Entrevista Vertele "Voy a ser Kiko, para lo bueno y para lo malo, y estoy preparado para las críticas"

"Voy a ser Kiko, para lo bueno y para lo malo, y estoy preparado para las críticas"
"Voy a ser Kiko, para lo bueno y para lo malo, y estoy preparado para las críticas"

Tienen el apoyo de Jorge Javier Vázquez en ‘Las bodas de Sálvame’. ¿Cómo va a ser el estreno y el reparto de peso entre ustedes?

Kiko Hernández: Jorge rompe el hielo. Está este sábado, oficia la ceremonia, y nos deja paso libre para poder hacer y deshacer.

Carmen Alcayde: Todo lo que haga Jorge lo copiamos para el resto de sábados.

K.H: No, copiar, no. (risas).

C.A: Jorge es nuestro padrino de honor en el tema de las bodas. Estamos Kiko y yo, y Jorge es el mejor padrino que se puede tener. Estando él, andamos mucho más relajados, pero al siguiente estaremos los dos y tan bien.

Les acompañan también como asesores rostros de ‘Sálvame’. ¿Belén Esteban está entre las colaboradoras elegibles?

K.H: No lo sé. Los asesores de esta semana son Kiko Matamoros y Lydia Lozano, pero los de las siguiente, no los sé.

C.A: Uno de los factores del programa es la sorpresa, no vamos a contar nada. Los jefes lo guardan todo. Es sorpresa para los novios, para nosotros, para la audiencia... Este es uno de los alicientes.

K.H: Es parte de todo, la sorpresa. Hasta nuestras caras, cómo nos emocionamos nosotros. No sabemos la mayoría de las cosas que van a ocurrir.

Kiko, después de verle en distintos programas, incluso montando broncas, ahora está en un programa de emociones, más blanco... Puede deberse a un lavado de imagen.

K.H: Sí, claro, como que depende de mí. (risas). Esto es una oportunidad que me han ofrecido, y de lavados, los únicos que conozco son los de lavadora. A mí me ofrecen un caramelo, y me lo como, soy muy goloso. No voy a mentir ni decir que no me apetece hacerlo. Es un registro que lo conozco bien porque en mi vida no es todo broncas y trifulcas, hay de todo. También es bueno que se me vea la otra cara, la amable. Aunque nunca se sabe, a lo mejor en la boda hay alguien que va y dice “no quiero”.

¿Le asusta el riesgo de presentar un programa?

K.H: Sí, estoy muy nervioso y agotado. No sé si se lo dije a Carmen (Alcayde) o Jorge (Javier Vázquez), pero a mí lo que asustaba realmente era la rueda de prensa. Estaba asustado porque no lo había hecho nunca. Programas llevo muchos, y estoy acostumbrado a las cámaras o a los focos. Es una responsabilidad, sí. Estoy asustado y nervioso, pero muy arropado. Al tener a Jorge Javier y a Carmen, es fundamental. Ellos tienen mucha experiencia ya conduciendo programas, y me voy a apoyar mucho en ellos.

Manuel Villanueva ha dicho que la tarde de los sábados es una franja que no está asentada para Telecinco, y que desde Mediaset se intenta remontarla. ¿Dónde habría programado ‘Las bodas de Sálvame’?

K.H: En la franja que está, lo veo de maravilla, porque el programa es tan potente, hay unas historias de amor tan buenas, que nos da igual la franja, como si nos ponen en la de ‘Premier Casino’. Va a ser la bomba.

Ha dicho Jorge Javier que usted se ha preparado este reto...

K.H: Jorge es un cachondo mental. ¿Tú me ves leyendo los guiones por detrás? (risas). No, he tenido la suerte de trabajar con grandes, y he sido un poco esponja: absorbes de uno, de otro, y formas un collage interesante. Y toda mi vida ha sido así, quedándome con cosillas y demás. Cuando han pensado en mí, puede ser bueno.

C.A: Kiko va a estar bien, porque creo que tiene algo muy bueno. Es muy versátil, sabe dar caña, llevar un programa, ser amable, divertido... Tiene muchos registros. Este programa requiere un poco eso: emocionarte, reírte, seremos cachondos si podemos... No vamos a ser ni muy llorones ni muy serios.

Al ser en directo tendrán oportunidad de improvisar y mostrarse cómo es uno...

K.H: Desde que he vuelto, soy mucho más llorón, más sensiblero. Antes lloraba y, como me daba vergüenza, me escondía. Ahora ya no. Si se me cae una lágrima, se me cae. Si una boda me va a emocionar, se me caerán a chorros, pero bueno, siempre que se pueda seguir con el programa.

¿Y a qué se ha debido este cambio? ¿Ha vivido una etapa dura?

K.H: Ya lo conté en ‘Deluxe’. Aquí venimos a hablar de ‘Las bodas de Sálvame’. Ya conté lo que tenía que contar, ni más ni menos.

Siempre ha sido colaborador, ¿se imaginaba que le iban a dar el puesto de presentador?

K.H: No, no. Siempre dices “me gustaría estar ahí”, hacer eso, sobre todo cuando lo ves desde el otro lado, cuando estás en casa y te planteas que tiene que ser muy bonito. Sueñas y dices que te gustaría, pero nunca me imaginaba que me iba a llegar. Cuando me lo propusieron, dije, pues sí, ha llegado el día. Tienes que hacerlo, coger el toro por los cuernos y hacerlo de puta madre, porque es una oportunidad.

¿Qué aporta Kiko Hernández a la televisión?

K.H: Yo ahora no pienso en aportar ni nada. Quiero hacerlo bien, decentemente bien, en superar esta prueba por lo menos con un “bien, notable”.

¿Dudó en aceptar el proyecto?

K.H: No. Dije sí, sí quiero. (risas). Y fue así como lo cuento. Ya había dicho que sí antes, pero cuando Jorge lo dijo en plató, y contó que iban a ser bodas en directo en un plató de televisión y vivirlo todas las semanas...

¿Tras el estreno, tiene miedo a la críticas que le pueden llegar?

K.H: Sí, pero estoy preparado. Desde lo que he hecho hasta ahora, he recibido muchísimas críticas, desde que entré en ‘GH’ y hasta el día de hoy han sido... Hay que estar para lo bueno y para lo malo, pero espero que si sale algo bueno, un poquito, también se reconozca. No vayamos con la cosa de que “mira este que ha salido de aquí, dónde va”.

Saltó a la fama concursando en ‘Gran Hermano’. Ahora viendo el resto de ediciones, ¿piensa que algún participante entra pensando en ser como Kiko Hernández cuando salga? ¿Se ve como referente?

K.H: Yo creo que hay gente que quiere ser Kiko Hernández, otros Aída Nízar... Todo eso va con la personalidad. Sí buscan un referente, porque de hecho es una de las preguntas que se les hace en los castings:“¿Con qué ‘gran hermano’ te reconoces?”. Y te pueden decir desde ‘El Yoyas’ a quien sea. Cuando yo entré en la tercera edición, referente tendría alguno aunque ahora no me acuerdo. Entonces, puede ser que sea referente, no es malo soñar.

Habla de soñar, ¿con qué sueña Kiko Hernández?

K.H: Sueño con casar a muchas parejas en ‘Las bodas de Sálvame’ y que el programa tenga una, dos y muchas temporadas, y sobre todo, con hacer feliz a las personas que van a venir. Ni Carmen ni yo somos los protagonistas, lo son pareja que viene aquí a darse el “sí, quiero”, “o no, quiero” o “te voy a matar” o lo que quieran. Ellos son los protagonistas.

¿Está en un momento bueno de su vida?

K.H: Sí, estoy un buen momento.

Dice sentirse arropado, ¿qué consejos ha recibido de la gente que le arropa?

K.H: Jorge lo ha dicho en la rueda de prensa. Me han dado muchos consejos, me han dicho que “nervios, fuera”, que sea yo. Obviamente si han pensado en mí, es que no quieren a otro, quieren al Kiko que han visto desde hace once años de televisión. Voy a ser yo para lo bueno y para lo malo. También voy a dejar un poco la mala leche. Hay un Kiko que he dejado salir muy pocas veces y aquí va a aparecer de vez en cuando y que es el Kiko que se preocupa, que quiere que todo salga bien y que las parejas que vengan sean felices. Que ese día sea su día.

Es decir, vamos a ver al verdadero Kiko...

K.H: No, el verdadero lo es todo. Es aquel que entró en ‘GH’ y el que es hasta hoy. Nunca he fingido nada. He podido mostrar quizá lo que más vendía, lo que más podía interesar.

Y, ¿qué consejos les ha dado Mercedes Milá, Emma García...?

K.H: Me han ofrecido consejos, me han felicitado y me han dado ánimos. He recibido las llamadas y mensajes exactos que debía recibir. No me han faltado absolutamente los de nadie. Incluso los de Karmele... Todos. (risas).

Belén Esteban ahora no está en ‘Sálvame’, pero, ¿le ha dado ánimos?

K.H: Con Belén mantengo relación a través de mensajes. No voy a hablar más, porque venimos hoy a hablar de ‘Las bodas de Sálvame’.

En su faceta fuera de las cámaras, ¿está el Kiko ‘broncas’ o el ‘sensible’?

K.H: Ha habido etapas de mucho estrés, porque quizá llevar el trabajo a casa no es bueno. Ya lo conté en ‘Deluxe’. Ahora el que tiene que estar siempre en casa con la familia es el Kiko cariñoso, el que tiene que ser.

Pero parece que tiene menos tiempo para su vida en casa. Da la impresión de poner la televisión, y entre ‘Sálvame’, ‘Deluxe’ y ahora ‘Las Bodas...’, está siempre Kiko Hernández en pantalla...

K.H: Eso es una suerte ahora que la cosa está tan mal. Me lo decía una compañera de la tele a la que quiero mucho: Kiko, no sabes la suerte que tienes en los tiempos que corren y con lo mal que está todo, que te den esta oportunidad... Kiko cógela, y sobre todo, disfrútala, porque si disfrutas tú, vamos a hacer disfrutar al resto. Y es verdad, estamos en una etapa un poco jodida, y lo que hay hacer es hacer disfrutar a la gente en ‘Las bodas de Sálvame’.

¿Si tiene compromiso, se casaría?

K.H: Quizá sea una de las bodas de ‘Sálvame’ que se están preparando, quién sabe... Va a haber muchas bodas. (risas).

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba