Artículo de interés Vocento negocia con Berlusconi la toma de una mayoría de control en el capital de Tele 5

Para lograr una mayoría de control de la cadena privada, mediante la compra de una parte significativa de la participación de Mediaset que podría rondar el 15%

Por su interés reproducimos el artículo que publica hoy El Confidencial.com:

El consejo de administración del grupo Vocento está en negociaciones preliminares con el accionista mayoritario (el 50,1%) de Tele 5, el grupo Mediaset, propiedad del magnate y primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, destinadas a lograr una mayoría de control de la cadena de televisión privada, mediante la compra de una parte significativa de la participación de Mediaset que podría rondar el 15% del capital.

Fuentes de toda solvencia han asegurado a este diario que Vocento, que sigue manteniendo un 13% de la cadena, está dispuesto a presentar una oferta al grupo italiano por un porcentaje comprendido entre el 13% y el citado 15%, hasta completar una participación de control situada entre el 26% y el 28%.

Sería la primera parte de la operación. La segunda y simultánea consistía en ofrecer a Mediaset un pacto de sindicación de ambas participaciones, a través de una sociedad instrumental donde Vocento tendría mayoría. Desde la perspectiva de Vocento, se trataría de recomprar el 13% que el grupo vasco vendió hace poco más de un año.

El grupo español, editor entre otros medios del diario ABC, quiere dar este paso sabedor de la disposición vendedora del primer ministro italiano. De hecho, los comentarios sobre la posición de Mediaset no son nuevos. En el mes de mayo, salieron a la luz los primeros rumores sobre un posible cambio de manos del 50,1% que controla el empresario transalpino. “Berlusconi está dispuesto a quedarse con un 25% y vender el resto”, afirman desde un banco de negocios implicado.

Uno de los principales problemas a la hora de concretar las negociaciones está pasando por establecer los canales de comunicación adecuados. “El particular estilo de gestión de Berlusconi hace que cambie continuamente de gente, lo que dificulta los primeros pasos”, asegura uno de los interlocutores. Aunque la cabeza visible de la cadena es el italiano Paolo Vasile, consejero delegado de Tele 5, su papel se limita al campo de la gestión.

Con la posible reactivación de los problemas judiciales como telón de fondo a la conclusión de su paso por la política, fuentes informadas de estos contactos reconocen que Berlusconi prefiere comenzar a recoger plusvalías de algunas de las inversiones internacionales. El momento de hacerlo en Tele 5 es el oportuno. La compañía dobla su valor en bolsa, en torno a los 4.700 millones de euros, sólo un año después de su estreno en el parqué.

De acuerdo con los precios de mercado, la oferta de Vocento se situaría en torno a los 700 millones de euros. “Teniendo en cuenta que el grupo cuenta con cerca de 100 millones de euros en caja, las posibilidades de apalancamiento son totalmente factibles”, asegura un financiero involucrado en el proceso. Además, el grupo vasco podría aprovechar esta operación para reforzar su valor con vistas a retomar su proyecto de salida a Bolsa.

Esta nueva estrategia del grupo que dirige José María Bergareche tomó forma la semana pasada con su salida del grupo El Arbol, cabecera de la productora Globomedia, de la que controlaba un 24% junto a otros accionistas minoritarios. A las puertas de un proceso de fusión de productoras entre Globomedia y Mediapro, que les convierte en potenciales aspirantes al nuevo canal analógico que concederá el Gobierno, Vocento ha preferido recoger plusvalías y centrar sus intereses en una cadena consolidada.

El retraso de la eclosión de la televisión digital, donde Vocento cuenta con Veo TV, además de la red de televisiones locales que gestiona, ha convencido a los vascos de la necesidad de apuntalar su presencia en este sector audiovisual con la opción de Tele 5. Además, el Ejecutivo vería con buenos ojos esta reestructuración accionarial, dada la escasa sintonía con Paolo Vasile, a quien el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no perdona unas declaraciones en las que afirmaba que la concesión del Plus en abierto a Polanco era como un “golpe de estado”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba