Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa Zapatero avisa a los medios que la crisis es "material sensible"

El presidente pide que actúen "favoreciendo la transparencia"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy a los medios de comunicación que, ante la crisis económica y financiera, actúen favoreciendo la transparencia pero siendo conscientes de que trabajan "con un material altamente sensible", advirtiendo de que la crisis financiera "nos compromete a todos", informa Europa Press.

Durante su intervención en la clausura de la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) celebrada en Madrid, Zapatero afirmó que la crisis "supone también un desafío profesional para los periodistas, que deben informar garantizando la transparencia y hacerlo a la vez siendo conscientes de que tratan con un material altamente sensible en momentos de inquietud como los que hemos vivido estos últimos días y que pronto esperamos dejar atrás".

Ley que garantice el mayor acceso posible a la información pública

El jefe del Ejecutivo aprovechó su participación para anunciar que el Gobierno promoverá "una nueva ley que garantice el mayor acceso posible a la información pública en España", aunque no facilitó más detalles, y apostó por "profundizar en la naturaleza de servicio público de los medios públicos más que en su naturaleza comercial".

Ante un auditorio de empresarios y profesionales de la comunicación españoles y americanos --al que se sumó el ex presidente mexicano Vicente Fox--, Zapatero se refirió en su intervención a la situación económica, que calificó como "la manifestación de la más aguda crisis financiera internacional que se recuerda y que se venía larvando desde hace un año en el mercado hipotecario norteamericano".

Pide un esfuerzo para "fortalecer la confianza de los ciudadanos"

Por lo que respecta a los gobernantes, aseguró que lo que les corresponde es intentar "de nuevo un esfuerzo de concertación de Gobierno con las fuerzas políticas, sociales y económicas, haciendo un esfuerzo de país". "Ese es el método que el Gobierno quiere llevar a la práctica", afirmó, "para fortalecer la confianza de los ciudadanos y de los inversores y para dar una réplica eficaz al complejo reto que tenemos por delante".

Junto a este llamamiento a partidos y agentes económicos --a la espera de conocerse la fecha de su reunión con el líder de la oposición, Mariano Rajoy--, insistió en que las respuestas a la crisis deben adoptarse "tratando de asegurar la máxima coordinación internacional, concertadamente en la UE y acomodando las medidas a adoptar a las características específicas de cada país".

El presidente del Gobierno quiso rendir homenaje a los ocho periodistas muertos este año en el ejercicio de su profesión y a los 140 encarcelados, cifras que calificó de "ignominiosas", "dramáticas, intolerables e inaceptables" y pidió a la SIP que siga combatiendo todas las "mordazas" a la libertad de prensa, no sólo la violencia física sino también las leyes y las medidas administrativas que la coartan.

Defiende la libertad de expresión y "las críticas, que no son pocas"

Además, defendió la libertad de expresión y de información como baluartes de la democracia y aseguró que para él es un "código personal" el respeto a la libertad de prensa y a la tarea de los medios de comunicación, incluido el aceptar "las críticas, que no son pocas". De hecho, pidió a los medios que sigan ejerciendo su capacidad de crítica, aunque a veces el poder los vea "con preocupación".

Según dijo, en sus cinco años al frente del Gobierno ha constatado que "el poder necesita una crítica constante". "Es una buena manera de limitar el poder, incluso para los que procuramos practicarlo con ciertas limitaciones", afirmó.

El jefe del Ejecutivo quiso destacar que durante los años de Gobierno socialista se ha "robustecido" el pluralismo de los medios de comunicación en España, con la aparición de nuevos medios de comunicación tradicionales y digitales y "más independencia de los medios públicos". De hecho, puso como ejemplo de su independencia que siempre hay algún ministro que se queja de la cobertura que tiene.

No obstante, admitió que "se puede mejorar y hay tareas pendientes", como adaptar el marco regulatorio a la evolución tecnológico de los medios y "profundizar en la naturaleza de servicio público de los medios públicos más que en su naturaleza comercial".

Compromiso con la libertad de expresión en Latinoamérica

Zapatero dedicó también parte de su intervención a las relaciones de España con Iberoamérica y expresó su "compromiso total por ganar la plena libertad de expresión" en todo el mundo y especialmente en Latinoamérica.

Preguntado en el foro por el papel de España en relación con la libertad de prensa en la región, Zapatero replicó que salvo "alguna situación singular" y "coyuntural" --no mencionó en concreto ningún país-- la evolución en la región es positiva, y subrayó que España "contribuye activamente" a la institucionalización democrática en el continente americano.

Eso, afirmó, incluye no sólo elecciones libres, sino también "reglas del juego que hay que respetar" en la representación política, en la libertad de expresión y en el "cuidado especial hacia los grupos empresariales que tienen medios y que va en directa relación con la práctica democrática".

A su juicio, en países que han vivido "procesos de crisis muy profunda" ese proceso lleva tiempo. "Mi visión es que esa evolución ha sido positiva pero la lucha por la libertad de de expresión al igual que por el Estado de Derecho es permanente", añadió.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba