigación NextResearch, publicado en la revista Media Life, revela que los PVR no son una amenaza para los anunciantes. “Nos hemos encontrado con que los espectadores no se saltan los anuncios más de lo que ya lo hacían cuando grababan con un vídeo tradicional”, señala Leenie Ruben, responsable de la investigación. Incluso los entrevistados que sí reconocieron evitar los spots publicitarios, dijeron que muchas veces se paraban para ver aquellos mensajes que les interesaban.

A pesar de esto, muchos de los encuestados aseguraron que el PVR “les había cambiado la vida”. Por ejemplo, un cambio significativo en el comportamiento de los espectadores es que los usuarios de PVR dedican más tiempo a ver la TV de lo que lo hacían antes, porque ahora lo hacen de una forma más inteligente: ven lo que quieren y a la hora que quieren. Por otra parte, “tienen más predisposición a adquirir TV de pago por cable o satélite”, dice Ruben. Esto puede significar dos cosas diferentes: o bien los usuarios de PVR se abonan a una plataforma al adquirir el PVR, o el uso del aparato les despierta el apetito por los servicios de la TV digital y les anima a suscribirse a un sistema de televisión de pago.

¿Un peligro para las cadenas?

El mismo estudio indica que los usuarios están satisfechos con algunos servicios del PVR, pero no con otros. Entre los entrevistados, el 35 por ciento dijo estar lo suficientemente contento con su PVR como para plantearse comprar aparatos adicionales para el resto de los televisores del hogar. Pero un tercio de los entrevistados todavía utiliza el vídeo tradicional. No está satisfecho con la capacidad de grabación del disco duro de su PVR -entre 30 y 60 horas-, por lo que siguee recurriendo al VCR como complemento.

Los anunciantes no son los únicos que han visto al PVR como una posible amenaza para su negocio. Los propietarios de un PVR ven más la TV que los que no lo tienen, pero también es verdad que “quizá no sean capaces de distinguir qué canal están eligiendo”, lo que perjudicaría seriamente a las cadenas. Una de las ventajas que prometía el PVR es que el espectador se puede crear sus propios canales virtuales mediante la grabación de una programación personalizada y de su elección, con lo que las estrategias de programación que utilizan los canales en la actualidad no servirían de nada.

Noticias relacionadas:

-Especial TV Interactiva

-Los consumidores se muestran pasivos ante la TV interactiva

-Replay TV se moderniza

-Casi la mitad de los europeos accederán a la TV en el 2005

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba