EEUU ¿Volverá “Survivor” a ser un éxito de audiencia?

El programa está próximo a emitir su tercera temporada. Pero las constantes sospechas de falseamiento y favoritismos hacen peligrar su reinato

La última emisión de este reality congregó el pasado mes de abril a 36 millones de norteamericanos para ver cómo Tina Wesson ganaba los casi 200 millones de pesetas. De nuevo Survivor se impuso como el programa más visto en la televisión norteamericana.

Los altos índices de audiencia han decidido que la cadena se ponga manos a la obra para realizar una tercera parte. Esta vez el lugar escogido ha sido la reserva nacional de Shaba en Kenia. Se trata de una zona árida con leones, elefantes, rinocerontes, jirafas y toda clase de animales que conviertan esta edición en algo parecido a un safari. El próximo mes comenzará el rodaje y se espera que a comienzos de otoño empiece a emitirse en la CBS.

“Todo indica que Survivor es tanto o más famoso que cuando acabó la segunda temporada”, ha señalado el portavoz de la cadena CBS. Pero otros no se muestran tan de acuerdo.

“Creo que la gente va a ser más desconfiada a partir de ahora y no van a pensar que todo es real”, ha declarado Tim Gilman, creador de una de las páginas de fans más importantes sobre este reality, survivornews.net.

Chismes y libros

Desde sus comienzos, Survivor estuvo salpicado por la sombra del truco y de la situaciones amañadas. Pero esta situación se agravó cuando el pasado mes de mayo el productor del programa, Mark Burnnet, admitió que algunas escenas peligrosas habían necesitado de un doble. No fue ninguna declaración que indicara signos de arrepentimiento, porque Burnnet defendió esta técnica a favor de la estética del programa. “Las acusaciones no me importan en absoluto, esto es televisión”.

Otro de los casos que le podrían pasar factura a la tercera entrega de Survivor es el de Stacey Stillman y Dirk Been. Estos dos concursantes acusaron a Burnnet de influir en el voto del resto de los participantes para salvar al problemático, pero interesante desde el punto de vista televisivo, Rudy Boesch.

El halo de engaño que rodeaba al concurso incluso provocó la aparición de un libro. El periodista Peter Lance escribió The Sting Gray en el cual denunciaba que la segunda edición de este concurso estuvo encaminada a facilitar el camino a la final al concursante Colby Donaldson, pese a que al final venció Tina Wesson. La CBS contraatacó con una citación judicial contra Lance para que testificara todo lo que conocía sobre el programa, a lo que el escritor declaró que quizá hablaría más de la cuenta delante del juez. La cadena se amedrentó ante el aluvión de titulares y conjeturas que hizo la prensa norteamericana y, finalmente, decidió retirar aquella citación.

¿Harán todas estas circunstancias que la tercera temporada de Survivor no sea tan brillante? Seguramente no. O al menos hasta que los espectadores no se den cuenta de que los votos están siendo manipulados. Es lo que piensa Robert Thompson, director del Centro de Estudios Televisivos en la Universidad de Siracusa. “No creo que la gente se siente delante del televisor sabiendo que los productores son los que realmente manejan los hilos del programa”, ha declarado Thompson.

Noticias relacionadas:

-La Fox y la CBS, enfrentadas por “Survivor”

-La CBS demanda a la FOX por un posible plagio

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba