Entrevista "El acierto de Los Serrano es haber conectado con el público masculino"

Daniel Écija analiza con Vertele las claves del éxito de la serie de Telecinco. "Hemos dado con el costumbrismo del siglo XXI". Un concepto en el que también se mueve la nueva serie de Globomedia “Mis adorables vecinos” para A3

Con 41 años, ha participado en la creación de las dos series de mayor éxito en la historia de nuestra televisión: “Médico de familia” y “Los Serrano”. También es responsable de la puesta en marcha de otras producciones de Globomedia -de la que es socio fundador-, como “Más que amigos”, “Periodistas” y “El Grupo”. Actualmente, Daniel Écija es socio consejero del Grupo Arbol y responsable, entre otras áreas, del departamento de ficción de Globomedia.

¿Qué se siente siendo el creador de las dos series de más éxito en la historia de la televisión española?

Hay que alejarse del concepto de autor unitario porque no es real. La paternidad de “Médico de familia” fue compartida. “Los Serrano” es un proyecto más personal y he tenido la fortuna de compartir la creación con Álex Pina, con quien ya había trabajado en “Periodistas”. “Los Serrano” es un trabajo del equipo de “Periodistas”. En cualquier caso, uno siente una gran satisfacción de estar en forma y poder todavía vivir de algo en lo que trabajo vocacionalmente desde hace 22 años.

"El lenguaje de ahora es mucho más desnudo que el de “Médico"

¿Crees que “Médico” funcionaría hoy día?

Cada programa hay que entenderlo en su contexto. “Médico” fue una auténtica revolución en su época, pero han pasado ya 9 años y es complejo hacer una traslación o una comparación. En esta última década han cambiado mucho los gustos. Sobretodo, ha evolucionado el lenguaje que se utiliza en ficción. El de ahora es mucho más desnudo y mucho más duro de lo que podía ser entonces. Estamos en un periodo de más trasgresión.

“Los Serrano” parece asentada en los 7 millones y medio de espectadores y el 40% de share. ¿Ha tocado techo?

Depende de muchos factores, por ejemplo de lo que tenga enfrente en la parrilla. En cualquier caso, estamos muy por encima de las expectativas que teníamos. Para nosotros, “Los Serrano” fue un auténtico reto porque cuando iniciamos la producción, hace justo un año, se acababan de morir varios productos de Globomedia por vejez (“Periodistas”, “CQC”, “Compañeros”...) y nos encontrábamos en un momento muy difícil en el que necesitábamos demostrar que todavía éramos capaces de jugar las ligas mayores y vivir de esto. Porque la televisión no tiene memoria, va todo muy rápido. La ficción es un trabajo mucho más artesanal de lo que muchos pueden pensar, necesita mucho mimo semana a semana.

¿Cuál es la clave del éxito de “Los Serrano”?

La clave es haber conseguido hacer una comedia, que no es poco. También hemos conectado con la familia, con diferentes grupos de edades, algo fundamental para tener audiencia. Pero una de sus innovaciones es haber conectado con el público masculino, que no es excesivamente fiel a la ficción, ya que éste es un género tradicionalmente más femenino. No sólo hemos conectado con la parte más femenina y joven de la casa, sino también con los hombres. “Los Serrano” es más masculina que la mayoría de las series.

¿Tuvo algo que ver la marcha de Belén Rueda en esta evolución?

Todas las series tienen su grado de madurez. El tiempo que Belén no estuvo en la serie, (por el rodaje de una película con Amenabar), nos vimos obligados a desarrollar un mundo más masculino que en la primera etapa. A su regreso hemos vuelto a equilibrar los contenidos, pero ya hemos fidelizado a un grupo masculino que se identifica mucho con la serie, lo cual ha sido un descubrimiento porque no era nuestra intención. De todas formas, con 7 millones de espectadores no se puede decir que “Los Serrano” sea una serie “sólo masculina”, pero sí es cierto que el equilibrio entre los dos sexos es mucho mayor que en otras ficciones. También quiero destacar el excelente trabajo del conjunto de actores.

”Nuestros personajes son gente del siglo XX que trata de sobrevivir en el XXI"

Las familias de Resines y Molero, ¿representan un modelo actual?

Es la historia de dos familias que viven en el barrio de Santa Justa, en un contexto social parecido y, por otro lado, mayoritario. Quizá las chicas, la familia de Belén, es un poco más contemporánea. El conjunto de personajes proponen una serie de contrastes que intentan hablar del afán de superación. “Los Serrano” hablan del paso de un grupo de personas de alrededor de 40 años del siglo XX al XXI. El cambio social en nuestro país ha sido muy duro. Nuestra serie habla de las dos Españas, de la anterior y de la posterior a los años 80. En definitiva: nuestros personajes son gente del siglo XX que trata de sobrevivir en el XXI.

¿Cómo es el trabajo de guión en “Los Serrano”? ¿Es tan laborioso como el de “7 vidas”?

Somos un equipo de 12 guionistas y 3 directores. Álex Pina y yo tomamos todas las decisiones. El trabajo en una serie de 72 minutos no es tan laborioso como el de una sitcom, pero también es complejo. Lo que está claro es que cuando llegas a un 40% de audiencia media es porque detrás hay gente con mucho talento y con una calidad humana y sensibilidad extraordinarias.

”Como productor, no tenga nada que decir sobre la contraprogramación"

¿Cómo ha sentado a la serie el cambio repentino al jueves? ¿Qué opinas de la contraprogramación?

El cambio a jueves está bien. No nos produce satisfacción competir con compañeros que, además, son amigos, pero no tenemos nada que decir de la contraprogramación porque es algo que a los productores no nos compete. Los cambios de parrilla son, desgraciadamente, cada vez más comunes. Nosotros tenemos que hacer el producto lo mejor que podamos, y después, cuando nos programan, encomendarnos a lo que sea. Trabajar con Telecinco a mí, personalmente, me produce una gran satisfacción porque nos permite movernos en un contexto profesional de mucho nivel.

Resulta curioso que Globo haya producido tantas series para las privadas y ninguna para TVE...

Hemos estado a punto en más de una ocasión. Yo guardo grandísimos recuerdos de la época en que trabajé en TVE porque pasé unos años maravillosos. Creo que a medio plazo trabajaremos con la cadena pública.

La ficción arrasa esta temporada. ¿Existe una corriente a favor del género o, simplemente, las series estrenadas este año son mejores que las del pasado?

Después de “Médico de familia”, en los años 97 y 98, hubo un gran cambio hacia las series de contexto profesional, con la irrupción de “Comisario”, “Policías”, etc. Pero a partir del 2003 se ha regresado a un género más familiar, con grandes dosis de comedia, pero sobre todo muy localista, muy costumbrista, con un diálogo muy cercano y un tono de comedia muy evolucionado. Creo que hemos encontrado una clave, que es la del “costumbrismo del siglo XXI”, un concepto en el que también se mueve “Mis adorables vecinos” para Antena 3.

”La comedia local te permite conectar con el público"

En general, parece que los productores habéis dejado de lado el drama y apostáis cada vez más fuerte por la comedia...

Sí, aunque quizá dentro de no mucho tiempo sea el momento de buscar una alternativa. El sector de la comedia ha madurado mucho. También es verdad que la comedia está más al alcance de los presupuestos en los que nos movemos en España, que normalmente no nos permiten hacer grandes series de acción con muchos efectos especiales y localizaciones exteriores. La comedia local te permite conectar con el público. Ocurre igual en el cine (“El otro lado de la cama” o “Días de fútbol”). Nos defendemos de los grandes presupuestos extranjeros contando historias en clave de comedia. Por ejemplo, una serie en la que yo no participo, “Aquí no hay quien viva”, tiene también grandes claves de personajes que son muy reconocibles.

A las series de Globo se les critica a menudo por ser demasiado “políticamente correctas”...

Si la pregunta es si hacemos algún tipo de concesión a la corrección desde una perspectiva conservadora y poco arriesgada, yo digo taxativamente que no. “Periodistas” fue muy valiente y trasgresora, tanto en el formato como en el lenguaje visual. “El Grupo” intentó romper moldes. Fue dura en su planteamiento, desnuda, cruda. Nosotros no buscamos la moraleja, sino que tratamos de seguir una línea de libre pensamiento y de libertad narrativa. Es cierto que “Médico” fue una serie muy familiar, pero creo que ya es hora de que nos quiten la etiqueta. Si repasamos nuestras series –“7 vidas”, “Compañeros” ,”Policías”, “Los Serrano”..- yo creo que somos una productora que tiende a ser muy variada. Nuestro reto es hacer una televisión innovadora, de calidad y de vanguardia.

¿Qué falló en “El Grupo”?

Quizá era demasiado dura para su contexto de la televisión en abierto. Teníamos que haber tenido alguna habilidad para contar lo mismo en clave de comedia. Era un viaje al interior, al mundo de la psicología, que en mi caso es una constante y algo que me inquieta mucho. De hecho tenemos un psicólogo en “Los Serrano”.

”No anunciamos ninguna fuga ni la más mínima intención"

Se rumorea que Fran Perea y Verónica Sánchez podrían dejar la serie..

No es cierto. Por ahora no anunciamos ninguna fuga ni la más mínima intención. Una de las claves del éxito de la serie es el trabajo extraordinario de los actores jóvenes. Es verdad que nuestros actores reciben un montón de ofertas para hacer cine yu otro tipo de cosas, pero es algo normal y que muchas veces les produce grandes tentaciones, pero trabajamos con un grupo muy maduro, y cuando estás en un proyecto tan exitoso como “Los Serrano” hay que pensarse muy mucho el hecho de dejarlo para hacer otras cosas que quizás sean circunstanciales o de menor duración. Todos tenemos que cuidar y mimar “Los Serrano” porque estos éxitos se producen muy de tarde en tarde.

Después de su experiencia con Amenábar, ¿cuáles son los planes de Belén Rueda?

Belén ya ha declarado que quiere seguir con “Los Serrano”, a pesar de que las tentaciones serán muchas a partir de ahora. Adora la televisión, es un medio que respeta muchísimo porque es donde ha desarrollado toda su carrera. Es cierto que su personaje ha tenido menos protagonismo en estos últimos capítulos, pero es normal, porque acaba de regresar y poco a poco irá cogiendo el peso que tenía antes.

”A Los Serrano les queda mucha vida"

¿Cuánta vida le queda a “Los Serrano”?

Yo creo que muchos años. Tiene una larguísima vida. Dependerá más del empeño y la ilusión que tengamos. Lo más importante en estos proyectos es el grado de implicación de todo el equipo. La televisión ha demostrado ser un medio en el que no se puede trabajar sin implicación. Es una lección que aprendimos en “Periodistas”. En el cuarto año de la serie, todavía teníamos ganas de seguir pero tuvimos una gran llamada de atención. De repente bajó la audiencia porque variamos el género. Durante ese trimestre hicimos una serie más profesional, que hablaba menos de las historias personales, y coincidió en la parrilla con un programa que apelaba más a la familia. Además, sufrimos la fuga de un montón de personajes (desde Amparo Larrañaga hasta Elena Ballesteros pasando por José Coronado y María Pujalte). Probablemente empezamos a bajar nuestro grado de implicación, empezando por mí mismo y los espectadores nos pasaron factura. La televisión no vive de inercia y ésa es la lección que aprendimos.

”Los Serrano” se presentó como un término medio entre “South Park” y “Médico”. ¿Hacia dónde va ahora?

Al comienzo nadaba en dos océanos, la comedia y la trama sentimental. Después, a partir del tercer o cuarto capítulo, nos dimos cuenta de que queríamos hacer comedia, más que dramedia. Veníamos de hacer una serie más realista (“Periodistas”) y nos costó bastante hacer la transición hacía algo distinto. Para nosotros también ha sido una fuente de inspiración “Los Simpson”.

¿Nos puedes dar alguna pista de lo que sucederá en los próximos capítulos?

Va a haber una gran sorpresa, un cambio importante en una de las relaciones, que va a pasar en relativo poco tiempo. Habrá algún cameo que otro, pero en lo que se refiere a incorporaciones de actores, no va a haber ninguna inminente. El paso de Elsa Pataky nos ha dejado un sabor de boca excelente. Valoramos mucho su trabajo. Es una profesional extraordinaria.

Sin embargo, su interpretación no ha recibido muy buenas críticas, al menos en Internet...

Hay que tener en cuenta que su personaje (Raquel) irrumpía en una pareja (Fran Perea y Verónica Sánchez), que cuenta con el cariño del público. Hay una gran parte de la audiencia que está deseando que Eva y Marcos inicien una relación, y es normal que el personaje de Elsa Pataky no caiga bien, porque era un obstáculo a esa relación. Es como Falconetti en “Hombre rico, hombre pobre”. Si hubiera habido foros de Internet en esa época, seguro que no habría sido un personaje muy querido. Y sin embargo, era imprescindible para la serie.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba