Violación en el "Gran Hermano" africano

El caso del "fingergate" provoca una fuerte polémica sobre el reality

Un nuevo escándalo salpica a “Big Brother”, el padre de todos los realities. Esta vez sucedió en la versión africana del programa que se emite desde Sudáfrica, según informa Miguel Mielgo en su portal Jmnoticias.com.

Las cámaras del canal M-Net captaron y emitieron en directo lo que ante la ley se considera una violación en toda regla. Lo grotesco del caso, conocido como el “Fingergate”, es que el autor del abuso sexual continúa en la casa porque los telespectadores le han votado para que se quede.

Todo ocurrió en la noche del sábado 27 de Octubre. Los participantes, que compiten por un premio de 100.000 dólares, habían ingerido demasiadas bebidas alcohólicas.

Dos de las concursantes, la nigeriana Ofunneka Malokwu y la angoleña Tatiana, bebieron tanto que al final cayeron inconscientes sobre la cama de una de las habitaciones de la casa.

Poco después, y mientras las dos chicas “dormían la mona”, entró en la habitación el tanzano de 24 años Richard Bezuidenhout que, aunque también estaba bajo los efectos del alcohol, comenzó a desnudar a Ofunneka (la chica de la camiseta blanca en la foto) y llegó a abusar de ella introduciendo un dedo en su vagina.

Otra concursante intervino

Aunque todo el mundo podía ver lo que estaba sucediendo, ninguno de los responsables del programa intervino para evitarlo. Fue otra de las participantes la que, entrando en la habitación, hizo que Richard bajara de la cama y se fuera hasta un sofá donde, con cara triste, se sentó oliendo el dedo que acababa de utilizar.

En ese momento y no antes, los responsables del programa decidieron cortar la emisión cambiando a otra cámara, mientras un equipo médico entraba en la casa para atender a Ofunneka. Después llevaron a Richard al confesionario de la casa, y lo dejaron allí encerrado.

Fuerte polémica en el continente

Lo sucedido, que fue visto por millones de espectadores en varios países, ha levantado una fuerte polémica en todo el continente africano. Mientras algunos defienden a Richard y dicen que Ofunneka “quería” y que hubo consentimiento, la mayoría condena el acto y acusa a los responsables del programa de haberlo permitido.

“En este país tenemos una frecuencia demasiado alta de actos de violencia sexual y abusos de mujeres. No se puede aceptar que un medio tan poderoso como la televisión incite a este tipo de comportamientos, corrompiendo así la mentalidad de los jóvenes”, dijo Vincent Moaga, portavoz de la Comisión Sudafricana de Derechos Humanos, al diario The Namibian.

El “violador” se perfila como favorito

Los seguidores del programa no parece que estén de acuerdo con los que condenan lo sucedido y, con sus votos, han evitado que Richard saliera de la casa. Además, el tanzano ha pasado a ser el favorito y se perfila como el ganador porque ha quedado finalista junto con las dos chicas: Tatiana y Ofunneka.

Por otra parte Ofunneka dice que no tiene ninguna queja y asegura que no recuerda nada de lo que pasó aquella noche. Y por si fuera poco el lío que se traen entre los tres, resulta que Richard y Tatiana (la chica de la foto superior) se han hecho “novios”, a pesar de que el tanzano tiene esposa e hijos en la vida real fuera de la casa.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba