Yo estuve allí Lo que nadie ha contado del directo de 'La Voz': Un karaoke en Word, el ropero VIP y frialdad

Lo que nadie ha contado del directo de 'La Voz': Un karaoke en Word, el ropero VIP y frialdad
Lo que nadie ha contado del directo de 'La Voz': Un karaoke en Word, el ropero VIP y frialdad

Así vivimos la gala desde el plató de Telecinco. Anécdotas que no se ven en televisión, la poca empatía que despertaron sus coaches, la estufa deseada tras ser 'requisados' los abrigos, la locura del Club de fans de Silverio, el grito de Bisbal, cómo se escuchó en plató... Además reflexionamos por qué el talent estrella de la pasada temporada no lidera su noche y qué debe cambiar. Se quedan fuera alguno de los favoritos como Mandy Santos, Susana o Brigitte. Tres de los cuatro clasificados, andaluces

Silverio, Estela, Dina y Jaume sacaron su pasaporte directo a la semifinal de La Voz (11 diciembre) en la primera gala en directo que Telecinco emitió anoche.

Los cuatro se alzaron vencedores de los equipos de Malú, Rosario, David Bisbal y Antonio Orozco respectivamente, y esperan a sus próximos contrincantes que conoceremos el próximo miércoles.

Buenas (y malas) actuaciones, una gran puesta en escena de la mano de Francis Viñolo, mucha tensión mientras veíamos subir las gráficas de porcentajes... Ejemplos de situaciones que los espectadores de Telecinco ya saborearon anoche y hoy me tomo la licencia de no repetir.

Anoche estuve en el plató de La Voz y hoy he decidido contaros todo aquello que no se vio en la pequeña pantalla. También, comparto con vosotros reflexiones que quizás os hagan entender por qué en mi opinion el talent que deslumbró la pasada temporada no lidera su noche y, lo más importante, por qué tiene decepcionados a muchos de los seguidores del formato.

En 'La Voz' hace frío

En La Voz hace frío. Sí, por el aire acondicionado que combate los focos que alumbran el plató también, pero ese es otro tema.

El año pasado recuerdo acabar saltando en el sofá contagiada por la ilusión, ganas, empatía y química de los cuatro coaches, este año no. Si Bisbal, Rosario, Malú y Orozco no funcionan, el programa no lidera. Son los protagonistas y al igual que eso se traduce en llenar estadios y ver catapultadas sus ventas, también lo hace en responsabilidad.

La Voz no es Operación Triunfo, ni Tú sí que vales ni Factor X. El formato podrá gustar más o menos, es discutible, pero en este talent los coaches tienen que arropar y proteger a sus pupilos. Son sus niños, lo hagan bien o mal. Un calor de ‘padrazos’ y ‘madrazas’ que este año no se transmite y no termino de entender la razón.

Si me leéis habitualmente sabréis que llevo defendiendo el potencial televisivo de Malú desde que se anunció su fichaje y sigo creyendo que (si quiere) puede ser la mejor coach de este programa. Sin embargo, tras momentos que presencié ayer me pregunto:

¿Dónde está la Malú que se levantó de su silla para soltar un discurso propio de 'Brave Heart' en pleno Ruimanazo? ¿Dónde está la Malú que no podía contener las lágrimas al decidir y despedirse de uno de sus talents? ¿Dónde está la Malú que rellenaba un hueco en la escaleta arrancándose por bulerías y regalándonos uno de los ‘momentazos’ de la edición?

Ojalá esté equivocadísima hoy y me calle la boca, significará que estoy equivocada con ella un día y no dos años profesionalmente y muchos más personales. Repito, Ojalá.

El ropero VIP en carpas de verbena

Dramas a parte, que me he puesto demasiado seria, vamos a lo divertido.

Este año ir a La Voz se parece más que nunca a acudir a un concierto. Tras presentar mi entrada y DNI accedí a las instalaciones de Villaviciosa de Odón, bolso en mano, dispuesta a ocupar mi localidad. ¡Stop!.

Tras un registro tuve que dejar mi abrigo (con la consecuente congelación posterior) y bolso en una carpa antes de entrar a la ‘sala’. Curioso y divertido ver como una veintena de personas se agolpaban alrededor de una estufa para calentarse. Ni Bisbal tuvo tanto reclamo.

El cue en Word y la llamada de alerta de Bisbal

En televisión no lo veis, pero justo debajo de las cámaras principales del plató hay un plasma a modo de cue que, curiosamente, el único que no utiliza es Jesús Vázquez. El presentador demuestra día a día por qué lleva tantos años en la TV sabiéndose 'al dedillo' el guión. Eso sí, orientado a través del ‘pinga’ por su directora Marisol Navarro.

¿Quién lo utiliza? Los coaches y los artistas invitados a modo de karaoke. Antes de comenzar la actuación de David Bisbal con sus talents, el coach se dio cuenta de que la pantalla estaba apagada. ‘¡Niño!’, gritó efusivo avisando a los técnicos que rápidamente conectaron la pantalla para que éstos pudieran cantar la letra.

En la actuación de Antonio Orozco el Power point debió fallar y vimos proyectado en esta pantalla una hoja de Word (con sus negritas, destacados y coloreados incluidos) que informaba de la letra.

La protección a David Bisbal ante la nada

Otro momento divertido. David Bisbal (las cosas como son, tiene una sonrisa para todo el mundo) abandonó el plató durante unos instantes. Tras bajar, rápidamente dos miembros de seguridad acudieron a “escoltarle”. Lo pongo entre comillas porque en esta ocasión, la astronómica cifra de 0 personas se había acercado. Ellos mismos se rieron ante la absurdez del momento.

La implicación de sus responsables en el programa

Ir a los platós me permite disfrutar de la televisión a nivel personal pero también enriquecerme a nivel profesional comprobando cómo trabajan los equipos.

En La Voz, sus máximos responsables se implican. Ver como sus productoras ejecutivas se mueven de control a plató y de plató a control en varias ocasiones durante la gala me hace valorar más un espacio televisivo. Quieren que funcione, lo harán mejor o peor, pero no esperan desde su sillón de piel el dato de audiencia sino que pelean por él.

Así sonó 'La Voz' en plató

Ayer Mandy Santos hizo la peor actuación de la noche. En mi opinión, Malú acertó de pleno con el 20% otorgado (no comparto el poco calor y la reprimenda, pero sí su buenísimo criterio como juez).

A su favor, diré que al menos desde mi posición, no se escuchó apenas la actuación. Tampoco pude disfrutar del tema de Manuel Carrasco junto a coaches y talents. En las dos primeras actuaciones falló el sonido en plató y según me cuentan mis compañeros... en televisión tampoco fue algo admirable.

A partir de la actuación de Silverio el volumen aumentó (o se arregló el micro) y sí sonó como un verdadero concierto.

¡Silverio, te queremos!

Silverio se ganó anoche a la audiencia de Telecinco. Lo que no sabreis es que el talent de Malú ya cuenta con su propio club de fans que le esperaban a la salida. Un grupo de 10-15 personas, con sudaderas y camisetas personalizadas, esperaban en la puerta ansiosas por ver al talent.

Locura cuando apareció uno de los vencedores de la noche que no dudó en hacerse fotos con sus (amigos) fans y regalarnos un romántico momento con su pareja.

¡Qué vuelva 'La Voz'!

En definitiva... Pongamos más calor y cercanía a La Voz y quizá así, la audiencia volverá a empatizar con el talent más visto de la última década.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba