Tras ver el primer capítulo... 'Vis a vis', una prueba de fuego para las series españolas

'Vis a vis', una prueba de fuego para las series españolas
'Vis a vis', una prueba de fuego para las series españolas

¿Se engancharán los espectadores a una serie sin una clara tensión sexual? ¿Serán capaces de identificarse con personajes que no son de su edad?¿Gustará la apuesta por protagonistas poco conocidos? Una serie entorno al mundo femenino no había triunfado en España...¿hasta ahora?

Por Paula Hernández

El próximo lunes, 20 de abril, estamos todos - creadores y espectadores- convocados a un examen. Se estrena una nueva serie en Antena 3: 'Vis a vis', y no es cualquier serie. Se trata de una apuesta que no presenta ninguno de los patrones a los que nos tiene acostumbrados la ficción española: la pareja imposible, estrellas protagonistas, un bar, personajes de todas las edades... Unas garantías de seducción de la audiencia española a las que ni productoras ni cadenas habían querido renunciar. Hasta ahora. Y esta serie carcelaria las va a poner a prueba.

Más vídeos en Antena3

Es un hecho que, desde hace algunos años, la ficción nacional ha dado un salto cualitativo apostando por nuevos géneros, una factura mejorada, tramas más complejas y estrategias transmedia. Pero también es verdad que cada una de las series de los últimos años presentaba los mismos patrones: si alguien ve 'Velvet', 'El Príncipe' o 'Águila Roja', en el fondo está consumiendo la historia de Romeo y Julieta en diferentes escenarios. Y eso es lo que va a poner a prueba 'Vis a vis': ¿el espectador quiere seguir con las viejas fórmulas o ya está preparado para consumir producciones diferentes?

¿Y cómo lo descubriremos?

Con una serie que rompe los moldes:

- Sin tensión sexual: La serie que transcurre en una cárcel de mujeres, no presenta (al menos de forma evidente) el típico encontronazo de chico-chica al que estábamos tan acostumbrados. Pero tiene otro tipo de "enganches amorosos" que en otros países ha cautivado a la crítica y al público. Los datos de audiencia del segundo capítulo mostrarán si la historia ha seducido sin doblegarse a esta (sobada) norma.

- Sin "la familia al completo": Es decir, ni el abuelo, ni el niño, ni la criada, ni... ¡No! Es una cárcel y no hay niños ni adolescentes, y casi, ni señores mayores. Por lo que los espectadores deberán ser capaces de identificarse con personajes que no son de su edad.

- No hay un elenco de actores conocidos: Cadena y productora acordaron que para que el espectador pudiera sumergirse mejor en la historia, e identificarse con cada una de las reclusas, era mejor apostar por caras nuevas. A las que por primera vez viéramos entre rejas. Sí, está Najwa Nimri, pero para mucho espectador televisivo, su rostro es casi desconocido. De esta forma, la serie también renuncia al "reclamo estelar".

- Nos metemos en una cárcel: decía Sonia Martínez - directora de ficción de Atresmedia- que con 'Vis a vis' habían querido seguir la estela de otras series carcelarias que estaban marcando tendencia a nivel mundial. ¡Bendita tendencia! Nos libramos del típico bar de las series españolas, de los interiores de las casas, hospitales, periódicos o comisarías que tan bien nos conocíamos ya, y nos adentramos por primera vez en una cárcel. ¡Conozcamos nuevos lugares!

La tendencia carcelaria, hace referencia a series como 'Orange is the new black' o 'Prison Break' en las que claramente se inspira la historia. Pero en este caso, la copia iguala o mejora a la original (con nuestro ADN). Los diferentes acentos de las reclusas, los refranes tan nuestros que usan o las personalidades de los protagonistas, hacen que la apuesta española recuerde a las anteriormente citadas, pero sin ninguna nostalgia.

- Y (para más inri) de mujeres: ¿Cuánto hacía que en España no se apostaba por una ficción protagonizada (casi en su totalidad) por mujeres? Ah, que no había pasado... Exceptuando el caso de 'Ellas y el sexo débil' que duró tres capítulos. Vamos a poder descubrir un mundo femenino que la ficción española había apartado hasta ahora.

De esta forma Atresmedia y Globomedia se han despojado de las cadenas que anclaban a nuestra ficción a unos patrones oxidados. Ellos han dado el paso adelante y nos han demostrado que otro tipo de ficción es posible, pero ¿la queremos? Ahora los espectadores acabarán de completar el examen.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba