Entrevista "Un actor tiene que saber descansar de su último personaje"

Luis San Narciso, director de casting de Globomedia desde hace siete años, advierte que "la interpretación es un trabajo muy duro por el que se pelea mucha gente, no es para tomárselo a cachondeo". Estrellas como Paz Vega o Unax Ugalde comenzaron trabajando con él

Luis San Narciso comenzó su carrera como ayudante de dirección de los maestros Adolfo Marsillach y Ángel García Moreno. Tras una larga trayectoria teatral, decidió probar en la televisión seleccionando los personajes de las producciones de ficción. “Soñaba con este trabajo incluso cuando no existía aún en este país. Lo conocía por los directores de casting americanos”, asegura. San Narciso considera que el proceso de elección de los personajes es imprescindible a la hora de contar una historia. Desde hace 7 años, trabaja en Globomedia como director de casting, tarea que también desempeña en producciones cinematográficas como la recién estrenada Torremolinos 73.

¿Cómo empezó todo?

Entré en Globomedia porque coprodujeron una serie para Telemadrid con la productora en la que yo trabajaba, Videomedia. Allí me conocieron y decidieron contratarme. Mi primera producción con Globomedia fue Más que amigos, un proyecto del que estoy muy orgulloso, porque de ahí salieron actores como Alberto San Juan, Paz Vega, Jorge Bosch...

Ya llevo siete años aquí y estoy muy contento, porque trabajo con mucha libertad y, además, en mi tiempo libre, puedo hacer trabajos para cine.

¿En qué consiste su trabajo?

Mi trabajo consiste en seleccionar a los actores que van a dar vida a los personajes. Como director de casting, intento dar lo mejor al mejor precio para la productora. Eso sí, siempre sorprendiendo e innovando, para no aburrir al público.

¿Es muy exigente en una prueba de selección?

Soy todo lo exigente que puedo, porque siempre intento buscar lo mejor. Considero que soy una persona con buen carácter, así que intento que la gente que trabaja conmigo se sienta bien. Yo admiro muchísimo a los actores. De hecho, una vez intenté ser actor y no lo conseguí. Creo que hay que tener unas condiciones muy concretas y una forma de ser muy valiente.

¿Hay algún actor o actriz del que te sientas especialmente orgulloso, porque empezaron trabajando contigo y ahora son estrellas?

Tengo una relación muy estrecha con Paz Vega. Además, ella siempre comenta que se formó conmigo. De los más jóvenes, Alejo Sauras ha tenido una evolución estupenda en los últimos años, Antonio Hortelano hizo un excelente trabajo en Compañeros y Unax Ugalde me encanta.

¿Qué cree que busca la gente cuando se presenta a un casting?

Hay para todo. A mí me interesan los que buscan ser actor o actriz como algo serio, como una vocación, no como una vía para ser famoso y trabajar menos. Actuar es un trabajo muy duro por el que pelea mucha gente, no es para tomárselo a cachondeo.

¿Hay algún casting que le haya resultado especialmente difícil?

Todos son difíciles y en todos surgen dudas. Aunque yo siempre digo “nunca pasa nada”, porque siempre aparece el actor o la actriz adecuados. El casting de Los lunes al sol fue muy elaborado, porque tuvimos mucho tiempo para hacerlo y además lo hicimos con mucho cariño. Eso sí, a veces las cadenas meten prisas y no hay tanto tiempo, pero siempre encontramos a los indicados. Ojalá haya muchas producciones y, así, haya más trabajo para los actores.

7 vidas es una serie que cuenta con el beneplácito de la audiencia y la crítica. Además de un guión muy elaborado, ¿no cree que la clave de su éxito reside en el excelente reparto?

La clave está en el guión y en el casting. Yo estoy orgullosísimo de 7 vidas, pues los actores más brillantes de cine de este año han sido Javier Cámara y Paz Vega. Esto por no hablar de Amparo Baró, Blanca Portillo, Santi Millán... De 7 vidas podría estar hablando horas y horas, pues me encanta como espectador y como director de casting.

En Globomedia son frecuentes los cambios de actores de una producción a otra. Es el caso de Isabel Aboy (de Médico de familia a Periodistas), Eva Santolaria (de Compañeros a Siete vidas) y Belén Rueda (de Periodistas a Los Serrano), entre otros. ¿Es usted partidario de esto?

Hay gente con la que te identificas mucho, trabajas muy bien y, claro, te apetece repetir. Sin embargo, creo que siempre debe haber una distancia y que un actor que se acaba de quitar el uniforme de policía no debería disfrazarse de médico a la semana siguiente, sobre todo cuando llevas tres años con un personaje conocido. Con María Pujalte (Mamen en Periodistas), por ejemplo, me pasaría una vida trabajando porque me parece que puede hacer cosas maravillosas, pero un actor tiene que saber descansar de su imagen. No hay nada peor que aburrir al espectador.

Eva Santolaria (Valle en Compañeros) pasó un año sin hacer televisión hasta que se incorporó a 7 vidas. Alicia Borrachero (Ana Ruiz en Periodistas) ha estado una temporada haciendo teatro y ahora ha rodado una tv-movie que ha dirigido Silvia Munt y ha colaborado en Un lugar en el mundo. Me parece una chica inteligente que, antes de afrontar otro proyecto, dejará que pase un tiempo.

Ya hemos visto como las series de Globomedia reflejaban la vida en un colegio, un bufete de abogados, un hospital, una escuela de danza, un periódico, una comisaría… ¿Para cuándo una serie que refleje el mundo de la televisión?

Es probable que para dentro de muy poco. Hay una idea parecida en proyecto.

¿Qué opinión te merecen los castings de programas como Gran Hermano o X ti, en los que los aspirantes están dispuestos a hacer de todo en las pruebas?

Nunca he hecho un casting de esos porque no sé hacerlo. Es un tipo de programa que, personalmente, no me gusta, pero si hay gente que lo quiera hacer, estupendo.

¿Qué casting no dirigiría nunca usted?

El de Hotel Glamour. Lo primero porque no sé. Creo que el presentador, Jesús Vázquez, es estupendo, pero no conozco a los personajes que intervienen en el programa, así que no podría hacer una selección de ellos.

¿Hay algún actor o actriz al que no necesite hacer una prueba para ofrecerle un papel?

María Pujalte me apasiona, y también Cristina Marcos, que creo que no está lo suficientemente valorada actualmente.

En Los Serrano tienen especial presencia los niños. ¿Cómo se selecciona a estos pequeños protagonistas?

Viendo muchísimos, miles. No paré de ver niños en mucho tiempo. Mi equipo y yo nos tiramos meses con este casting. Es cuestión de trabajo, no hay otro secreto.

Por último, hábleme de su trabajo en Torremolinos 73

El director (Pablo Berger) venía de EEUU y me llamó a casa un día, diciéndome que no tenía productora ni dinero, pero quería trabajar conmigo. Tenía un buen guión, que me pareció muy interesante desde el primer momento.

Para Torremolinos 73, Javier Cámara se lo pensó bastante antes de aceptar el papel. Siempre lo hace y creo que, en esta ocasión, contó mucho el hecho de que Candela Peña interpretara al personaje femenino y yo fuera el director de casting. Me lo he pasado muy bien trabajando en esta película.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba