Entrevista Ximo Rovira: "Ahora me encuentro más maduro profesionalmente"

"Me sorprendió que Antena 3 se fijara en mí", dice el presentador de "Unan1mous"

Después de sus últimos trabajos en Canal 9, le teníamos perdida la pista…

La verdad es que tenía muchas ganas de volver. Tras mi última experiencia con “Scanner” la temporada pasada, ahora me ha llegado esta propuesta tan interesante. Además, lo hace en un momento personal y profesional muy bueno y con la cadena me he entendido muy bien y muy rápido.

¿A qué se refiere con buen momento personal y profesional?

Pues que tengo a los niños más criados y eso se me permite poder cambiar de residencia de Valencia a Madrid, una decisión que para mí es muy importante. En cuanto a lo profesional, después de “Tómbola” he tenido la oportunidad de conocer la televisión más por dentro, es decir, las áreas de producción, redacción... Me encuentro más hecho y más maduro profesionalmente, más preparado en definitiva para afrontar un reto de estas características.

Entonces, ¿cambia Valencia por Madrid?

De momento no. “Unan1mous” es un programa semanal que me permite ir y venir. Mi idea no es dejar por ahora Valencia aunque ahora se abre un camino que no sé exactamente a dónde me va a llevar, así que tampoco descarto cambiar de residencia.

¿Qué le atrajo de este proyecto?

Que es muy especial, interesante, novedoso y contemporáneo. Además, trabajar con Globomedia, una productora tan solvente, profesional y con su trayectoria… todo esto suponen unas condiciones muy especiales para mí.

¿Le sorprendió que Antena 3 se fijara en usted?

Sí. La verdad que es cuando me llamó la cadena a casa me sorprendió muy gratamente.

¿Su contrato con Antena 3 es de larga duración o sólo para “Unan1mous?

En principio, sólo para presentar este programa.

Éste es su segundo trabajo a nivel nacional, ¿por qué ha tardado tanto en llegar?

Así es. Hace muchos años colaboré con Antena 3, allá por el 94, en un programa de vídeos. Durante la etapa de “Tómbola”, recibí varias propuestas de cadenas nacionales pero en aquellos momentos Canal 9 me ofrecía estabilidad y, eso, los presentadores lo valoramos mucho.

¿Le ofrecieron alguna vez presentar un programa como Tómbola a nivel nacional?

No, las propuestas que me llegaron eran para presentar otros géneros.

Si la cadena decide desahogar un poco a Jaime Cantizano y le otorga la conducción de “Dónde estás, corazón”, ¿aceptaría?

Jaime es un excepcional comunicador y hace el programa de una manera muy personal. Creo que no es sustituible… De todas formas, ahora sólo pienso en “Unan1mous” y no sé que puede pasar en un futuro.

En el debate de “Unan1mous”, ¿sus colaboradores son tan guerreros como lo era Mariñas en “Tómbola”?

Bueno, con Mariñas conviví tantos años que le considero casi como mi hermano. La verdad es que lo acontece en la mesa de debate tiene bastante intensidad, como la hubo en “Tómbola”.

Le he oído decir en varias ocasiones que en TV no hay géneros condenables, ¿eso va por los críticos?

No, lo que pasa es que no entiendo porque hay gente que condena ciertos géneros en televisión. El reality es puro entretenimiento, además de un formato muy contemporáneo que tiene mucho retorno para con el espectador.

¿Cómo ha visto la evolución de los programas de corazón desde el pionero “Tómbola” hasta los actuales “DEC” o “Dolce Vita?

Hace ya diez años de aquel primer “Tómbola” y todo evoluciona, aunque sí es cierto que aquel programa creó escuela en una forma de abordar las tertulias de crónica social. Era una televisión muy viva, muy directa y para el espectador era toda una sorpresa. El género es el mismo y la esencia de aquel “Tómbola” no ha variado, lo que pasa es que la actualidad es muy cambiante y los periodistas son ahora todavía más las estrellas de estos programas. Junto a todo esto, los polígrafos se han incorporado últimamente con fuerza al género… creo que por ahí parece que la cosa está evolucionando.

¿Qué significó "Tómbola" para usted?

 Marcó un antes y un después en mi vida profesional. Fueron muchas horas de televisión en directo en las que tenía que gestionar multitud de conflictos inesperados. Eso me dio mucha experiencia para capear la tormenta, como los son para un piloto las horas de vuelo. Con “Tómbola” aprendía a amar mi profesión. Tómbola hizo historia, fue seminal, pionero, una referencia… La verdad es que podía haber seguido muchos años más y tal vez murió porque no estaba en la cadena adecuada.

¿Le molestaba la cantidad de críticas que recibía el programa?

No, simplemente las asumía. Se te hacían las espaldas anchas y la mochila la llenas de lo bueno y de lo malo también. Había que reconocer que era un programa francamente polémico. Tal vez, la clave estaba en que lo emitían televisiones públicas, y entiendo que en sus directrices de contenidos consideraran que algunos no eran aptos.

Mucha polémica pero muchísima audiencia también…

Sí. tenía mucho éxito, captaba muchos espectadores y por ende mucha publicidad. Esto lo convertía en un programa muy rentable para la televisión pública. De acuerdo que éstas tengan que invertir en otras cosas, pero de lo que estoy seguro es que “Tómbola” le costaba muy poco al contribuyente.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba